Rosa María Mateo será la nueva administradora única de RTVE



Rosa Maria Mateo

La veterana y prestigiosa periodista Rosa María Mateo, de 76 años, ha sido propuesta por el Gobierno para ser la administradora única de RTVE hasta que se proceda al nombramiento por concurso de un nuevo consejo de administración, según ha podido saber este diario de fuentes gubernamentales. El Ejecutivo de Pedro Sánchez añade que la designación de Mateo ha sido «negociada y pactada» con los mismos grupos que apoyaron el decreto, extremo que el PSOE ratifica.

Esta propuesta cuenta así el apoyo del PSOE, de Unidos Podemos y del PNV y se llevará a una votación en el Congreso la próxima semana. Pero el nombramiento de Mateo no saldrá adelante, ya que no reunirá el apoyo de los dos tercios de la cámara. En una segunda votación, 48 horas después de la primera, solo se requerirá el apoyo de la mayoría simple.

Rosa María Mateo, nacida en Burgos en 1942, lo ha sido todo en las pantallas de la televisión española, especialmente en las de la pública, y su trayectoria es intachable. Inició su carrera periodística en 1963 como locutora de RNE, desde donde saltó en 1966 a los servicios informativos de Televisión Española. En sus primeros años en el ente público, estuvo en La 2, entonces llamada UHF, en programas como La segunda cadena informa. A principios de la década de los setenta pasa a La 1, donde como primer destino tuvo el informativo Buenas tardes. En 1972 presentó el festival de la OTI. Mateo se incorporó después a Informe Semanal, donde permaneció hasta 1980.

También presentó el Telediario hasta 1993, cuando pasó a la televisión privada al ser fichada por Antena 3 para conducir las noticias de fin de semana. Permaneció en esta cadena hasta 2003. Su rostro está fijado en la memoria de todos los españoles, ya que en la manifestación tras el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 fue la encargada de leer el comunicado por consenso de todos los partidos políticos.
Las ausencias de dos diputados y los errores de otros dos en la votación del pasado lunes condujeron a la última opción que contemplaba el decreto del Gobierno, que es la elección de un administrador único. La contrariedad del Gobierno por haber tenido que llegar a este extremo es absoluta, en medio de las críticas del PP y de Ciudadanos. Tomás Fernando Flores, la última propuesta del Gobierno antes de hoy, se retiró ayer miércoles tras el fiasco de la votación y el Ejecutivo buscaba a un gestor provisional de la propia casa, que parece haber encontrado en Mateo.
No era un trabajo sencillo y varios sondeos a periodistas de RTVE para que ocupen este puesto provisional se han saldado con negativas. Tiene pocos alicientes hacerse cargo de la corporación durante unos meses después de tantas idas y venidas, con tres candidatos propuestos —Flores, Andrés Gil y Arsenio Escolar—. Las fuentes consultadas reconocen que aceptar dicho puesto supone cierto sacrificio, tiene la oposición del PP y Ciudadanos, y no existe la menor garantía de que quien lo ocupe pueda después ser elegido en el concurso que se pondrá en marcha para la elección definitiva. Además, el debía tener el reconocimiento general de los empleados de la corporación.

52950