A punto de cumplirse el centenario de Juan Viñas Bona (RNE Barcelona)

Juan Viñas

Pronto conmemoraremos el centenario del nacimiento del histórico radiofonista y locutor Juan Viñas Bona, que nació en Girona el 21 de enero de 1918. Ojalá que, con motivo del aniversario, surja en Girona alguna iniciativa para recordar la su vida y trayectoria.

Del Sr. Viñas, habíamos oído hablar mucho, desde la admiración, en relación con sus años en la radio y, gracias a su hijo Juan Miguel y su esposa Marta, tuvimos el placer de conocerlo en 2000, poco tiempo después de haberse convertido en diputado en el Parlament de Catalunya.

Como suele suceder siempre en estos casos, un conocimiento nos llevó a otra. En este caso, a su esposa Anna Rexach, hermana de la escritora gerundense Agustina Rexach, ya su hijo Francesc, que falleció el pasado 11 de noviembre. Francesc Viñas nació en Barcelona, ciudad donde vivió gran parte de su vida, pero nunca perdió el contacto con las tierras de Girona, que amaba profundamente.

Repasemos su biografía: nació en Barcelona el 22 de octubre de 1955. Estudió Ingeniería industrial en la Universidad Politécnica, donde se licenció en 1972. Realizó estudios eclesiásticos para el sacerdocio, ministerio que recibió y dejó después, siguiendo el proceso canónico de secularización. En 1995 se casó con Fina Casas, hija de Ullastret, con quien tuvo dos hijas: María y Karen.

Profesionalmente se dedicó a la gestión empresarial como director de una óptica. Fue el primer director de Ràdio Estel, para la que inspiró un modelo abierto, musical y variado. Y los últimos años, gerente de Oncolliga. En todo lo que hacía siempre había la voluntad de ayudar a los demás. Es por ello que en todas partes fue una persona muy apreciada, tanto por su eficiencia profesional como por su calidad humana. Entusiasta, perfeccionista, riguroso y trabajador son adjetivos que le sentaban perfectamente bien.

Le llamaremos a finales de octubre. A pesar de la reciente muerte de su madre y la enfermedad que padecía, su voz nos transmitió agradecimiento, cordialidad, transparencia y serenidad.

La biografía que escribió sobre su padre, que presentó en Girona el 8 de octubre de 2003, termina con unas palabras que, perfectamente, también podemos dirigir a él: «Tuvo una vida exitosa. Y también tuvo éxito de una manera excelente la última experiencia de su vida, la muerte. Con sentido, madurez, paz y esperanza. (…) Tuvo el placer de vivir, y supo morir con gozo».

50416