“Radio París, una voz ante el franquismo”, este sábado en Documentos RNE

Gerard Malgat

En una España asfixiada por la censura, donde la dictadura construía su relato de la realidad, las radios internacionales resultaron clave en la difusión de noticias veraces y valores democráticos. El servicio en español de la radiodifusión pública francesa, popularmente conocido como Radio París, fue una de las principales vías de información para cientos de miles de hogares. Tras la guerra civil sus antenas, a través de onda corta y onda media, sirvieron como ariete contra el franquismo. Pasados los años, con el reconocimiento internacional del régimen, el tono de la programación atemperó su beligerancia, aunque nunca dejó de ser la voz del exilio.

Su papel fue complejo, pues hubo de compaginar la oposición al franquismo con su carácter de emisora de estado. Durante mucho tiempo la escucha de Radio París –y de otras emisoras como la BBC, Radio Moscú o Radio España Independiente– fue prohibida por las autoridades españolas. Las duras crónicas del escritor Salvador de Madariaga y del Padre Olaso (seudónimo del sacerdote vizcaíno Alberto Onaindía) fueron puntales de su programación tras la Segunda Guerra Mundial, en una etapa dirigida por el periodista francés Christian Ozanne. La calidad de sus emisiones se vio acrecentada con colaboradores de la talla de Rafael Alberti o Mario Vargas Llosa.

Otro gran valor residía en sus entrevistas: durante los años sesenta y primeros setenta pasarán por ella casi todos los escritores, artistas, intelectuales y políticos presentes en París, desde el entonces príncipe Juan Carlos hasta el escritor Miguel Delibes o el pintor Pablo Ruiz Picasso.

Charles de Gaulle, tras la victoria electoral de 1959, reforzó sus emisiones, dirigidas también a América Latina. Un año antes había tomado las riendas de Radio París el hispanista André Camp, quien priorizó temas culturales y sociales, con especial atención al teatro de autores exiliados y a la realidad de los inmigrantes españoles que malvivían en Francia. Los locutores Julián Antonio Ramírez y Adelita del Campo –pareja ante el micrófono y en la vida– fueron dos de las voces más visibles en este período.

El final de la dictadura fue más fácil para Radio París, que sumó a sus emisiones la producción de programas distribuidos en disco para ser radiados desde diversas emisoras españolas.

El documental de Álvaro Soto Radio París, una voz ante el franquismo plantea un recorrido histórico a través de emisiones reales, rescatadas y donadas a la Universidad de Alicante. En el marco del proyecto Devuélveme la voz, esta institución ha catalogado cientos de horas de grabación, ahora disponibles para su escucha en https://devuelvemelavoz.ua.es.

Intervienen en este programa la directora de la biblioteca de la Universidad de Alicante, Reme Blanes; el coordinador de Devuélveme la voz, José María García Avilés; y su historiador, investigador de la censura en España, Francisco Rojas. Participan también Carlos Ramírez –hijo de Adelita del Campo y Julián Antonio Ramírez– y el periodista de Radio Nacional de España, experto en emisoras clandestinas, Luis Zaragoza. Además se ha recogido en París el testimonio de los hispanistas Gérard Malgat –investigador del exilio republicano español en la Universidad de Nanterre– y Max Renault, director de documentales sobre esta misma temática.

Documentos RNE se emite los sábados, de 15 a 16 horas, por Radio Nacional.

49777