Podcast: La ‘radio’ sin fronteras ni horarios.

Hace más de 15 años, el periodista británico Ben Hammersley casó los términos broadcast (emisión o transmisión) con la marca Ipod (el reproductor de moda de la época) y creó el neologismo ‘podcasting’. Nació el podcast, un archivo de audio creado para su escucha en dispositivos o reproductores de audio portátiles. A diferencia de los programas de radio, los pódcast conllevan una experiencia individual de audición, lo que aumenta el nivel de complicidad entre productor y oyente.

La grandeza del podcast es la ubicuidad y libertad. Se puede escuchar en cualquier lugar y compartir su escucha con cualquier actividad paralela, desde conducir a hacer deporte o trabajar. El oyente decide qué escucha, cuando lo escucha y lo puede hacer por fragmentos, como si se tratara de un libro, reanudando la escucha cuando esté dispuesto.

El podcast es a la radio lo que Spotify es a la música. Por eso consigue audiencias que incluso no escuchan la radio y mucho menos de forma regular. A diferencia de las estrellas de la radio, el podcast es valorado por su contenido y la autoridad del podcaster, no por la marca de la emisora o la fama de su locutor. El podcast al disponer de un lenguaje propio y ser temático, fideliza una audiencia identificada con el tema, que valora el contenido y la profundización en la cuestión. Sin duda en una sociedad tan segmentada y conectada, el podcast gana en ventaja competitiva frente a su gran competidor, la radio.

¿Cuánto tardará el podcast en consolidarse como medio alternativo? Todo el mundo tiene ahora un dispositivo en el bolsillo permanentemente conectado y en el que está acostumbrado a consumir audio sin depender de los antiguos reproductores MP3.

Podcast: El reto de medir audiencias

Persuadir a un cliente potencial en los 20 segundos que dura una cuña es poco menos que imposible. Frente a dicha limitación, el oyente de podcasts elige compartir una escucha activa de 20’ de media, lo que aporta a la marca o patrocinador base de atención suficiente para imprimar los valores del producto o marca y transformar frases vacías en sólidos argumentos.

Los dos últimos años han reforzado y consolidado de manera sustancial el fenómeno pódcast, normalizando su consumo entre el público general y creciendo exponencialmente la cantidad y calidad en la producción. Las agencias de medios ya no son ajenas a este formato, sobre todo desde 2017, año en que las encuestas del Estudio General de Medios (EGM), uno de los principales estudios de audiencias del país, incluyen los pódcast como un medio más. De hecho, la escucha de podcast es la actividad con mayor crecimiento porcentual en 2019 con una subida del 69% y 947.000 usuarios.

Podcast: Publicidad mas efectiva sin fronteras

El formato podcast es flexible y permite experimentar con nuevas formas de esponsorización. Según Cuonda, la plataforma de podcast en español, la publicidad en podcast es tres veces más efectiva que los mostrados en video online y siete veces más efectiva que los anuncios de TV. Las marcas consiguen campañas con una retención del 65% y una imagen favorable para los oyentes. Los anuncios en podcast están integrados de forma nativa dentro del programa y suelen ser leídos por los propios presentadores de forma atractiva y original para los oyentes.

La audiencia de Podcasts no tiene fronteras y gracias al smartphone hay más de 90 millones de oyentes en todo el mundo y miles de podcasts hispanos cuyos oyentes no están limitados geográficamente.

El podcast ha evolucionado también en temáticas, pasando de los contenidos mas especializados como tecnología y ciencia, a infinidad de temas que abarcan la practica totalidad de los intereses de oyentes. Gracias a esta diversidad, el audio bajo demanda empezará a acercarse a los niveles de uso del vídeo. Y en esa nueva corriente los pódcast son tendencia y, por tanto, un interesante soporte para la comunicación pública de empresas y anunciantes. De hecho, Google se ha sumado a esta tendencia con Google Podcast, una nueva estrategia de podcasting en la que los episodios se integran con las búsquedas junto con los resultados de texto, imagen y vídeo que los usuarios están acostumbrados a ver.

Plataformas españolas

Podium Podcast de Prisa Radio se convirtió en 2016 en la primera red global de pódcast en español elaborados de manera expresa para un entorno digital. Desarrolla varias líneas originales dedicadas al entretenimiento, ficción, periodismo y difusión de contenidos de Prisa de España, México, Colombia, Chile y Argentina. Los contenidos de Podium han de cumplir tres requisitos: calidad técnica, uso del idioma español y, siempre que sea posible, la atemporalidad. Los seguidores de Podium provienen en un 70% de agregadores como iTunes e iVoox y un 30% de la propia web y la app propia.

Cuonda, es una startup que ha creado una plataforma de pódcast independiente orientada a la difusión y apertura de nuevas vías de ingreso para el pódcast en español. Empezaron en enero de 2017 con la adaptación al pódcast de Politibot, un chatbot de información política y han seguido con la firma de acuerdos como partner con Spotify para incluir en la plataforma los pódcast como una de las ofertas innovadoras para sus usuarios.

Cuonda es una red de pódcast que dispone de hosting propio y cuenta con la financiación del fondo de innovación de Google. Es también una red de publicidad donde se pueden monetizar los pódcast propios y externos. Cuonda ha recibido el Premio Ondas al mejor pódcast por “Las tres muertes de mi padre”, una serie del periodista Pablo Romero que cuenta la trágica historia personal del asesinato de su padre por parte de ETA.

El grupo Spain Media, editor de las revistas Tapas, Forbes, Robb Report o Man on the Moon, es otra de las plataformas independientes de pódcast en España: Spain Media Radio. Crea producciones de audio de algunas de sus publicaciones impresas que ofrece en forma de capítulos. También brinda otros audios destacados del ámbito deportivo, como el de la revista de fútbol Panenka.

Para Andrés Rodríguez, impulsor de Spain Media Radio, el secreto de esta “nueva radio”está en el equilibrio entre audiencia e influencia, ya que disponen de métricas que les permiten incluso predecir la audiencia de un episodio en función de su título. No obstante, Andrés confiesa el temor de que una métrica con tal precisión, pueda actuar como barrera ante ideas o tendencias minoritarias, pero trascendentales para un cambio social profundo.

El agregador iVoox es otro de los portales referentes para localizar cualquier pódcast producido en nuestro país.

¿Podcasters profesionales?

La suma de descargas de los podcast en español, desbancan a muchas grandes emisoras de radio, pero el problema para los autores es la monetización. Para alcanzar mayores audiencias, los episodios se difunden a través de más de 50 agregadores como Apple Podcast, TuneIn o Podcast Addict. Esta dispersión es un problema a la hora de su explotación comercial, ya que a diferencia de las cadenas de radio que tienen a su audiencia concentrada, no existe una métrica que aglutine los datos de todos los difusores de podcasts, ya que cada uno tiene su propio estándar de medición.

Como declara Fernando Dias Villanueva, podcaster creador de La Contra, los productores de podcasts en español, incluidos los de mayor éxito, viven en el amateurismo o en economías de guerra sin posibilidades de crecer ni poder pagar el alquiler de un estudio o adquirir equipos profesionales. Los autores a menudo deben complementar los episodios con otros trabajos periodísticos, entrevistas y reportajes arañando tiempo del empeño principal. Son en esencia el ejército de Pancho Villa, donde cada uno hace la guerra por su cuenta con un trabuco y una manta.

Para garantizar la continuidad de los proyectos y retribuir a sus creadores (como hace YouTube con sus creadores de contenido), han surgido iniciativas como iVoox Originals, que ha convertido una selección de podcasts en exclusivos, es decir no se podrán seguir en ninguna plataforma excepto en iVoox. El problema es que cada oyente usa su aplicación de podcasts favorita y habría que instalar una segunda app para escuchar estos audios exclusivos. No obstante, como comenta Marta Tejada de iVoox, el mundo podcaster acabará como el de las plataformas de vídeo, donde cada plataforma ofrece contenidos exclusivos y habrá que estar unido a varias para escuchar las producciones exclusivas de cada una.

Los podcasts exclusivos de iVoox los puedes consultar aquí.

Lectura recomendada: http://www.cuadernosdeperiodistas.com/el-auge-del-podcast-como-nueva-narrativa-periodistica/