Ràdio Sabadell, en pie de guerra

Ràdio Sabadell diu prou

El Día Mundial de la Radio ha tenido este lunes un sabor agridulce en Sabadell. Los trabajadores de la emisora municipal, Radio Sabadell 94.6, han expuesto en una rueda de prensa las acusaciones de “injerencia política”, “precariedad” y “revanchismo” que desde hace dos meses denuncian a través de Ràdio Sabadell Diu Prou.
Esta plataforma agrupa más del 70% de una plantilla formada por 19 personas: sólo se mantienen al margen la directora, la jefe de operaciones, la responsable comercial, jefe de administración y otra empleada de este departamento. En el acto, los trabajadores han presentado un manifiesto “a favor de una Radio Sabadell pública, libre, plural y rigurosa” y han invitado ciudadanos y entidades a adherirse.

Las acusaciones de la plantilla van dirigidas especialmente contra el concejal de Tecnologías de la Información y la Comunicación, Miquel Soler, del que depende orgánicamente Comunicaciones Audiovisuales de Sabadell, la empresa municipal a la que pertenece la emisora. Según Radio Sabadell Diu Prou, su gestión se ha caracterizado por “visitas constantes” a los despachos de dirección de la emisora, “reuniones de tono amenazante” con representantes de los trabajadores e incluso “la imposición” por parte de la concejalía de la selección musical que emite la radio. Durante el pleno municipal del diciembre -el primero desde la creación de la plataforma-, Soler desafió a los trabajadores a “denunciar al juzgado” las acusaciones contra él.

La plantilla también ve la mano del concejal detrás del episodio más polémico que se ha producido durante las últimas semanas en Radio Sabadell y que “más ha costado digerir” los miembros de la plataforma: el despido, vía burofax, del jefe técnico, Manolo Guerrero, a quien los trabajadores definían en un comunicado como “uno de los puntales” históricos de la radio. La decisión fue ampliamente cuestionada en las redes por profesionales que actualmente o en el pasado han sido vinculados a la emisora, como el presentador de ‘El Suplement’ de Catalunya Ràdio, Ricard Ustrell, que en un artículo en Nació Digital hablaba de Guerrero como su “padre” radiofónico.

Según los trabajadores, los motivos oficiales para el despido de Guerrero -que dirigía el departamento técnico de la emisora desde que se puso en marcha, en 2001- son que su puesto de trabajo había quedado “vacío de contenido “y que no estaba capacitado para desarrollar esta tarea en un contexto de digitalización -aunque” hace un par de años “se hizo cargo de” digitalizar los estudios de la emisora”. La plataforma, sin embargo, cree que en realidad detrás del despido se esconde una revancha personal: Miquel Soler es la pareja del antiguo jefe de emisiones de Radio Sabadell, que abandonó la emisora hace ocho años en medio de un enfrentamiento con Guerrero.

A todo ello se añaden quejas por la precariedad de las condiciones laborales, con “sueldos mileuristas” y “jornadas claramente superiores a las ocho horas al día”.

Amenaza de cierre

En la última reunión del consejo de administración de la emisora se advirtió a los trabajadores “que la cosa va muy mal y que hay números que habilitarían el cierre de la radio”. “¿Esto puede llegar a pasar? Esperamos que no”, dice el portavoz de Radio Sabadell Diu Prou y presentador del programa ‘Desperta Sabadell’, Franc Lluis, que critica también que los nuevos responsables de la emisora no les hayan explicado cuál es su proyecto para la radio.

En todo caso, la plataforma denuncia que horas después de que se les hiciera esta advertencia se publicó una oferta de trabajo para un nuevo cargo de “coordinador de comunicación digital y nuevas tecnologías”, una plaza que según algunos trabajadores, podría estar hecha a medida para el retorno del ex jefe de emisiones.

Desde el estallido de la polémica, el gobierno municipal mantiene el silencio y este lunes, tampoco ha querido hacer declaraciones. De los cuatro partidos que forman el equipo de gobierno -que suma los 14 concejales imprescindibles para tener mayoría en plena, sólo la Crida para Sabadell se ha referido al caso: en diciembre emitió un comunicado en el que mostraba “preocupación” por la situación de la emisora y se comprometía a “analizar la situación a fondo”.

Cambios en la cúpula

Radio Sabadell empezó a emitir el 1 de octubre de 2001 -bajo el mandato del alcalde socialista Manuel Bustos-, seis años después del cierre de la primera emisora, EAJ-20, que había nacido en 1933. Durante la época Bustos -finalizada abruptamente en diciembre de 2012, a raíz del estallido del caso Mercurio- la emisora fue acusada a menudo de progubernamental. Tras las elecciones municipales de 2015 se formó en Sabadell un gobierno cuatripartito con ERC -formación a la que pertenece el alcalde, Julio Fernández-, la Llamada (CUP y movimientos locales), Unidad para el Cambio (coalición formada principalmente por ICV EUiA) y Ganamos Sabadell (escisión de EUiA). Soler es uno de los dos concejales de esta última formación, la más pequeña de las cuatro.

Hace un año, los partidos del gobierno y CiU escogieron a Montse Pérez Creus como directora de la radio y cerraron así un impasse de dos años y medio sin director por la imposibilidad del pleno de encontrar un nombre de consenso.

La nueva dirección cambió radicalmente la programación de la radio: despidió a los presentadores de los dos principales programas, prescindió de buena parte de los colaboradores -algunos, históricos- y confeccionó una parrilla eminentemente musical. Mientras tanto, la emisora incorporó una jefe de operaciones -un cargo de nueva creación- y una responsable comercial, dos fichajes que han sido cuestionados por la plantilla. Según el presupuesto municipal, Radio Sabadell recibirá este año 655.000 euros de aportación pública -la misma cifra que en 2016- y obtendrá 146.000 por publicidad. Esta partida ha crecido en 45.000 euros desde el año pasado, aunque, según los trabajadores, la misma dirección admite que los ingresos por esta vía están cayendo.

47690