esRadio pierde espacios de información europea con el cierre de Euranet

El pasado 6 de marzo Euranet Plus cesó sus emisiones. Esta asociación de emisoras europeas informaban sobre la actualidad del viejo Continente. El proyecto se puso en pie gracias al acuerdo de 18 emisoras públicas y privadas europeas que abarcaban 22 millones de oyentes diarios. Esta macrocadena europea difundía en los 18 idiomas oficiales de la UE boletines informativos diarios y magazines, alcanzando un total de 1.600 horas anuales gracias a la financiación de la UE.

Pero los recortes también llegaron a Bruselas y la Comisión Europea decidió este otoño dejar de financiar esta aventura que tenía un coste aproximado de seis millones de euros anuales, cifra que suponía menos de una cuarta parte que el coste del canal televisivo EuroNews. El cierre de Euranet se une al de PressEurop, que traducía todos los días decenas de artículos y reportajes sobre la actualidad europea.

El contrato en nuestro país lo obtuvo el controvertido José Luis Ulibarri, cuya empresa mediática dispone de dieciocho emisoras en Castilla y León además de compartir la gestión de la televisión autonómica de la Junta al alimón con Míchel Méndez Pozo, capaz de abrir cinco periódicos en pleno desplome del papel. Ulibarri participó con sus emisoras en Punto Radio, cadena que emitió “Europunto de vista“, que se integraba dentro del proyecto Euranet. Pero tras el cierre de la emisora de Vocento, Ulibarri se asoció con Federico Jiménez Losantos en esRadio, que difunde su señal en dieciocho emisoras de Castilla y León.

La emisora del Grupo Libertad Digital emitía este tipo de programas en la mañana del fin de semana, pero tras el cierre de Euranet Ulibarri se ha quedado compuesto y sin contrato, desapariciendo inmediatamente de sus emisoras sus boletines y magazines sobre Europa.
Ha sido un palo económico para Ulibarri, pero tampoco es buena noticia para esRadio. Federico Jiménez Losantos sigue haciendo la guerra por su cuenta mientras el Comisario Villarejo le acaba de remitir un burofax para que cese de citarlo. El turolense también ha visto con desagrado como cesaban las emisiones de esRadio Gandía, hecho que no le ayuda en absoluto a mejorar sus números en el EGM.

Pero el Grupo Libertad Digital soporta el temporal como puede pese a haber presentado números económicos positivos en el ejercicio pasado. Pese a ello, Federico Jiménez Losantos vio como la última ampliación de capital no se cerraba con éxito. Y es que el periódico Libertad Digital no cuenta con el empuje de antaño, esRadio no se ha hecho el hueco esperado en el panorama radiofónico español y Libertad Digital TV ha vuelto a la vida tan solo en algunos operadores de pago y en internet.

Y sobre ampliaciones de capital sabe mucho Federico, que acaba de insinuar que su grupo demandará a la portavoz de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre, por recordar las polémicas que envolvieron a la anterior. Recuerden que El País publicó que el PP ayudó a Libertad Digital con su caja “B”, hecho que fue respondido Losantos con una demanda que finalmente no interpuso. El anterior presidente del grupo, Alberto Recarte, salpicado por las “black”, podría haber participado en la operación según algunos testimonios.

Sea como fuere Federico sigue siendo un referente para la esfera del centro-derecha español gracias a sus programas de radio y sus artículos en Libertad Digital y El Mundo, periódico sobre el que sin embargo no se ha cortado a la hora de criticar por el evidente cambio de línea editorial acometido en los últimos tiempos.

48268