Cuñas radiofónicas: cómo y por qué elegir la radio para anunciar tu negocio

Interesante artículo publicado en El Periódico:
Hoy en día plataformas como Google o Facebook permiten a los negocios y emprendedores interesados en anunciarse localmente llegar a una audiencia perfectamente segmentada y acotada por multitud de criterios y, todo, por un precio relativamente económico. Además, cualquiera puede publicar su anuncio online sin necesidad de tener muchos criterios creativos.

Sin embargo, hay otra realidad que se produce en la llamada ‘España vacía’. En algunos entornos rurales y en las pequeñas provincias no todo el mundo utiliza Internet o los smartphones de manera tan frecuente o extendida. Aquí, los medios offline tradicionales y la cercanía aún pueden jugar un papel importante para dar a conocer un negocio. Si este es el ámbito de acción de tu empresa o proyecto, es posible que quieras explorar fórmulas para anunciarte y una de ellas es aparecer en la radio. Una cuña de radio tiene la ventaja de crear conciencia de marca y generar valor añadido.

“Hay un dicho que reza ‘si no te anuncias no existes’. Y no le falta razón. Y es que a lo largo de la historia ha quedado más que demostrado que la acción de las campañas publicitarias es capaz de alterar la decisión de un consumidor a la hora de hacerse con un producto u otro”, explica para BYZness Sergi Carles, gerente y voz de la web TodoJingles.com. “La radio no es el medio de comunicación más efectivo de todos los que existen, ahora bien, depende de lo que anuncies y del target al que vaya dirigida la campaña podrá ser más o menos efectiva que la publicidad que se lanza en un cine, por ejemplo”.

Según el locutor, la campaña en radio puede variar mucho dependiendo de la comunicación o el marketing que ya haya hecho el negocio previamente. Hay algunas empresas de sobra conocidas en el ámbito local que ya han invertido en publicidad con anterioridad y que no necesitan carta de presentación. En este caso, sus anuncios deben servir como “recordatorio para el consumidor haciéndole ver que están ahí”.

Por otro lado, están los negocios que “no se conocen, porque nunca han hecho publicidad o porque acaban de nacer. Estos tienen otra estrategia publicitaria más encaminada a presentar el producto con sus beneficios o placeres”, explica Carles.

¿Cuál es el precio de contratar una cuña?
A la hora de plantearse la contratación de una cuña radiofónica hay que tener en cuenta que existen dos costes diferentes. El primero de ellos es el de la creatividad y producción y el segundo sería el que se dedica a la emisión, es decir, el que cobra el medio por difundir dicha cuña. Hay que separarlos, porque los profesionales de estos dos bloques actúan por separado.

“El precio de una creatividad/producción va a depender de la empresa que lo gestione, de los profesionales y procesos que intervengan en la campaña y del uso que se le dará a la pieza resultante. El precio para una producción que se vaya a emitir en una radio nacional puede oscilar entre los 150 y 250 euros a una sola voz sin contar con los costes creativos”, aclara el gerente de TodoJingles. El ámbito de difusión (local, regional o nacional), el número de voces que entran en juego, la música e incluso el formato de audio pueden incrementar el precio.

En cuanto al coste de emisión, éste varía según cada emisora. Estas tienen sus tarifas particulares. Una única difusión la cuña puede salir por entre 18 y 60 euros, dependiendo del horario que se ha escogido para que se emita.

Con el fin de intentar ahorrar parte de los costes, un negocio puede optar por confeccionar él mismo la creatividad o, al menos elaborar el guion. Sin embargo, en estos casos los resultados suelen ser bastante desastrosos.

“La mayoría de clientes no experimentados busca hacer una campaña que les satisfaga a ellos, con una voz y una melodía musical que les guste. Sin embargo, no piensan en si les gustará a los consumidores y, lo más importante, si esa voz o esa melodía son las más adecuadas para el producto, si el medio donde realizan la campaña es el apropiado y si el desarrollo de la idea es el correcto”, apostilla el fundador de TodoJingles.com.

Carles defiende que se debe contar con quien sabe, ya que “el profesional desarrollará la campaña con la máxima destreza y experiencia, incluyendo, por supuesto, la elaboración de un texto perfectamente estudiado para llamar la atención del target al que vaya dirigido el anuncio”.

Otro ‘truco’ que llegan a usar algunos clientes para intentar promocionar su empresa en la radio pero ahorrarse unos euros es acelerar lo que se dice, como se hacía en aquellos memorables anuncios de TV de los coches de juguete Micromachines. “En una ocasión hicimos una pieza de 20 segundos de duración con el texto para una pieza de casi 30 segundos. El resultado fue como la ‘famosa cola del anuncio de los medicamentos’. Apenas se entendía el mensaje”, cuenta Sergi.

El locutor confiesa que, aunque en ocasiones hayan avisado a los clientes de que una cuña no quedaría bien por “exceso de texto o por un texto mal trabajado”, estos han preferido seguir adelante con su grabación. ¿El resultado? “Piezas ridículas y poco efectivas en una exhibición publicitaria”.

57506