El momento de tensión entre Iker Jiménez y Antonio García Ferreras en su debut en la Cadena SER



Iker Jiménez

Mundo Deportivo se hace eco de que Iker Jiménez se quedó literalmente sin palabras hace una semana cuando un policía le regaló su propia medalla al mérito para agradecerle las recomendaciones que el presentador hizo, antes de que saltara el ‘Estado de alarma’, para prevenir el coronavirus. “Me quedé bloqueado”, reconoció Iker Jiménez.

Después de recordar ese momento, el presentador quiso traer a la luz, este pasado domingo, otros episodios que han marcado su carrera y que le han dejado sin palabras. “El protagonista fue Antonio García Ferreras, al que mando un abrazo. Él y Daniel Gavela nos dieron la oportunidad a Carmen Porter, a mí y a todo nuestro equipo, de debutar hace 20 años con nuestro programa en la Cadena Ser”, recordó.

El debut ‘tierra trágame’ de Iker Jiménez en la SER
“Me la estoy jugando… Un programa de misterio y de cosas anexas a lo que tú haces, la Ser, la más prestigiosa…”, fue lo que Antonio García Ferreras, entonces director de la emisora, le dijo a Iker en aquel momento, tal y como recordó el presentador. Iker admitió que poner en marcha el mítico ‘Milenio 3’ “era una enorme responsabilidad”.

“La llegada a la SER era importantísima porque si no hubiera habido Ser no hubiera habido Cuarto Milenio”, explicó Iker. “Yo les quería demostrar que estos temas eran serios”, expresó el presentador.

“Iker, no me dejes mal”
El primer día, minutos antes de su debut, Iker Jiménez recibió una llamada. “Era Ferreras. También llamarme a las 10… Esto es muy de Antonio”, bromeó al recordar la anécdota. “Iker, te estoy oyendo y todos los directivos de la cadena te estamos oyendo, no me dejes mal”, le dijo Ferreras al ya histérico debutante. La llamada se sumó a la presión añadida de todo el equipo, que elaboró un exhaustivo y meticuloso guión del programa, que de emitirse sólo durante ese verano, acabó extendiéndose más de 15 años.

Problemas técnicos en el debut de Iker Jiménez
A los nervios de Iker, se sumó un tremendo marrón para todo el equipo de la SER: “Los que conserven el programa del 1 de junio de 2003, verán que la sintonía no acaba y que cuando hablar Iker tiene una voz temblorosa”, rememoró el comunicador. “De repente, vi a mi mujer con cara de zombie y al técnico que me dijo: se ha borrado todo”, recordó sobre todo ese material preparado para emitir. “No sé cómo salimos adelante”, dijo Iker, que recordó cómo Carmen Porter tuvo que ir sacando los cortes y grabandolos de nuevo sobre la marcha para poderlos lanzar. “No sé cómo salimos vivos”, contó Iker. “Tampoco sé cómo se borró esa cinta, pero no quiero ser mal pensado”, bromeó.

61234

loading…