La radio y su uso en la nueva sociedad digital



Fotos: Pixbay

Que la radio siga siendo uno de los medios de comunicación utilizados en la actualidad no es discutible. Continúa siendo un medio que, aunque ha cambiado desde sus orígenes, es utilizado de manera masiva. Lo hace a través de un canal tradicional, conocido como radiotransmisores, aunque también ha estado usando el medio digital, ampliando su penetración. De este modo, ha mantenido a los usuarios que la siguen desde sus inicios, hasta un público más actual, amantes de los formatos nuevos en los medios de comunicación.

De lo convencional a lo digital

Esto no hace más que extender su dominio de la radio convencional y abrir sus puertas a otras maneras de interactuar con la audiencia, como, por ejemplo, el uso de imagen, el vídeo, y la voz. Cosa que, además, hace que ofrezca contenidos más atractivos. No olvidemos que este invento fue creado en el siglo XIX ante la necesidad de los ciudadanos de comunicarse con personas que se encontraban en otros lugares del mundo a través de las ondas. Aunque la importancia de este medio de comunicación no solo se centra en el medio que utiliza para su transmisión, ondas y receptores de estas ondas, sino también en lo que ofrece frente a otros como la cercanía y la intimidad que generan sus mensajes. ¿Pero cómo se envía esta señal? Para transmitir una señal de este tipo es necesario disponer de un radiotransmisor con antena que emita ondas electromagnéticas (o digitales en la actualidad) que contengas datos captados, y a continuación reproducidos por el aparato receptor.

Por otra parte, la radio, como el resto de formas de comunicación, ha avanzado, aunque sigue manteniendo ciertas pinceladas de la radio tradicional, emitiendo mensajes que la audiencia tiene que descifrar y, a veces, interpretar en su mente, como lo hacen los lectores de libros. Pero estos cuentan con un aliciente, el sonido y la música que ayuda al mensaje de voz a enviar mensajes más completos. Por ejemplo: en noticiarios como los que narraba, y sigue narrando el gran Iñaki Gabilondo, que lleva años en la industria, el tono de voz era más grave, más entonado y serio para mantener el contexto informativo, mientras que, en tertulias se podían añadir efectos de sonidos o músicas que acompañasen las historias que narraban los locutores.

La influencia de la radio en otros sectores

Pero la radio no solo está presente como medio de difusión, tanto en su versión tradicional como moderna, sino que ha tenido una gran influencia en otros sectores. Hemos podido ver como la parte histórica de este medio se veía representada en el cine, como pasa en la película Radio Encubierta (siendo su título original en inglés The Boat That Rocket) de Richard Curtis, que narra a modo de comedia la historia de la radio en los años 60. En particular de una emisora que emitía música de protesta, rock y pop desde un barco abandonado en aguas de la zona norte de Inglaterra. Y que parece volver a estar en lo más alto tras entrar a formar parte del amplio catálogo de Netflix, una de las mejores plataformas de streaming disponibles en la actualidad.

De la misma manera que ha hecho con el cine y la televisión, la radio ha servido de fuente de inspiración para el sector de los juegos de azar, con casinos que ofrecen títulos como Rockabilly Wolves de las empresas Just for The Win y Microgaming. Una máquina tragaperras con dibujos animados basados en la estética Rockabilly que se generó a través de la difusión de esta música desde las diferentes estaciones de radio en los años 50. Con la opción live, parecida al streaming, los jugadores pueden jugar desde cualquier lugar e interaccionar con los crupieres a tiempo real.

Hemos podido ver como tanto los desarrolladores de smartphones, como los de asistentes de voz siendo uno de los casos más populares Alexa de Amazon, han añadido estas características a sus dispositivos, permitiéndonos poder disfrutar de la radio en cualquier lugar y momento, e incluso interaccionar con los locutores, todo gracias a la tecnología móvil, donde podemos escuchar la radio simplemente con comandos de voz.

Como podemos ver, el futuro de la radio es en cierto modo digital, hecho que hemos podido ver en los últimos años gracias a la evolución de programas tan populares en nuestro país como el del jienense, David Broncano, uno de los referentes en este medio, gracias a su programa La Vida Moderna.

Son muchos los programas y los locutores que, además de mantener sus programas de radio tradicionales cuentan con una versión digital en la que no solo podemos escuchar lo que está narrando, sino ponerle cara a las voces y ver qué está ocurriendo en todo momento en el plató. Sea como sea, a la radio aún le queda mucho que dar y que ofrecer a sus usuarios.