Radio Patio Cuarentena: la emisora vecinal que ha enganchado a todo un pueblo



Radio Patio Cuarentena

Laura Queijeiro es una más de las periodistas que se han fijado en esta iniciativa, esta vez para niusdiario.es:
En los últimos días en Sada, un pueblo de A Coruña, andan revolucionados. Están enganchados como nunca a la radio. A una emisora amateur creada durante el confinamiento para amenizar las tardes de encierro de sus vecinos. Todos los días, puntualmente a las seis de la tarde, cientos de hogares del municipio se conectan a Internet para escucharlo. Para oír al vecino del piso de arriba, al de la calle de enfrente o al compañero del instituto. Y no se habla de otra cosa. Es Radio Patio Cuarentena.

El alma mater de esta iniciativa es Antonio. Durante 24 años trabajó como locutor, un oficio que dejó hace tiempo. Ahora regenta un restaurante, pero con el cierre por la cuarentena le entró de nuevo el ‘gusanillo’. ¿Por qué no crear una emisora que sirviese de desconexión y de entretenimiento a sus vecinos?, pensó. Y fue dicho y hecho. Una agrupación vecinal le proporcionó la colaboración humana que necesitaba. “Técnicamente solo me hace falta un ordenador, una mesa de mezclas, un micrófono y dos teléfonos”, cuenta a NIUS Antonio Fariña. Lleva desde hace dos semanas dirigiendo un programa de cinco horas en directo desde una habitación de su casa.

Allí ha montado su particular estudio. Con la colaboración de Alberto, Chano, Blanca o Roi ha conseguido llenar de contenidos la escaleta. No es que los colaboradores se dediquen a la comunicación, ni al mundo del espectáculo. “Uno es profesor, otro guarda jurado, otra administrativa”, nos puntualiza Antonio. Son vecinos que han decidido colaborar con secciones que van desde un consultorio del tarot hasta una sección humorística.

Más de 800 conexiones diarias y 14.000 reacciones en Facebook
La conexión desde la calle Compostela hasta la Avenida de A Mariña está dando más juego del que se pensaba. “Los vecinos nos mandan mensajes de voz a través de WhatsApp. A veces porque quieren enviar un saludo a un amigo del instituto o del equipo de fútbol o porque quieren dedicar una canción. También nos piden que avisemos a los vecinos de una calle concreta para cantar un cumpleaños feliz. El programa es pura improvisación”, asegura Fariña.

El resultado está siendo un éxito. En apenas dos semanas de emisiones han conseguido un índice de penetración abrumador: más de 800 conexiones diarias y 14.000 reacciones en Facebook. Eso, en un pueblo de poco más de 14.000 habitantes, es mucho. “Hemos incluso traspasado fronteras”, cuenta orgulloso este locutor. Porque las voces de los vecinos de Sada se escuchan cada día en otros ocho países. Fundamentalmente, los oyentes son de EEUU, Francia y Alemania.

Desde una pedida de mano hasta testimonios desgarradores
Aunque llevan solo unos días en marcha, ya tienen anécdotas para escribir un libro. La más emocionante fue la pedida de mano en directo que una vecina, Tania, hizo al padre de su hijo. “Estaba hasta nervioso cuando leí lo que nos pedía. Lanzamos su mensaje y al minuto nos llegó un mensaje de audio de los dos en el que nos decían que sí, que se casaban”, relata Fariña.

Pero esta radio vecinal también está sirviendo como desahogo para muchos vecinos que sienten la soledad y que están pasando por momentos difíciles. “El testimonio más desgarrador fue el de una vecina que tenía familiares en Madrid muy afectados por el coronavirus. Nos decía que se pasaba el día llorando, hasta que comenzaba nuestro programa, que ahí era cuando empezaba el momento de reír”, asegura.

Y atención a lo que está por venir, avisan desde Radio Patio Cuarentena: los oyentes se están movilizando para celebrar este fin de semana una gran sesión vermú desde las ventanas. “Creamos esto para que la gente se sintiese querida, para que se riese”, dice Antonio. Parece que lo están consiguiendo.

59136