El pleno municipal aprueba el fin de Onda Jaén



Onda Jaén

El gobierno local del Ayuntamiento de Jaén, formado por PSOE y Ciudadanos, ha aprobado la supresión de Onda Jaén como servicio público, lo que conllevará la presentación de un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) por razones productivas y organizativas. En el marco de este ERE se abrirá un periodo de consulta donde el gobierno local ha reabierto la puerta a la reubicación de los 52 trabajadores que conforman la plantilla.

El concejal de Personal, Carlos Alberca (PSOE) ha defendido en el pleno extraordinario que la prestación de la actividad no es de obligado cumplimiento para el Consistorio, como se remarca en los informes técnicos elaborados desde la Secretaría General con arreglo a la legislación. En todo caso, ha señalado que se trata de una actividad que sí podría prestarse si el Consistorio se encontrara en una situación de equilibrio financiero y presupuestario, ratios que, según Alberca, tampoco se cumplen desde hace años en el Consistorio como avala la documentación elaborada desde la Intervención.

En dicha documentación se destaca que la actividad no cuenta con los suficientes recursos externos siendo los gastos asumidos mayoritariamente por el Ayuntamiento, lo que lo convierten en deficitario desde el punto de vista de su equilibrio financiero con un déficit solo desde 2017 de 6,8 millones de euros.

Alberca ha apuntado también que Onda Jaén supone para las arcas municipales un desembolso anual de 170.000 euros para pagar complementos personales transitorios a trabajadores de Onda Jaén que cobran por realizar funciones sin la titulación correspondiente, una situación que no se va a permitir de cara a su reubicación puesto que sería «un agravio comparativo» con el resto de la plantilla del Ayuntamiento.

Dadas estas circunstancias y los informes técnicos y económicos presentados, se ha optado por la extinción total de la actividad garantizando a los trabajadores durante el tiempo que dure la negociación la continuidad de sus retribuciones.

«Solo hay un motivo para tomar esta decisión. Este Ayuntamiento está para sacarle punta al lápiz y no para la manga ancha», ha dicho Alberca, que ha rechazado que haya motivos políticos que la supresión de Onda Jaén.

Trabajadores de Onda Jaén, que no han podido acceder al salón de plenos por las limitaciones del estado de alarma, se han concentrado frente al Consistorio para mostrar su rechazo al cierre de la radiotelevisión y pedir el restablecimiento del servicio.

Desde el PP, Javier Carazo ha defendido que las decisión de «acabar» con Onda Jaén responde a «razones políticas» y ha lamentado que se pretendan extinguir 52 puestos de trabajo. En relación con la plantilla, ha pedido al gobierno local que retome «de buena fe» las negociaciones con los trabajadores ya que hasta ahora «lo que se está haciendo son imposiciones» al ofrecer a la plantilla «condiciones leoninas y poco beneficiosas».

Desde Adelante Jaén, Javier Ureña ha señalado que el único objetivo es «fulminar un servicio público que no es de su agrado» y ha insistido en la necesidad de «tener voz propia en una ciudad que se extingue». Asimismo, ha lamentado que Cs no se haya pronunciado sobre esta cuestión y «guarde silencio sin dar la cara».

Por parte de Vox, Salud Anguita, ha pedido al gobierno local que «no disfracen los motivos del cierre», al tiempo que ha pedido que «se rectifique y se vuelva a restablecer este servicio». Asimismo, al igual que el resto de grupos de la oposición, ha criticado que se haya tenido que celebrar un pleno extraordinario y urgente para esta cuestión cuando «tranquilamente podría haberse esperado al pleno ordinario de este mes».

Tras el incendio intencionado en las instalaciones de Onda Jaén en agosto del año pasado, la autoridad laboral rechazó primero un ERTE y en enero de este año el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por el Ayuntamiento para Onda Jaén y lo hizo basándose en un informe de la Inspección de Trabajo que descartaba que concurriera la causa de fuerza mayor tal y como se sostenía desde el Consistorio.

Esta decisión fue recurrida a instancia superior y se está a la espera del pronunciamiento. Ahora y de forma paralela, el gobierno local pretende basar el cierre en motivos de tipo organizativo y no por fuerza mayor como se ha hecho con el anterior ERE.

60049