El PSOE pacta con Podemos y Ciudadanos la ley que reforma RTVE

RTVE

Según informa el diario El Mundo, el PSOE decidió desandar el camino recorrido con el PP en el Senado y ha pactado con Podemos y Ciudadanos la reforma de la ley de RTVE, ahora ya sí definitiva, que supone que el presidente y los consejeros sean elegidos por mayoría absoluta (al menos 176 votos) si no se supera la mayoría de dos tercios (233 diputados) necesaria en la primera votación y siempre que la candidatura hubiera sido propuesta por al menos la mitad de los grupos (cuatro en la actualidad). El Senado, donde el PP cuenta con mayoría absoluta, enmendó el texto para, entre otros cambios, aumentar a tres quintos (210 diputados) la mayoría requerida en esta segunda vuelta, eliminando el mínimo de grupos, lo que permitía a PP y PSOE pactar el control político de RTVE.

PSOE, Podemos y Ciudadanos han pactado, en una conversación a tres bandas, el voto conjunto para dejar aislado al PP y sacar adelante la propuesta que el Congreso ratificó en junio. La prioridad de los partidos de Pablo Iglesias y Albert Rivera era convencer a los socialistas de que abandonaran su pacto con los populares y evitaran que ambos partidos pudieran nombrar, sin necesitar de pactar con otros grupos, al presidente de RTVE y sus consejeros.

Finalmente el PSOE pactó con ellos, lo que obligó al PP, en un movimiento de última hora, con conversaciones in extremis -lideradas por su portavoz, Rafael Hernando- abstenerse en la votación de esta propuesta para no quedarse solos y, por tanto, desdecirse de lo que ellos mismos habían votado en el Senado. En este Cámara, el PP votó a favor, el PSOE se abstuvo y Podemos -aunque también presentó una enmienda como la del PP- y Cs votaron en contra.

El cambio de posición socialista ha creado malestar en el PP. Su portavoz, Ramón Moreno, ha afeado al PSOE su actitud y el no respaldar la medida que eliminaba la necesidad de un acuerdo de varios partidos y no sólo de ellos dos, toda vez que el portavoz socialista “había cerrado este asunto y otros más hace semanas” con el PP.

Por su parte, el portavoz socialista, José Miguel Camacho, ha señalado, tras la votación, que ésta “viene a demostrar que todas las noticias y rumores que aparecieron cuando se presentaron las enmiendas del Senado, en las que se nos acusaba a los socialistas de habernos plegado al PP y haber llegado a un acuerdo para hacer un reparto entre los dos partidos, no eran ciertos”.

El PSOE se abstuvo en lugar de votar en contra entonces, algo que para Camacho se explica en que el PP cuenta en el Senado con mayoría absoluta “independientemente del voto del resto de los grupos”. “Lo que nunca hemos hecho es apoyar las enmiendas del PP”.

El resto de los cambios incorporados durante su tramitación en el Senado sí que han quedado ratificados por el Congreso y quedarán recogidos en la Ley que publique el BOE.

Así, se mantiene que “el Consejo de Administración de la Corporación RTVE estará compuesto por 10 miembros, todos ellos personas con suficiente cualificación y experiencia profesional, respetando el principio de presencia equilibrada de mujeres y hombres en su composición, tal y como establece la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres”.

Asimismo, el Congreso ha aprobado, con 196 a favor, 129 en contra -el PP- y 7 abstenciones, una moción consecuencia de interpelación urgente, presentada por el grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, que insta al Gobierno a garantizar la independencia en RTVE. En este sentido, Alejandra Martínez, portavoz de los Consejos de Informativos de la corporación y presente en la sesión, se ha congratulado de que se recupere “el equilibrio parlamentario, para minimizar las posibilidades de manipulación de un solo grupo o de una sola sensibilidad política”. Martínez, contactada por este diario, ha añadido que para el órgano de representación de los trabajadores era “más importante el consenso por el que se viene peleando que el propio contenido de la ley”.

La iniciativa solicita al Ejecutivo la aportación de los medios y recursos precisos para que los grupos parlamentarios constituyan inmediatamente una mesa de trabajo para establecer las bases del concurso público por el que se elegirá al futuro presidente de la corporación y para decidir la composición del comité de expertos que evaluará las candidaturas presentadas.

49771