Podemos insta a Junta a «retirar» el Contrato – Programa de la RTVA aprobado sin haberse «negociado» la carta de servicios

RTVA

Podemos Andalucía insta al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía a «retirar» el Contrato-Programa de la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) aprobado el pasado 27 de diciembre sin que, según Podemos, previamente los grupos parlamentarios de la Cámara autonómica hayan podido «negociar» la Carta del Servicio Público de dicha plataforma de comunicación, que es de la que «debe emanar» el citado Contrato-Programa.

Así lo ha indicado este viernes en rueda de prensa en el Parlamento el diputado autonómico de Podemos Andalucía Jesús Romero, quien ha aseverado que la Carta del Servicio Público de la RTVA, aprobada a finales de septiembre en Consejo de Gobierno para su envío al Parlamento, «incumple ocho de los 20 puntos» de una moción que la Cámara autonómica aprobó «prácticamente por unanimidad en todos sus puntos en octubre de 2015», y después de que los grupos incluyeran en ella «amplias modificaciones» respecto al texto inicial presentado por Ciudadanos (C’s).

Romero ha indicado que desde la aprobación de dicha moción «debería haberse puesto en marcha una maquinaria que hubiese llevado a un consenso exigido y un acuerdo mayoritario acerca del futuro de la RTVA».
Sin embargo, «nos encontramos con una carta de servicios sin que se haya producido ninguna negociación abierta con los grupos, y se publica el Contrato-Programa sin que ni siquiera se haya puesto una fecha para la discusión» de dicha carta de servicios, según ha insistido en criticar el diputado de Podemos, que aprecia así un «gran déficit democrático» en torno a esta cuestión.
Para Romero, la carta de servicios de la RTVA presentada constituye «ante todo una gran falta de respeto a la ciudadanía andaluza, a la normativa jurídica de la que emana la naturaleza legal de la RTVA, al Parlamento y a los trabajadores»del ente público, y también «a las inquietudes que debe acarrear lo que es el mundo audiovisual en Andalucía».
Así, ha argumentado que la carta de servicios «no trata a los ciudadanos como tales, sino como usuarios y consumidores», de modo que al mismo tiempo imprime «un carácter absolutamente mercantil» a la RTVA, estipulando «determinadas transferencias de dinero público a empresas privadas» y perdiéndose «la naturaleza del
patrimonio audiovisual andaluz, pudiéndose enajenar o externalizar el archivo documental» de la radio y televisión.
Además, «no garantiza la accesibilidad de las minorías sindicales, sociales o étnicas, ni tampoco de personas con discapacidad», según el diputado de Podemos, que ha indicado además que refleja «una perspectiva profundamente estereotipada de lo que es el hecho andaluz», de modo que en la Carta del Servicio Público de la RTVA «no se recoge todo el acervo cultural, patrimonial y geográfico de nuestra comunidad, dejando solamente a los estereotipos más viciados».

De igual modo, Podemos considera que la carta de servicios falta al respeto «a la normativa jurídica porque incumple el Estatuto de Autonomía y la Ley de la RTVA», y «está muy en contra de la función de servicio público» que debe tener la radio televisión andaluza.
Igualmente, es una «falta de respeto al Parlamento», según ha añadido Romero, que en ese punto ha incidido en que en la carta de servicios «ocho de los 20 puntos de la moción» de 2015 «son completamente incumplidos».
Al hilo, el parlamentario ha censurado que «se está permitiendo que esto suceda con un consejo de administración que lleva casi cuatro años sin funcionar» y donde no se refleja «la pluralidad democrática» del Parlamento andaluz actual.

Jesús Romero ha apuntado al presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán (PSOE-A), como «responsable» de «no convocar y corregir ya ese defecto de procedimiento en el consejo de administración de la RTVA, que es un órgano de extracción parlamentaria», según ha remarcado el diputado de Podemos, que ha cuestionado la posibilidad de que el presidente de la Cámara esté incurriendo «en prevaricación», porque «está obligado por ley a poner en marcha los mecanismos adecuados» para la renovación de dicho órgano, y que, tras recordar que Podemos también reclama la renovación del Consejo Audiovisual de Andalucía, no ha descartado que «tengamos que llegar a otros extremos y hasta el Tribunal Constitucional» por estas cuestiones.

Ha añadido que la carta de servicios es «una falta de respeto a los trabajadores de la RTVA y sus representantes porque vulnera sistemáticamente el convenio colectivo» del ente, al no reconocer «los procedimientos de negociación colectiva que estaban establecidos en el mismo ni la casuística anterior y los acuerdos a los que se habían llegado previamente».
Además, tampoco recoge, según ha criticado Romero, «los acuerdos de concertación social, ya que no aparecen, por ejemplo, las cláusulas sociales en contrataciones públicas» recientemente acordadas por la Junta con sindicatos y empresarios.
Podemos entiende que la Carta del Servicio Público y el Contrato-Programa de la RTVA «solamente responden a los intereses de unos pocos, de las grandes plataformas de comunicación, y responderá a los intereses de esas grandes productoras a las que sin ningún tipo de control social se subcontratan las diferentes partes de la programación» de la radio y televisión andaluza, unos contenidos con los que Podemos además es «sumamente crítico» al considerar que la programación que se emite es «muy mejorable».
Así las cosas, Podemos Andalucía exige que «el próximo Consejo de Gobierno retire el Contrato-Programa e inmediatamente se produzca la apertura de negociaciones entre los diferentes grupos parlamentarios» para presentar «una carta de servicios con el máximo consenso y el mayor acuerdo posible, que corrija las grandísimas
deficiencias» plasmadas en la aprobada por el Gobierno andaluz, según ha concluido Jesús Romero.

47453