Agustín Bravo (COPE Sevilla), cuarto concursante expulsado de ‘Supervivientes 2021’



Agustín Bravo

Bekia,es publica que todavía queda bastante tiempo de aventura pero para algunos está llegando a su fin. Los concursantes están teniendo que hacer frente a la supervivencia más pura en Honduras y no está siendo nada fácil, ya que el hambre, el cansancio y ahora las lluvias están poniendo a todos a prueba. El último expulsado del grupo fue Agustín Bravo pero todavía le quedaba una última oportunidad en Playa Destierro.

El concursante se marchó dando las gracias pero se encontró con que le quedaba una oportunidad y, en su caso, más larga que la de los demás. Agustín Bravo se encontró con Palito Dominguín y Lola y se enteró de que iba a poder estar cuatro días con ellas, algo que no ha pasado con todos los expulsados, ya que se enfrentaban a un televoto el mismo día de la gala y se conocía el resultado.

Agustñin BRavo ha estado junto a las jóvenes pero la audiencia ha decidido que ese tándem tiene que seguir hacia delante, por lo que se ha convertido en el cuarto concursante expulsado definitivamente de ‘Supervivientes 2021’. El locutor se despedía de las chicas con cariño y de todos los que le han apoyado: «Vais a llegar muy lejos. Gracias a todos y me voy con pena porque me gustaría haber dado y demostrar algo que tengo ahí pero me voy feliz porque esta aventura tiene siempre un final feliz».

Un mensaje de amor para su familia
Tanto Palito Dominguín como Lola le agradecían a Agustín Bravo su estancia en Playa Destierro, ya que había supuesto un soplo de aire fresco para ellas, que llevan juntas y solas desde hace tres semanas. Por su parte, el ya exconcursante lanzaba un mensaje a sus seres queridos: «Vuelvo a España, con los míos, con Susana, con Álex, gracias a los que me han apoyado y ojalá nos veamos muy pronto en los estudios, Jordi».

Precisamente Jordi González le pedía que le mandara un mensaje a su mujer: «Cariño, te amo. He sentido que os necesitaba más que nunca pero he aguantado por las dos. Os amo. Nos vemos en España. Gracias por estar ahí y hacer algo tan difícil como es dar la cara en televisión que sé, que aunque trabajas en el medio, no te gusta nada. El amor lo puede todo». Todavía está en manos de la audiencia una última experiencia de Agustín Bravo en el concurso: saltar del helicóptero. ¡Ojalá suceda!