Rafael Vargas (ex Ràdio Ciutat de Badalona) recibió la Medalla de Aracena en un acto solemne

Entrega de las Medallas de Aracena

El Día de Aracena se celebró por primera vez en el municipio aracenense para aportar a la tradicional festividad de San Blas, desde hace tres siglos patrón de la localidad, una nueva dimensión que la refuerce en su condición histórica, oficiosa y oficial. Para ello, el Ayuntamiento ha impulsado un acto de carácter institucional, al que dará continuidad anualmente y en el que se reconocerá con las Medallas de la Ciudad de Aracena a personas y entidades que han destacado en cualquiera de los ámbitos de la sociedad aracenense, con una incidencia positiva para el municipio.

El acto, celebrado en el Teatro en el Teatro Sierra de Aracena, contó con la asistencia de muchos ciudadanos de Aracena, los anteriores títulos honoríficos de la ciudad, antiguas Medallas de Oro, ya sustituidas por éstas de la Ciudad en el nuevo Reglamento de Honores del Ayuntamiento, así como amigos, familiares, representantes de Asociaciones locales, director conservador del Parque Natural y el Diputado Territorial, Ezequiel Ruiz, fiel apoyo político de las iniciativas municipales de Aracena. En la presidencia del acto, estuvo presente el equipo de gobierno al completo, el secretario municipal y los dos concejales del Partido Popular. Se ausentaron los concejales de Izquierda Unida y Aracena Puede. El acto estuvo conducido por la periodista Loli Vázquez.

El poeta Rafael Vargas González fue condecorado con esta distinción por su trayectoria poética, su labor de promoción literaria en la localidad y compromiso social y valores humanos. Escritor, poeta y crítico literario, Rafael Vargas es natural de la aldea de Minas de Perrunal (Calañas) y aracenense de adopción. Rafael Vargas presume de reunir siete premios entregados por sus colegas escritores, “premios sinceros” los llama él, del Centro Andaluz de las Letras a toda una vida, de la Asociación de críticos literarios de Andalucía y el Premio Manuel Altolaguirre, que recibió hace un año en el Teatro Sierra de Aracena y que reconoce en especial a todas aquellas personas que luchan por la cultura literaria andaluza.

Además cuenta en su haber con otras distinciones de rigor como la Medalla de Andalucía, el Ateneo de Córdoba, la Fiambrera de Plata o reconocimientos de la asociación Hispano-Americana Prometeo, revista Bahía o fundación José Luis Cano.

Rafael Vargas tuvo que emigrar de joven, por motivos laborales, a Barcelona, donde vivió cuatro décadas, y allí realizó un programa de radio muy afamado donde hizo unas 600 entrevistas a los grandes escritores de nuestro país y en especial a los andaluces. Con Alberti, Gala, Muñoz Molina y Vázquez Montalbán, entre otros muchos, compartió lecturas y experiencias. Tras su jubilación, eligió Aracena para vivir, según afirmó el propio Vargas en el acto, porque vio que podía aportar mucho a la cultura del municipio, y así fue, aportó con creación de la Asociación Literaria Huebra, que editó cientos de libros de escritores serranos dando lugar a una gran colección bibliográfica, con la promoción de actos y encuentros literarios y sobre todo el apoyo a los creadores nóveles de Aracena y la Sierra. Emotivas fueron sus palabras y las de su inseparable compañero de aventuras literarias, el también poeta de Aracena, Mario Rodríguez. Un audiovisual sobre su vida dentro y fuera de Aracena, realizado por la televisión municipal, de la que ha sido gran colaborador, acercó a todos el buen hacer cultural de Vargas.

Dirigió entre 1984 y 1994 el programa semanal «Al encuentro de la poesía» en Ràdio Ciutat de Badalona, cuyas entrevistas se reunen en el libro Entre el sueño y la realidad : conversaciones con poetas andaluces. (Sevilla : Guadalmena, 1992-1994) en cinco volúmenes.

51150