Pepo Rubio (Ràdio Illa): «El directo no admite preocupaciones»



Pepo Rubio

Pepo Rubio. Periodista. Nació en Barcelona en 1979. Es licenciado en Derecho por la Pompeu Fabra, pero cuando probó el periodismo, se enganchó e hizo un Master por la Universidad de Barcelona conjuntamente con la Columbia University de Nueva York. Después de pasar cada verano en Formentera de pequeño, y de estancias más o menos breves, desde 2012 se establece y comienza a conducir el magacín informativo de Ràdio Illa,’De far a far’. Con él hemos ha hablado de periodismo y titulares, de la Formentera de hoy, la de antes de ayer y quizás la de mañana, incendios y de bicicletas, del directo y del yoga, del capitalismo y de las explosiones de la luz, Carles Torres para el Diario de Ibiza.

¿Te gusta despertar a los formenterenses?
Al principio, me creaba cierta inseguridad este tipo de protagonismo. Pero con el tiempo, le he cogido el gusto, y cuando sé que tengo un buen tema para el día, me levanto contento de poderme despertar, acabar de prepararlo y soltarlo.

Los sábados y domingos por la mañana, que no hay programa, ¿qué haces?
Ahora mismo, estar con la familia, sobre todo … Si quieres saber si tengo ansia de estar en la radio, no, de ninguna manera. Otra cosa es que a mí me encante escuchar la radio. Me gusta mucho eso de ponerla en marcha y ver qué hay. También depende del momento, y de si quiero música, con Radio Clásica y Radio 3, o de si quiero que me hablen, que es cuando escucho de todo: Catalunya Ràdio, la COPE, la SER, RAC 1 … Yo soy fan, por ejemplo, del programa ‘Versió RAC 1′, de Toni Clapés. Para mí, él y su equipo son un referente por como entienden las entrevistas, por ejemplo. No creo que destaque especialmente en nada, pero me gusta precisamente por eso, porque como oyente te pones muy en su piel.

Hace seis años que haces el programa: ¿recuerdas los inicios?
Recuerdo que me sobrepreparaba excesivamente las entrevistas, y eso hacía que tuviera un caos mental, a veces, que no ayudaba y me sacaba naturalidad.

¿Como no se sobreprepara una entrevista?
Creo que mis estudios de Derecho me ayudaron a saber sintetizar y resumir. Ahora, por ejemplo, cuando me preparo una entrevista, miro la documentación y me apunto las cosas, pero quizás luego no las utilizo, porque si la cosa va rodando sola, mucho mejor. Se trata de saber escuchar.

Intento escuchar mucho, es fundamental, si no escuchas lo que te dicen, no hay entrevista. A lo largo de la entrevista, sí me pueden estar contando algo, y me anoto rápidamente el item con que repreguntar, y así no deja de escuchar. El protagonista es el que habla, y cuando tú escuchas la radio, estás más pendiente de quien responde que de quien pregunta. Con el tiempo también he aprendido a preguntar de forma breve, como en el fútbol: rápido y al pie.

¿A quién te gustaría entrevistar en Formentera?
Me gustaría entrevistar en Carmelo Convalia. Me gustaría mucho profundizar en los primeros momentos del periodismo profesional y con vocación de servicio público en Formentera que, básicamente, fueron con él. Con las dificultades que se encontró, porque piensa que la isla no estaba acostumbrada a tener una persona fija y que mete la nariz en cosas que quizás no interesaba … También hablaría con él de la evolución del oficio, de cómo ha evolucionado la manera de escribir en el periodismo.

¿Ahora como se escribe?
El periodismo que me gusta es el que mira de simplificar, lo que aclara, lo que no da nada por supuesto y lo que da poco espacio al lucimiento del periodista. A veces, está bien hacer una metáfora o una introducción que contextualice, pero uno no se puede pasar con esto.

¿A quién más te gustaría entrevistar?
Me gusta mucho entrevistar a la gente mayor, porque me hablan de una Formentera muy cercana en el tiempo, pero que no tiene nada que ver con la que conocieron. Son un testimonio brutal de un cambio histórico, que han recibido en primera persona y en el pecho el impacto del capitalismo. A mí, me sorprende cómo, de primeras, ellos mismos no creen importante explicar su testimonio, pero cuando ven que tu interés es sincero, son capaces de abrirse razonando te todo. Además, son la identidad de esta isla. Sobre una persona en concreto, me hubiera gustado entrevistar Pep Andreuet, famoso anarquista, líder sindical, fallecido hace muchos años. Me sorprende la admiración con que todo el mundo habla, por lo que hizo, sea cual sea el color político.

¿Qué noticia te gustaría dar de Formentera?
La noticia de que por fin hay más bicis que coches. Aquí resuena mi infancia, yo era un niño de piso y de balcón muy pequeño, y cuando venía cada verano aquí era una explosión de luz, de color, de mar, ir en bici …’Pepo’ viene de aquí: me llamo José como mi padre, y de pequeño me pusieron ese apodo, por un ciclista italiano, Peppo Saronni. Siempre que puedo, voy en bici, y estoy convencido de que la bici eléctrica en muchos lugares y también aquí es la solución.

¿Qué esperas nunca dar?
La de cualquier desastre ecológico. Me asusté mucho con los incendios del año pasado. Recuerdo que me miraba con mucho miedo, cerca de casa, cuando me llevé la familia …

Tú eres feliz en Formentera y haciendo radio.
Me siento muy afortunado. La isla es muy especial, es como un pueblo, pero con un montón de personas diferentes de todo, que la hacen ser muy cosmopolita. Además, me siento afortunado de trabajar en una radio sin presiones políticas. Cuando se refundó Ràdio Illa en 2007 con Isidor Torres alcalde y Sonia Cardona de técnica de Cultura, se creó la Junta Rectora con representación de todos los partidos políticos precisamente por eso.

Llegas a la radio a las seis de la mañana …
Y me pongo a pulir el informativo para presentarlo a las ocho de la mañana. Hago el programa, y cuando se acaba ‘De far a far’, a las doce, acabo de planificar y pactar los temas del día siguiente con Bernat, que es lo que hace la gran selección de los contenidos, los edita y los produce. En este sentido, es una suerte trabajar con la gente con la que trabajo. Bernat tiene una visión muy amplia de los contenidos que pueden interesar a la gente, y no sólo de contenido isleño, sino también de temas del mundo. Nos gusta hablar del mundo desde un punto de vista formenterzado. Luego, tenemos el control técnico una máquina como es en León, que me ayuda mucho porque cuando patinamos nos cubre siempre, es como una almohada con quien siempre contamos. Y, después, está Toni que yo considero que es quien me ha formado, y que tiene la radio en las venas. Él sabe cómo enfocar las cosas, hacerlas naturales, porque yo estoy tan metido en el día a día, que él aporta la perspectiva necesaria.

Define el directo.
El directo no admite preocupaciones, no admite que no estés ni aquí ni ahora, y que no estés presente.

¿Es como el yoga?
Sí, porque aunque lleves problemas en la cabeza, debes estar por lo que estás. Ninguna concesión ni piedad. El directo es el directo, y te tienes que dejar llevar.

¿Creo que lo tengo, pero qué titular pondrías a la entrevista?
Qué tienes tú?
«Me gustaría entrevistar a Carmelo».
Está muy bien. Me fio, de ti. También podría estar bien: «El directo no admite preocupaciones».

52758