Oleguer Forcades (Sants 3 Ràdio): «La radio es una herramienta de cohesión para las entidades de Sants-Montjuïc»



Oleguer Forcades

Al cumplise 20 años de la puesta en marcha de Sants 3 Ràdio, Francesc Espiga ha entrevistado a su director para El punt Avui

– Con veinte años de recorrido en la espalda, la de Radio Sants ¿se puede decir que es una historia de resistencia?
– Sí, porque nosotros somos una emisora que viene de la base asociativa. La radio es una herramienta para que las entidades del barrio tengan un lugar donde expresarse o anunciar sus actividades. No somos un medio hecho por una institución o un gran grupo.

– En un contexto como el actual de crisis de los medios, y en una urbe como Barcelona, ¿sobrevivir ha sido una heroicidad?
– La verdad es que sí, porque económicamente no es sencillo. Es la parte más dura de todo. Muchas veces se tiene la idea de que un medio de comunicación local o de proximidad debe ser marginal. Y nosotros hemos querido demostrar que somos serios y constantes trabajando y que, si se hacen bien las cosas, esto luego se refleja en la audiencia, hasta el punto que en la última encuesta de servicios municipales del Ayuntamiento de Barcelona nos daban 10.100 oyentes.

– ¿Los medios de comunicación de proximidad están estigmatizados? Lo pregunto porque demasiadas veces se les trata como si fueran de segunda …
– Muchas veces es así. A menudo se cree que son medios donde la gente comienza su trayectoria pero donde no se puede hacer carrera. ¿Y por qué tiene que ser así? En Estados Unidos, por ejemplo, está lleno de canales de televisión que son locales, con locutores que llevan años trabajando y que muestran aquella sabiduría que te da la experiencia. Deberíamos tener suficientes recursos para tener y consolidar grandes profesionales, como los que ya tenemos. Y, al respecto, quiero recordar que en un momento de crisis como el actual, donde las grandes corporaciones están recortando o cerrando, en radio el principal empleador de periodistas, ahora mismo, son las emisoras municipales.

– ¿Y la adaptación a nuevas plataformas o formatos es más compleja desde esta situación de precariedad?
– Es cierto que en algunas emisoras locales les ha costado, pero en nuestro caso estoy contento de cómo hemos hecho este proceso. Hemos tenido gente joven que desde el primer momento han apostado por la radio por internet, el podcast o las redes sociales. Y eso nos ha ido muy bien, porque la apuesta participativa en radio da mucho más juego que, por ejemplo, en la prensa escrita. Además, nosotros no sólo hacemos radio. También tenemos un portal de noticias y, sin quererlo, hemos hecho una multiplataforma, y con la broma empezamos a hacerlo hace catorce años. Y esto se dice pronto.

– ¿El hecho de que Sants sea un territorio con una singularidad y una identidad propia muy marcada, ha ayudado en el proyecto?
– Sin lugar a dudas. Lo que hacemos aquí sería imposible de hacer en un distrito como el Eixample. ¿Y por qué? Porque no tiene este espíritu de barrio, su urbanismo es diferente, el tejido comercial es más de grandes cadenas … Tener tiendas de barrio hace mucho, al igual que entidades centenarias, ya que somos un territorio que venimos de ser villa. Sants era independiente hasta 1897 y, por tanto, tenemos corales y entidades en general que tienen más de cien años. Y este sentimiento de pertenencia ha sido clave para desarrollar la necesidad de tener una voz propia.

– ¿Y por eso la radio es una entidad más que organiza, por ejemplo, un montón de actividades?
– No nos limitamos a explicar, sólo, lo que pasa en el distrito, sino que formamos parte. Y esto ocurre porque la gente que hacemos la radio formamos parte de estas entidades. La radio es una herramienta cohesionadora en este sentido, ya que las agrupa un poco a todas, y acaba organizando las actividades que implican coordinar un poco a todos. Por eso ahora hacemos una recogida de juguetes unitaria de Sants-Montjuïc, y antes se hacían varias. Hacemos un trabajo de red, de cohesión y, sobre todo, de recuperación de sentimiento de pertenencia a un barrio. Y esto es muy importante, porque si haces militancia de barrio, acabas comprando, y esto hace que las tiendas no sólo aguanten, sino que terminen patrocinando el equipo de fútbol de tu hijo, y así se alarga la cadena …

– La radio también ha sido una observadora privilegiada de la historia reciente de Sants. ¿Ha empeorado o ha mejorado?
– Ha habido de todo. En el apartado más negativo ha habido un fenómeno de globalización que nos ha afectado, por una parte, por la parte comercial, con grandes cadenas que no invierten en el barrio, y también en la vertiente institucional y que se ha traducido en la pérdida de poder de los distritos frente al Ayuntamiento. Ahora mismo los consejeros o el concejal del distrito, que para nosotros es nuestro Alcalde, no lo votamos los vecinos. Y esto debería poder pasar. De hecho, hace años era impensable que el concejal o concejala de Sants-Montjuïc no viviera.

– Y ahora esto pasa …
– En los últimos cuatro que hemos tenido, ha sido así.

51320