Jordi Basté (RAC 1): «No va en el sueldo que te insulten en redes, pero se permite todo»



Jordi Basté

Darío Porras le ha entrevistado para elnacional.cat con foto de Sergi Alcàzar:
A Jordi Basté le gusta su trabajo. Le gusta mucho su trabajo. No contento con levantarse cada día antes de que pongan las calles y presentar y dirigir el programa más escuchado de la radio en catalán durante seis horas, ahora añade otra actividad que lo tendrá ocupado, de momento, los próximos diez miércoles. El periodista catalán estrena Nexes, su nueva incursión en TV3 después del No pot ser. Un formato de programa novedoso, una filigrana en tiempo de pandemia, que reunirá a 100 personas encima de una espectacular colmena, con historias diversas sobre una acción determinada, un talk show centrado en temas de interés social donde los testimonios explicarán qué sienten y qué les pasa. Y un programa hecho a dúo con su gran amiga y rival durante siete años en las ondas, Mònica Terribas.

  • ¿Es el primer programa hecho y pensado en el ámbito de una pandemia como la que estamos viviendo?
  • Este es el primer programa que es víctima positiva de la pandemia. Sólo hay que ver dónde se hace (en un plató polivalente de 2.500 metros cuadrados en el pabellón 8 de la Feria de Barcelona), la distancia de seguridad, cada testimonio con un lugar asignado, separado de los otros, tests de antígenos cada vez, es el programa más seguro de la historia de la televisión del mundo. La gente que ha visto el piloto dice que es muy impactante, sobre todo la parte del suelo.
  • El plató, trabajar codo con codo con Mònica… ¿Qué fue, sin embargo, lo que hizo que dijeras: ‘Es eso. Quiero hacerlo por este motivo’?
  • A mí me gustan mucho los programas que creo que a mi televisión pública le van bien. Sigo pensando que con todos los errores, es una de las mejores televisiones públicas que hay en Europa. Que la gente no piense: ‘Uy, la Terribas y el Basté, que se han pasado media vida hablando de política…’. Este programa no va de eso. No hay opinión. Es emoción, acción y cosas que le pasan a la gente. En positivo y en negativo, claro está.
  • ¿Es el programa donde crees que más te expondrás? ¿Tú también dirás qué sientes y qué piensas de según qué temas?
  • Tengo libertad de movimientos, cosa que para mí puede ser un riesgo. Me tendré que controlar con muchas cosas. Esto va de preguntas binarias y en muchas yo tomaré partido. ¿Tú dejarías tu móvil a la pareja? Con preguntas como esta y de más altura, jugamos con la Terribas. Explicaremos cosas de nuestras vidas, tanto profesionales como personales, que quizás nos desnudaremos más de la cuenta.
  • El dosier de ‘Nexes’ dice que sois dos periodistas muy diferentes. ¿Lo sois?
  • Sííí. Uy. A ella le afectó que yo dijera que ella es fría (ríe). Ella es dulce, pero a la vez muy contundente. Yo necesito a mi alrededor gente así. Ella y Paulí Subirà (realizador) son dos personas que me dicen ‘Lo tienes que hacer así’, y yo me dejo llevar, y más en un medio que desconozco mucho más que la radio.
  • ¿A nivel televisivo, qué tienes tú que va bien al programa y qué tiene Mònica?
  • Tengo la sensación de que los dos somos muy sensibles, pero mi sensibilidad es diferente. Y eso irá bien. Ella tiene un directo bestial. He vuelto a ver a la Terribas de ‘La nit al dia’, aquella Terribas que doblaba la pierna y Catalunya se ponía firmes. Ves a esta mujer y dices: ‘uala’. Ahora vuelve aquella Terribas más dura, que se encuentra con un Basté más tenue. Un coctail molotov muy curioso.
  • Hasta hace poco, trabajabais a la misma hora a ambos lados de la Diagonal. El día que se fue de Catalunya Ràdio, tú dijiste en antena: «Las sillas de los matinales son puntiagudas». ¿Tanto?
  • Y tanto. En una radio privada y en una pública. Pero en la pública mucho más. Mira, aquí hay una cosa que cuando estás haciendo un programa de tele, de radio o haciendo un artículo para ElNacional, estás en una especie de escaparate y las bombas, en menor medida, caen. Van disparando. Tú piensas que eso va con tu sueldo. Y en el sueldo no pone: ‘se acepta que a una periodista se le pueda hacer mover la silla por temas políticos o que se la pueda insultar en las redes sociales’. Y esto es. Pero no está en ningún contrato ni en tu sueldo, porque hay gente que cobra 1000 euros que salen por la tele y son víctimas de ataques furibundos en redes y tal. Pero eso no va con el sueldo. Pero al ser personajes relativamente conocidos, hace que formes parte del mobiliario de su casa y que se permita todo. Todo el mundo se piensa que sólo puedes decir aquello que la gente quiere oír.
  • ¿Especialmente los políticos?
  • Los políticos se han acabado pensando que la empresa pública es suya. Se piensan que una parte de la silla donde se sienta Mònica, Laura Rosel, Roger Escapa y, también la privada, es suya. ¿Qué quiere decir que no puede haber opinión? ¿A dónde estamos llegando? ¿Qué tenemos que hacer? Acabaremos hundiendo las radios públicas porque no puede haber opinión, porque tiene que ser una cosa aséptica… Pues narices, metamos discos, transformémoslas en radiofórmulas o todo noticias.
  • ¿Entiendes perfectamente la decisión que tomó Mònica?
  • Y tanto. No sé qué pasó allí dentro, pero llega un momento en la vida que después de aguantar, de equivocaciones propias, porque ella también se habrá equivocado, y de los otros, dices: ‘Hasta aquí’.
  • Hablabas de los políticos. Quedan dos días para las elecciones y hoy se acaba la campaña. ¿Estás hasta el gorro?
  • No. Pensaba que sería peor. Es una campaña donde el virus nos ha traído una campaña aburrida. Seguramente sin covid hubiera sido igual de aburrida, pero ahora tenemos excusa.
  • La entrevista más comentada fue la de Ignacio Garriga, de Vox…
  • Alejandro Fernández nos descubrió que a la ultraderecha también se la combate con argumentos. Tuve que hacer aquella entrevista, ya está. Pero es que tampoco podemos escaparnos periodísticamente de lo que es una obviedad. No sólo la hice por ley. Es que entrarán en el Parlament, en Catalunya. Alguna cosa debemos haber hecho mal como sociedad. Eso abre otro debate: ¿tenemos que hacer política a través de las redes? En Twitter hay partidos políticos sin representación parlamentaria, grupos de gente que se mueven a través de un líder imaginario, sin nombre y apellido, que crean grupúsculos y atacan en manada.
  • Este jueves en RAC 1 celebrasteis el Día Mundial de la Radio poniendo la radio patas arriba… Terribas hizo tu programa. ¿Cómo la viste?
  • Como es ella, estupenda, Lady Gaga.
  • Tú que eres tan culé, Messi no sabemos si continuará en el Barça o no… Si tú algún día dices: ‘ya tengo suficiente, lo dejo’, ¿Mònica sería una buena sustituta?
  • Mònica se puede meter donde quiera… pero de momento no se meterá (ríe). Ella puede hacer lo que quiera, sólo faltaría. También te digo una cosa: hay mucha gente en Catalunya que puede hacer muchas más cosas de lo que parece.

62873