Tavernes saca a concurso la radio municipal para que la gestione una empresa cuatro años

Valldigna Radio

El Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna ha sacado a concurso la gestión de la radio municipal, inaugurada en mayo de 2017. A partir del verano, si se cumplen los plazos que establece la documentación, una empresa tomará las riendas del medio de comunicación público para los próximos cuatro años. Ese es el plazo que establecen los pliegos en los que se indica, además, que no hay posibilidad de prórroga.

Cuando se planteó la puesta en marcha de esta emisora, el ayuntamiento decidió hacerlo mediante gestión directa. La parrilla, sin embargo, se vendió a una mercantil, que se encargaba de gestionar los contenidos pero siempre de forma adaptada a la ordenanza de regulación del medio aprobada por el consistorio.

Hace unos meses y acogiéndose a un decreto de la Generalitat del mes de enero de 2017, el Gobierno local decidió cambiar el modelo de gestión y que fuera una empresa la que explotara al cien por cien el funcionamiento de Valldigna Radio. Este método es mucho menos rígido. La principal diferencia está en que el funcionamiento de la emisora va a cuenta y riesgo de la empresa que resulte adjudicataria. Si hay pérdidas las asume la mercantil y si el resultado económico es positivo, es esta la que gana el dinero. También es la propia empresa la que elige al personal y se encarga del mantenimiento de las instalaciones y los equipos.

Las cláusulas para acceder a este concurso establecen que al menos una de las personas de la empresa tenga algún título universitario que le permita ejercer el periodismo, sea esta disciplina, Comunicación Audiovisual o Publicidad. Además, también obliga a que al menos una persona (puede ser la misma) disponga del certificado de Valencià als Mitjans de Comunicació que expide la Junta Qualificadora de Coneixements del Valencià (JQCV).

El consistorio ha establecido un canon anual a pagar por parte de la empresa de 5.220 euros. Esta, sin embargo, es la cantidad de salida con la que pueden concurrir las empresas. Los pliegos establecen una mejor valoración en función de la mejora económica, a razón de un punto por cada 20 euros de subida. Otro de los aspectos que se tendrá en cuento a la hora de evaluar la oferta son las horas de programación. Se establece un mínimo de seis, que se puntuaría con cero, mientras que la máxima valoración (25) se la llevarán las propuestas de 16 o más horas de emisión cada día.

En la parte de criterios que dependen del juicio de valor, las cláusulas establecen un licenciado en periodismo, especializado en gestión de emisoras municipales, valorará la plantilla y evaluará, entre otros, aspectos como «la consideración del servicio de radio municipal como servicio público de interés local», «la defensa de los valores sociales de igualdad y respeto a todo el mundo sea cual sea su identidad de género, ideología o procedencia» o el fomento del valenciano. Las normas establecen que la totalidad de la programación se debe llevar a cabo en valenciano y marcan también el tiempo dedicado a informativos que debe haber cada día con un mínimo de 40 minutos y un máximo de dos horas repartidos en boletines que no excederán los 15.

El ayuntamiento busca una segunda oportunidad para Valldigna Ràdio, que no acaba de arrancar. A los pocos meses de entrar en funcionamiento se aprobó el cambio de modelo y a principios de este año estuvo un mes sin programación al no cubrir la empresa la baja de una trabajadora.

51882

Puedes comentar la noticia

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*