¿Por qué los primeros anuncios de la radio en España los hacían las mujeres?



En puromarketing.com leemos: Si se piensa en la historia de los medios en España, es posible que se piense en masculino. Se da por sentado que los pioneros del periodismo y de los medios en general en España fueron hombres, lo que es reducir la historia olvidando formatos completos (como por ejemplo las revistas de moda) o borrar del recuerdo a mujeres que estaban allí ya en esos principios.

Porque las mujeres estaban en la historia de los medios. En los inicios de la radio, las mujeres estaban en programas, detrás de los micros en puestos administrativos o en el entorno de la publicidad radiofónica. En los años 30, de hecho, la presencia de las mujeres en la radio en España era muy numerosa y, lo más interesante, las pagas eran completamente paritarias entre profesionales hombres y mujeres. Lo que determinaba cuánto cobrabas era el nivel que alcanzaban los locutores, no si eran hombres o mujeres (lo que no era lo habitual en ningún sector en aquellos años).

Los datos sobre estas pioneras de la radio en España los aportaba hace unos años Sílvia Espinosa en un artículo en la revista Arenal. Sus aportaciones permiten descubrir a esas pioneras locutoras y profesionales de la radio, pero también el trabajo que hicieron en publicidad radiofónica.

El primer rastro de una profesional vinculada a la publicidad en radio aparece, según los datos que aportan sus conclusiones, en 1926, en Radio Barcelona, la primera emisora de radio de España. De ella no se sabe más que que se llamaba Rosa y que era la secretaria del departamento de publicidad. Aun así, su trabajo iba más allá de la gestión y de lo administrativo y, por lo que aporta Espinosa, incluye trabajos de copy y de gestora de cuentas. Rosa escribía los textos publicitarios que luego se leían en antena y gestionaba qué campañas tenían que salir al aire.

Cuando las radios estaban empezando, las voces masculinas eran las que dominaban en antena, pero eso pronto empezó a cambiar. Las voces femeninas entraron en las ondas. Lo hicieron por una cuestión de acústica (sonaban mejor) pero también por una de targets. Las mujeres eran las oyentes principales de la radio, ya que eran quienes estaban en casa durante las horas de emisión.

Además, los responsables de las primeras radios comerciales que aparecieron en Europa y Norteamérica se dieron cuenta de que las mujeres eran un público muy atractivo en términos de potenciales ingresos. Ellas eran ya las destinatarias de una gran parte de la publicidad que se publicaba en prensa.

«Fidelizar a las mujeres como oyentes significaba además de tener un público estable, abrir una línea comercial fácilmente explotable», explica la investigadora en sus conclusiones.

Con los programas femeninos llegan los anuncios femeninos
Por tanto, empezaron a aparecer los ‘programas femeninos’. En España, fueron esos programas los que inauguraron el género del magazine, con contenidos mucho más distendidos. En esos magazines entraban también las marcas. Había secciones y contenidos patrocinados, como los consultorios (que existían ya en los años 30, aunque los que más han cuajado en la cultura popular y en la memoria colectiva son los de la posguerra, con Elena Francis a la cabeza) y también anuncios. Esos anuncios estaban locutados por las mujeres pioneras de la radio.

María Cinta Balagué fue la gran pionera, con un programa ‘para mujeres’ que se estrenó en 1926.Su programa era locutado por ella de forma completa y era escrito por un grupo de mujeres, escritoras y guionistas, que creaban los textos de las diferentes secciones. El programa también recogía las opiniones de las oyentes. Fue la primera, pero no la única.

En los años 30, recuerda Espinosa, la radio dio un salto cualitativo en España y también se feminizó. Las locutoras llegaron también a otras secciones, como las de los informativos (Josefina Carabias, por ejemplo, no solo fue una pionera en periodismo parlamentario, sino también la responsable de las noticias de una de las cadenas de radio madrileñas), pero continuaron igualmente en los programas de variedades y de temas de belleza, consejos y similares. Sus consultorios están patrocinados por todo tipo de marcas, que quieren llegar a las consumidoras.

Y es por eso, al final, que las mujeres aparecen en esos anuncios y contenidos vinculados a marcas de los inicios de la radio. Como reflexiona Sílvia Espinosa en su investigación, dado que las mujeres son esas primeras grandes oyentes y se lanzan programas para conectar con ellas, las mujeres serían también la voz más clara para conectar con esas consumidoras. «¿Quién mejor que una mujer para hablarle a otra mujer sobre temas o productos femeninos?», indica en su artículo la investigadora.

64110