Julia Otero vuelve a la radio: seis meses después de librar la batalla de su vida se pone al frente de JELO en Onda Cero



Julia Otero

Fernando Cano escribe en elespanol.com que Julia Otero vuelve este lunes a ponerse al frente de Julia en la Onda coincidiendo con el comienzo de la nueva temporada radiofónica de Onda Cero. Según ha podido confirmar Invertia, la periodista y su equipo preparan un programa especial de reencuentro con sus oyentes después de medio año alejada de las ondas.

Este diario ha sabido además que la popular periodista estará diariamente al frente de las tardes de la emisora de Atresmedia a partir de mañana. Lo hará por primera vez desde que hace seis meses se retirara temporalmente por estar tratándose con quimioterapia para recuperarse de un cáncer.

Julia Otero ha superado buena parte del tratamiento y se encuentra en condiciones de mantener la rutina diaria de la puesta en marcha de Julia en la Onda. La periodista también se encuentra con muchas ganas de reencontrarse con sus oyentes después de su obligado parón.

Será además la primera vez en dos meses que Julia Otero aparece en antena. El pasado 21 de junio apareció por cuatro horas en su programa por sorpresa. Fue una vuelta temporal y solo por un día en la que, sin embargo, tuvo un emotivo reencuentro con sus oyentes.

«He tenido la suerte de estar rodeada de millones de palabras de personas que no conozco pero me han hablado como si fuera una de los suyos. Me he sentido arropada y querida y os daría las gracias todos los días de mi vida y me seguiría faltando tiempo», dijo en una verdadera declaración de amor tanto a la radio como a sus seguidores.

Lo anunció en febrero
Un momento en el que ya adelantó que la recuperación iba por bien camino. «La terapia contra la enfermedad está yendo muy bien, a diferencia de a otras personas que no cuentan con la misma suerte», dijo.

No era la primera vez que Julia Otero había pasado por Julia en la Onda, ya que en ocasiones ha querido volver a su programa, como el día de su cumpleaños. No obstante, a partir de este lunes lo hará de manera regular y con el objetivo de volver a hacer diariamente el programa como era hasta febrero de 2021.

La periodista anunció el 22 de febrero en antena que tenía cáncer por lo que estaría algunas semanas alejada de su trabajo ante el micrófono. «En un control rutinario, de esos que todos tenemos que hacernos, llegó la sorpresa. En un rinconcito aparecieron células egoístas, como las llama el doctor López Otín», dijo.

«La palabra cáncer da miedo, pero estoy aprendiendo a pronunciarla en primera persona desde hace seis días. No es fácil, pero ahí estamos. A las cosas hay que llamarlas por su nombre».

Un momento en que anunció que intentaría estar conectada con sus oyentes

durante este periodo de baja. «Voy a estar un poquito de tiempo, no mucho, un poco fuera de combate. Unos poquitos meses. Aunque mi oncólogo dice que entre quimio y quimio, me deje de tonterías y que vaya a la radio a daros un poco la tabarra. Y eso es lo que pienso hacer: darme un paseo. Y amenazo con hacerlo en cuanto pueda».
Récord de audiencia
Una situación que le llegó pasando por su mejor momento profesional y totalmente consolidada en Onda Cero con un Julia en la Onda en máximos de audiencia. Tras su marcha en febrero le sustituyó Carmen Juan que registró 506.000 oyentes de media diaria en julio de este año.

Suficiente para mantener el programa como la segunda opción de las tardes después de La Ventana de la Cadena Ser con 908.000 oyentes. De hecho, en la anterior oleada del EGM en abril la periodista había logrado su máximo histórico con 639.000 oyentes, a poco más de 300.000 por encima de Cadena Ser.

Unas cifras que se superaron largamente el récord absoluto de julio de 2013 cuando llegó a los 626.000 oyentes. Unos números que hace no demasiado tiempo le llevaron a que la propia Ser se fijara en ella para poner en marcha un fichaje galáctico.

Interés de la SER
Su independencia ideológica de la que siempre ha hecho gala aunque muchos se empeñen en situarla cerca del PSOE y del socialismo más clásico, era el perfil ideal que buscaba la SER a finales de 2019 para cubrir sus tardes. Sin aparentes vinculaciones políticas, pero con una visión crítica que agite conciencias, algo que Carles Francino no lograba despertar en la cadena de Prisa, parecía destinada a fichar por Prisa.

El sueño de algunos directivos de Cadena SER era juntar por ese entonces a tres «galácticas» de los micrófonos en la emisora: Àngels Barceló en las mañanas, Julia Otero en las tardes y Pepa Bueno en las noches, una parrilla sostenida sobre los mimbres de tres mujeres líderes de opinión y referentes periodísticos y radiofónicos.

No obstante, el fichaje de Julia Otero se enfrió con la aparición de la Covid. Llegó la crisis de la radio y el dinero para hacer grandes fichajes se esfumó. Y luego llegó su cáncer un año después, que lo cambió todo, pero del que ya ha pasado lo peor. Es por ello por lo que su vuelta de este lunes es una de las más esperadas por las ondas españolas. Una gran noticia.

65502