Squirrel Capital se hace con el 75% de Radio 4G

Radio 4G

Según informa El Confidencial, Squirrel Capital se abre paso en el mercado audiovisual. Tras convertirse en el primer accionista de la maltrecha Vértice360º, el grupo español ha hecho efectiva en los primeros compases del año su entrada en el capital de Radio Total, la sociedad dueña de Radio 4G, emisora fundada por José Antonio Abellán tras su salida de Punto Radio en 2013.

Este movimiento está destinado a recapitalizar la emisora, la cual arrastra importantes pérdidas desde su fundación. A falta de conocer las cuentas del año pasado, Radio 4G terminó 2016 con unos números rojos que superan el millón de euros.

Hasta ahora, Abellán se había embarcado en esta aventura editorial en solitario, quedando bajo su mando la dirección económica y editorial del grupo. A partir de ahora, él solo se encargará de la dirección de contenidos mientras que la parte financiera queda en manos de Squirrel, que ya posee el 75% del capital, cambios sobre los que la compañía no ha querido hacer comentarios.

Esta operación se suma a otras que Squirrel Capital ha hecho en los últimos meses como la compra de las licencias televisivas que Vocento tenía en Madrid, Andalucía, Valencia y Murcia. Cabe señalar que la editora de ‘ABC’, que las adquirió hace más de un lustro, mantiene una exposición reducida en el negocio audiovisual.

Aunque son inversiones modestas, quién es el inversor detrás de Squirrel. Este vehículo patrimonial fue fundado en 2003 para adquirir dos inmuebles en Plaza de Castilla (Madrid). En un principio, la sociedad contaba con varios socios hasta que en 2006 uno de ellos, Pablo Pereiro, compró al resto sus participaciones convirtiéndose en el único accionista.

Ideada como sociedad inversora en el sector ‘real estate’, más tarde amplió su foco al mercado audiovisual gracias a los vínculos de Pereiro, que hasta ese momento había ejercido como abogado. Desde entonces, la sociedad ha crecido a través de dos vías: recursos propios y financiación bancaria.

Tanto en el caso de Vértice como Radio 4G, ambas eran compañías en horas bajas necesitadas de una fuerte inyección de capital, de ahí que algunas voces del sector encuadren la estrategia de Squirrel como oportunista. En 2017, la compañía firmó unos beneficios que superan los nueve millones de euros, especifican desde la empresa. Un salto cuantitativo con respecto a los ejercicios anteriores: más de dos millones en 2016 y 391.722 euros en 2015 según los datos del Registro Mercantil.

Además de sus inversiones, Squirrel se autodefine como un grupo transversal y es la matriz del grupo Best Option Media, una agencia de medios que también dirige Pereiro que opera en más de 50 países y que en 2017 registró una facturación de más de 65 millones de euros.

Poco conocido para el gran público, este jurista gallego saltó a los medios en el verano de 2016 cuando fue nombrado presidente y CEO de Vértice. En aquellos meses, la sociedad adquirió el 25,2% del capital a Grupo Ezentis y se convirtió en su accionista de referencia.

Después de cuatro años suspendida de cotización, Vértice volvió al parqué el pasado mes de enero. Un regreso que ha ido acompañado de dos ampliaciones de capital que han supuesto la emisión de más de 5.000 millones de nuevas acciones y que ha permitido a Squirrel aumentar su posición hasta tener el 54,49%.

Este retorno ha quedado empañado por el reciente comunicado de la CNMV en el que “recomienda máxima cautela a accionistas e inversores en la negociación de las acciones de la compañía” por su alta volatilidad. El hecho relevante, enviado el pasado jueves, ha caído como una bomba en los despachos de Vértice, que ha querido manifestar su “malestar” ante este comunicado “sin precedentes” que, a su juicio, daña los intereses de la cotizada.

51648