Una asociación de guardias civiles denuncia ayudas al valenciano a radios ‘pirata’

Radio pirata

La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana habría subvencionado con 174.300 euros a almenos cinco emisoras sin licencia de radiodifusión en las ondas métricas con modulación de frecuencia (FM), según una denuncia interpuesta el pasado viernes por la Asociación Militar de Guardias Civiles (AMGC) ante la Fiscalía.

Las ayudas económicas para el fomento del valenciano a estas radios pirata pueden ser constitutivas de los presuntos delitos de prevaricación y malversación, detalla la asociación del Instituto Armado. Así solicitan «la práctica urgente de cuantas diligencias se estimen oportunas a fin de averiguar si los hechos expuestos son constitutivos de un ilícito penal».

En el propio artículo 2.1 de las bases reguladoras del procedimiento de subvenciones para el fomento del valenciano en medios de comunicación se especifica textualmente que sólo podrán beneficiarse de las mismas aquellas empresas «que sean titulares de licencia otorgada por la Generalitat para la prestación de servicios de comunicación audiovisual radiofónica o televisiva, o bien sean arrendatarios de una licencia con la correspondiente autorización del Consell».

AMGC insiste en que la administración autonómica, a través de la dirección general de Política Lingüística y Gestión de Multilingüismo, «se habría saltado sus propias normas, prefijadas en las bases de la convocatoria de ayudas para el fomento del uso del valenciano, habiendo asignado a dedo unas jugosas cuantías económicas a algunas radios pirata». Entre las emisoras subvencionadas figuran Amunt Ones, Remember FM, esRadio, Radio CV y la 99.9 de G.M. Publicidad. En el caso de esta última el importe asciende a 59.480 euros.

Por su parte, fuentes de la Conselleria de Educación y Cultura señalaron a Levante-EMV, que es quien publica lainformación, que se han comprobado las bases de las ayudas y dichas radios «cuentan con todos los informes favorables y están vigentes con toda la documentación pertinente», lo que les confiere el carácter de legales.

No obstante, reconocen que en las bases no se especifica si la licencia de emisión es para ondas o por internet, como es el caso de alguna de ellas, que solo estaría capacitada legalmente para su radiodifusión on line.

Según detallaron estas mismas fuentes, cuando llegan las solicitudes para acceder a las subvenciones se remiten todos los expedientes a la secretaría autonómica de Comunicación, dependiente de Presidencia, para dictaminar si reúne las condiciones fijadas.

«Dos de ellas no las reunían y se rechazó su petición», aclararon, aunque en la documentación a la que ha tenido acceso este periódico solo figura una radio a la que se le han denegado las ayudas por no cumplir los requisitos del artículo 2.1.

Concesiones paralizadas

Las empresas beneficiarias de las subvenciones sin licencia de radiodifusión en las ondas alegan que cuentan con toda la documentación en regla y achacan su situación en el espectro radiofónico a la paralización de la concesión de nuevas licencias.

«Nos pidieron la licencia y presentamos la autorización de la Generalitat para emitir por internet. Además tenemos títulos de posesión pacífica de la radiofrecuencia; lo tenemos todo legal», explicó Julio Insa, director de Radio Esport, propiedad de Radio One.

De igual modo, considera que están habilitados para pedir las ayudas porque «nosotros sí que hacemos contenido en valenciano y siempre hemos ido de cara con la solicitud de licencia».

La última ampliación de frecuencias para la gestión indirecta de emisoras de radio en ondas métricas de modulación de frecuencia fue en 1997. Desde entonces las solicitudes de concesión administrativa están paradas. «Es culpa de la administración, en plena era digital no tiene sentido que sigamos dependiendo de Madrid», criticaba Insa sobre el problema de fondo.

51337