RAC 1: Colaboradores de “Versió Original” juegan peligrosamente con el lenguaje al referirse a policías y guardias civiles

Toni Clapés

En “Versió Original” de RAC 1, la radio del Grupo Godó, editor de La Vanguardia, se insulta a los agentes de la Policía Nacional y Guardia Civil desplegados en Catalunya por el reférendum ilegal del 1-O, según información publicada en intereconomia.com.

El espacio tiene una sección titulada “el amigo del oyente” y el programa no puso ningún reparo en hacer escarnio a los agentes desplegados, cuyos hijos están sufriendo acoso en los colegios. El colaborador del espacio realiza una breve introducción a los comentarios despectivos de los oyentes: “Sobre el tema del barco del Piolín”, el ferry en el que están alojados en condiciones pésimas los agentes de la Policía Nacional.

Los locutores denunciaron que el barco estaba “hecho una mierda y lleno de ratas“, tal y como habían asegurado algunos agentes de la Policía Nacional, cuyas condiciones no son las más óptimas para desempeñar su labor, más cuando la presión aumenta debido a los insultos que reciben en la calle cuando van uniformados. Este fin de semana, por ejemplo, se ha detenido a dos individuos por atacar a un miembro de la Policía Nacional ante la Delegación del Gobierno en Catalunya.

Los colaboradores y el conductor, antes de introducir las opiniones de los oyentes, iniciaron un debate sobre la presencia de “ratas” en barcos. En esa conversación se llegó a decir: “Dios las cría y ellas se juntan”. Pese a no tener cierto sentido en ese momento, uno de los presentes en el estudio saca de dudas: “Las primeras 10.000 ratas las han traído de Madrid”. Es precisamente ese 10.000 el número de agentes desplegados en Catalunya para restaurar la legalidad y la Constitución.

Otros colaboradores tratan sin éxito desautorizar el comentario, pero el daño estaba hecho. “No le riáis esto”. “El programa no se hace responsable de las opiniones de los colaboradores”, dicen para evitar tener responsabilidad en posibles acciones judiciales. No obstante, se sigue con los insultos sobre los 10.000 policías y guardias civiles: “Después estarán fuera esperando, ya verás”.

50018