Una pareja de novios se «casa» en… Radio Murcia



Radio Murcia

El programa Hoy por hoy ha vivido este viernes 1 de mayo un momento muy divertido con una ceremonia express entre Lucía y Manuel, una pareja que no podrá contraer matrimonio, como tenía previsto, este sábado 2 de mayo por culpa del coronavirus.

La pandemia de coronavirus ha puesto nuestras vidas patas arriba. Nos ha obligado a cambiar nuestra forma de socializar; de salir a la calle o ir a comprar, entre otros muchos cambios. Posponer o supender eventos es otro de los quebraderos de cabeza que nos ha traído el temido virus. Y hasta incluso, ha cambiado la forma de interactuar con la radio. Más allá de hacerlo vía web, redes sociales o WhatsApp, el coronavirus nos ha devuelto a la radio de toda la vida; la de las felicitaciones en santos o cumpleaños; la de los discos dedicados; la de los mensajes para las abuelas confinadas.

Pero, lo de este viernes en Hoy por hoy no lo habíamos escuchado nunca. Una boda express por la radio entre una pareja que tenía previsto casarse este sábado 2 de mayo y que ante la imposibilidad de poder hacerlo con normalidad pensaron que lo mejor sería posponer la fecha a la espera de tiempos mejores.

La ceremonia la ha oficiado en directo el co-presentador del programa, Paco Sánchez, que ni corto ni perezoso y en menos de 5 minutos ha casado a Lucía y Manuel, que se han dado el ‘sí, quiero’ en antena con unos testigos muy especiales, los oyentes de la SER en la Región de Murcia.

Lucía Espinosa Fernández y Manuel Fructuoso Huertas, son una pareja que llevaba año y medio preparando la boda para este sábado 2 de mayo de 2.020, «y a falta de dos meses la cosa se torció por culpa del coronavirus», nos comentá Lucía a posteriori.

«Como veíamos que no iba nada para adelante, llamamos a los proveedores y cambiamos la fecha al 15 de agosto. Pero, hace dos semanas volvimos hablar con todos los proveedores y decimos dejarla para el 24 de Julio de 2.021. Queremos una boda normal, sin fotos con mascarillas y que todos nuestros amigos y familiares puedan sentirse a gusto, y para ello no nos importa esperar un año», apunta Lucía Hernández, una auxiliar administrativa que ha demostrado junto a su novio Manuel, encargado de un supermercado en Orihuela, que la COVID-19 les ha robado la fecha de su boda pero no el sentido del humor.

59594