Cadena SER emitió «La Ventana» desde un «luchódromo» de Riaño



Cadena SER

En lanuevacronica.com leemos: «Hace tiempo que lo repito. La segunda mitad de este año va a ser espectacular. Hay demasiadas ganas de vivir. (…) No hay un manual de instrucciones para superar problemas graves pero sí existen las experiencias de superación. Aquí, en Riaño, hace más de treinta años se construyó un pantano, fue la historia de un drama, pero hoy, 34 años después, este pueblo no es el símbolo de un naufragio sino el de una resurrección». Con estas ideas inició este viernes Carlos Francino la emisión del programa ‘La Ventana’, de la Cadena Ser, en directo desde un lugar muy especial, el luchódromo de Riaño, con vistas a un pantano que fue el evidente protagonista de la tarde, pero no solo por su pasado sino por el futuro que se le presenta a la comarca; y para la que parece que no es una ayuda menor la oportunidad de asomarse y protagonizar muchos de los minutos de uno de los programas más seguidos de la radio. Con numerosos protagonistas en directo y otros que entraron por teléfono, como Imanol Arias, que recibió una de los ovaciones más cerradas de la tarde cuando dijo que «no puede desaparecer el espíritu de la montaña pues León sin montaña sería como Valladolid y en León sabemos muy bien lo que eso significa». Antes había recordado sus raíces riañesas y hasta ubicó la casa de su madre: «Debajo de la pilastra número 7 del pantano. Una casa sin cuadra pues no teníamos vacas ya que el abuelo tuvo un taller». Desveló otras anécdotas como que «las alusiones al pantano de Riaño en la serie Cuéntame son de mi cosecha pues ya se sabe que los guionistas escriben pero siempre está la libertad del intérprete». Explicó además que «aunque los Alcántara son de Albacete hablan como en Riaño».

Pero cuando entró Imanol Arias en antena ya llevaban un buen tramo de programa. El primer protagonista fue la lucha leonesa, ya que se emitió el programa desde el luchódromo o recinto del corro. Isaías Lafuente —que cada vez que hablaba alguien decía entre el público «¡hombre, el gran Isaías!»— explicó que «la palabra luchódromo está bien construida, pero a mí me gusta más recinto para el corro de lucha».

Y de este deporte habló la primera invitada de la tarde, la joven luchadora Cecilia García, La Ciclón de Yugueros, campeona de pesados en la última liga celebrada y estudiante de INEF. «Tengo que decir que la lucha es deporte pero también es cultura. Y muy antigua, yo diría que cuando mis bisabuelos eran pequeños ya se luchaba», dijo con desparpajo la luchadora.

A Cecilia le siguió el alcalde de Riaño, Fernando Moreno, y ya estaba en la mesa la escritora Ángeles Caso. La naturaleza y el medio ambiente ocuparon este tramo, aprovechando que el alcalde es agente medioambiental y que se sumó a la conversación la bióloga Beatriz Blanco. La defensa de la naturaleza, la cohabitación con el lobo o el oso y otros aspectos de actualidad coparon la conversación. Blanco aseguró que «en pocos lugares, o ninguno, coexisten como aquí el lobo, el oso y el urogallo. Pero el oso está declarado en peligro de extinción y el urogallo vive una situación crítica».

El lobo, como era de esperar, ocupó buena parte del debate, con posturas diferentes. Se habló del paisaje, de las ayudas europeas, de las dificultades para cobrar los daños que causa e, incluso, el alcalde puso sobre la mesa otro aspecto, el de la ganadería extensiva en la actualidad, en la que el ganado queda en el monte.

Sobre el futuro de la comarca y la atención de las administraciones el alcalde reconoció que «hace seis años se puede decir que cambió el viento, tras una reunión en la Consejería de Medio Ambiente, en la que se fraguó el cambió de denominación del Parque de Picos al actual de Montaña de Riaño».

Todo el programa se desarrolló con continuas referencias a León, incluso la música en directo con Fabián. Las más celebradas tal vez fueron los gazapos de la Unidad de Vigilancia «del gran Isaías», en las que se seleccionaron las más históricas de la sección hermana en la emisora local, Piquito de Oro. Y así María García, presente en Riaño, se escuchó anunciando un acto «para el 45 de octubre»; a Paco Jiménez informando de la «victoria de la Ponferradina por un tonto a tres»; al gerente de atención primaria explicando que «hay que vacunar porque se está practicando mucho sexo»; pero las frases más hilarantes llegaban con los números del transporte público: «Ha pasado de 1157 a 1232, es decir, hemos bajado. Una subida de casi el doble…».

También otro colaborador leonés del programa, el berciano Julio Guerra, explicó con gracia algunas palabras que solo se entienden en León: «Y es que aquí el verbo prestar no es que dejemos nada, aquí las cosas que nos gustan nos prestan; y si nos damos un golpe no nos hacemos daño, nos mancamos; y no hay cerdos sino gochos; y el insulto más nuestro es fato».

  • ¿Fato es bobo?, pregunta Francino.
  • No, fato es fato. Nada más que lo ves ya sabes que es fato.

Y Riaño y León siguieron estando presentes en todas las secciones de La Ventana. Con nuestro carácter, explicado en una de las frases de la Unidad de Vigilancia de El Gran Isaías.

  • Estamos aquí con Benito ¿Puede presentarse señor Benito?
  • Hola, soy Benito.

Y que vuelvan cuando quieran.

64518