Catalunya Ràdio emite «El matí de Catalunya Ràdio» desde la prisión de mujeres de Wad-Ras

Albert Segura

El miércoles, 26 de diciembre, a partir de las 09.05, «El matí de Catalunya Radio«, con Albert Segura, tratará de la vida de las mujeres en prisión, también de los últimos supervivientes del Gótico y del Raval y harán el vermut con Pau Riba, Marina Rossell y David Carabén.

La doble condena de ser presa y mujer: San Esteban en la cárcel de Wad-Ras. Las mujeres son las grandes olvidadas, también en las prisiones. Dolors Bassa, Carme Forcadell y Meritxell Borràs han denunciado las desigualdades que sufren las mujeres en los centros penitenciarios: cárceles pensadas para hombres y para los hombres, reflejo del machismo de la sociedad. Las mujeres cumplen una doble condena, como presas y también como mujeres. Y aun una triple: como madres, si lo son. Representan sólo el 7% de los reclusos: 600 en Catalunya, contra 8.000 hombres. Y sólo el 3% han cometido delitos graves. Pero denuncian que se las obliga a convivir mezcladas, las reincidentes y conflictivas con las preventivas o con condenas cortas. Tienen menos recursos y menos visibilidad. En «El Matí de Catalunya Ràdio» pasarán la mañana de San Esteban en la cárcel de mujeres de Wad-Ras, en el Poblenou de Barcelona, la única que dispone de una unidad de madres donde las internas conviven con sus hijos. Hablarán con cuatro de sus reclusas, Isabella, Sabrina, Maribel y Lisbeth; con la directora de la prisión, Soledad Prieto; con la catedrática de Sociología de la UB y experta en prisiones de mujeres Elisabet Almeda; y con el padre Jesús Roy, voluntario de la Fundación Obra Mercedaria, que cumple 800 años.
Los cantautores Pau Alabajos y Meritxell Gené interpretan dos canciones ante las internas de la cárcel de Wad-Ras de Barcelona. Alabajos y Gené comparten, con Gemma Humet, Cesk Freixes, Arnau Aymerich, Jordi Montañez y Marc Ràmia, el proyecto ‘La nova cançó inèdita. Lletres censurades a la llum’, en el que recuperan canciones que no pasaron la censura, de Ovidi Montllor, Raimon, Joan Baptista Humet y Lluis Llach, entre otros.

Son los últimos de la Rambla, los últimos supervivientes del barrio más parquematizado de Barcelona. A menudo se habla de los vecinos que se van, del Gótico y del Raval, y se olvidan de los que se quedan, de los que resisten a los narcopisos y la especulación. Son una especie en peligro de extinción. Apenas quedan unos cincuenta vecinos, en la Rambla. 17.000 en el Gòtic, el 1% de los barceloneses, la mitad extranjeros. Y casi no hay niños, aquí: la escuela Cervantes, en Sant Pere y Santa Caterina, ha perdido 40 familias, desde el curso pasado. A los que no huyen de la droga, la inseguridad, la degradación de las calles, los expulsa la especulación, la gentrificación, el turismo de masas, una multiplicación de pisos turísticos, de Airbnb, que dispara los precios del alquiler. Sólo en el Raval hay trece desahucios por semana. «El matí de Catalunya Ràdio» hará tertulia desde el Bar Cosmos con cuatro vecinos de toda la vida que no quieren irse: Montse Expósito, Silvia Martínez, Carmen García Manel Yniesta. Y hablarán del futuro con la arquitecta, urbanista y ex concejal Itziar González y con el antropólogo y miembro del Sindicato de Inquilinos Jaime Palomera, hoy que faltan exactamente cinco meses para las elecciones municipales.
Y harán el vermut de San Esteban del programa en el bar Pinocho de la Boqueria con tres invitados de excepción: Pau Riba, Marina Rossell y David Carabén.
«El Matí de Catalunya Ràdio» se emite de lunes a viernes, de seis de la mañana a una de la tarde.

54402