Un fallo del contratista obliga a retrasar la inauguración de À Punt Ràdio



À Punt Ràdio

La cremà de las Fallas da la bienvenida a la primavera, la estación en la que la nueva radio y televisión públicas valenciana deberían estar en funcionamiento al 100%. Aunque como advertía la directora general de À Punt, Empar Marco, la primavera es larga, lo cierto es que los problemas para la reapertura se acumulan. Y no siempre por culpa de los gestores.

Hace unas semanas, la dirección del ente encontró toda una serie de fallos en las obras de la nueva radio -ahora se emiten algunos programas de un estudio provisional y boletines informativos cada hora-, lo que obligó a paralizar la instalación de los nuevos equipos. Según publica El Mundo, las obras han permanecido paradas más de 20 días lo que ha alterado los planes de la dirección.

Los fallos, imputables a la empresa adjudicataria y ajenos a la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC), han trastocado el calendario previsto para la reapertura de la radio definitiva. Fuentes del ente explican que se trabaja para que este retraso en las obras se note lo mínimo pero reconocen que la paralización de las mismas ha truncado sus planes. Por ello, aseguran que tomarán «todas las medidas que están previstas en el contrato» contra los responsables del retraso, aunque evitaron dar más detalles.

El problema es que la adjudicataria se comprometió a construir unas instalaciones de última generación con todas las novedades para un ente público que pretende tener periodistas multimedia que trabajen de manera indistinta para la web, la radio y la futura televisión. Cuál fue la sorpresa de los responsables de la sociedad al advertir que los trabajos realizados no cumplían lo estipulado en el contrato.

Al contrario, apostaban por unos estudios de radio más tradicionales y alejados del proyecto diseñado por el equipo capitaneado por Empar Marco. Fue tal el malestar que se dio orden de paralizar las obras para buscar una solución y reconducir la situación. Entre otras cosas porque se corría el grave riesgo de que otras empresas que en su día pujaron por el contrato pudieran denunciar lo ocurrido al entender que había una clara vulneración de lo estipulado en las cláusulas de la adjudicación y que se permitía a la empresa contratista rebajar las pretensiones del proyecto.

Tras días de negociación, fuentes de la CVMC explicaron que finalmente se ha llegado a un acuerdo con la empresa y las obras se reanudarán para intentar que, cuanto antes, los nuevos estudios de radio del Centro de Producción de Programas de Burjassot puedan estar en marcha. Esta circunstancia hará que los contenidos de la radio vayan aumentando hasta completar la parrilla definitiva. Después, solo faltará la televisión, para la que no hay aún fecha.

Polémica con el inicio de las imformaciones

La llegada de los boletines informativos a la radio pública valenciana ha generado las primeras críticas. El consejero del Consell Rector Vicente Cutanda se quejó de la manera en que se trató la comparecencia de la vicepresidenta Mónica Oltra para explicar en el Senado la financiación de Compromís. Cutanda llevará esta cuestión a la próxima reunión y puede que no sea la única ya que el uso de determinados verbos para informar de cuestiones políticas no acaba de gustar al consejero que designó el PP. Cutanda ya se quejó en la última reunión del Consell Rector de la distribución de la información en la web de À Punt, donde no hay una sección de ‘Comunidad Valenciana’ ni de ‘España’. De todo ello, es muy posible que tenga que hablar la directora general de À Punt en su próxima comparecencia en las Cortes. Estaba prevista para la semana pasada pero consiguió aplazarla «por tener que atender compromisos adquiridos previamente», para enfado del PP y Ciudadanos. Finalmente, Marco comparecerá el próximo miércoles 11 de abril.

51649