Ràdio Associació de Catalunya entregó sus 17º Premios

Premios de Ràdio Associació de Catalunya 2017

Sin radios locales no habría grandes figuras radiofónicas. Este fue uno de los mensajes más repetidos en la gala de entrega de los premios Ràdio Asociació de Catalunya, que tuvo lugar ayer jueves 4. A lo largo de la noche, tanto el maestro de ceremonias, el humorista Oriol Cruz, como todos los premiados hicieron una defensa constante de las emisoras locales como cantera del medio. Jordi Margarit, presidente de Ràdio Asociació de Catalunya, fue el primero en recordar la importante labor de cohesión que hacen los programas locales. En su discurso de bienvenida se felicitó de la buena salud del espacio comunicativo catalán y quiso poner en valor el trabajo de los profesionales menos visibles del sector de la radio.

En este sentido, el premio al mejor profesional, que recayó en la productora de “El matí de Catalunya Ràdio” Núria Ventura, fue un reconocimiento a aquellas figuras más ignoradas por el gran público pero que son básicas para el funcionamiento de la radio. Ventura dedicó el premio a Pere Tàpias, uno de los iconos de la emisora, que murió el día 22 de abril. A la misma hora que se celebraba la ceremonia, se hacía un acto de despedida en la radio de Vilanova y la Geltrú.

El galardón a mejor programa fue a parar a “Islandia” de RAC 1 por su propuesta de radio intimista. Lo recogió el equipo, liderado por Albert Om. “No hay nada que nos guste más que escuchar y que nos cuenten historias. Queremos hablar más de la realidad que de la actualidad”, explicó Om, director y presentador del programa.

Recibieron las menciones de honor del jurado Jordi Hurtado, Elisenda Roca, la Asociación Catalana de Radio (que este año celebra su 25 aniversario) y Joan Albert Argerich, que fue la primera voz de Ràdio 4.

Radio integradora

La edición de este año incorporaba dos nuevos premios, uno destinado a reconocer la excelencia; y el otro, la función integradora de la radio. En la primera categoría los galardonados fueron Joan Maria Pou y el equipo de “El Barça juga a RAC 1” por los 9 minutos finales de la transmisión que hicieron del partido de Liga de Campeones entre el Barça y el PSG. En su discurso, el locutor hizo una alabanza al trabajo en equipo. En esta categoría también se entregaron dos menciones de calidad: para el especial por el 50 aniversario de la campaña Cap nen sense joguina, de Radio Barcelona, y el proyecto Govorit Radio Svoboda, con el que Ràdio Capital de Pals recuperó la memoria de Radio Liberty.

Una de las estrellas de la noche fue Pere Ribes, el niño invidente que con sólo 11 años se ha convertido en una pieza imprescindible de las transmisiones de los partidos de fútbol de la Unión Esportiva Olot en Ràdio Olot. Ribes, que recibió el aplauso más largo de la noche, demostró en directo la soltura que lo ha convertido en un activo del futuro de la radio, tal como afirmó David Planella, responsable de las transmisiones de fútbol del emisora olotina. Ribes se dirigió a él: “Agradezco el esfuerzo que ha hecho para incorporarme al programa”, y tuvo un recuerdo para sus profesores y sus compañeros de clase. “La gente ve las discapacidades pero no ve las capacidades, pero mis compañeros de clase sí las vieron”, afirmó.

También recibió una mención por su trabajo de integración “7 de Radio“, de Ràdio Banyoles. Desde el escenario, los responsables del espacio lo aprovecharon para pedir la creación de una emisora para las personas con discapacidad.

Ràdio Olot fue premiada por partida doble, ya que también se impuso en la categoría de mejor programa de radio local gracias a las transmisiones de las competiciones del Club de Patinaje Artístico Olot. Del programa se destacó la “brillantez” de transmitir por la radio un deporte difícil de visualizar. En su discurso deagradecimiento a los responsables del programa recordaron el importante papel que juega en su trabajo la ilusión. “Ante las dificultades que nos encontramos en radio local, la ilusión nos empuja a salir adelante”, aseguraron. También recibieron menciones de calidad “La República Santboiana“, de Radio Sant Boi, y “Badalona mati“, de Ràdio Ciutat de Badalona.

En el apartado de innovación, Carlos Ripollés recogió el premio por el programa “Els Viatges de Carlos Ripollés“, del que se destacó su formato transmedia, que incluye podcast, radio y redes sociales. Su responsable afirmó que su intención es ofrecer un recorrido cultural con las orejas bien abiertas a todas las novedades.

Mariola Dinarès, que recogió la mención de calidad para “Popap” de Catalunya Ràdio, también recordó a Pere Tàpias, de quien alabó su capacidad para escuchar y hablar con los oyentes. “Él nunca se ponía por encima del oyente”, aseguró.

Finalmente, TV3 recogió el galardón 1924, de ámbito audiovisual, gracias a su programación especial con motivo de la campaña “Casa nostra, casa vostra”.

48565