Pepe Domingo Castaño: “Cuando surgió el problema con la SER yo no quería venir a la COPE”

Pepe Domingo Castaño

Pepe Domingo Castaño, es uno de los locutores más queridos y respetados por los oyentes de la radio deportiva.
El comunicador gallego, referente del periodismo por su estilo único, conduce junto a Paco González desde hace casi ocho años el programa ‘Tiempo de juego’ en la Cadena COPE, a pesar de las reservas iniciales que tenía hacia la radio de los obispos. De hecho en unas declaraciones recientes el locutor ha afirmado que “tenía miedo a eso, a los obispos y al tono del programa. Cuando surgió el problema con la SER yo no quería venir a la COPE“.

Sin embargo, ha aseverado el profesional, fue la única que “aceptó nuestras condiciones y nos dijo que nos daba absoluta libertad para hacer lo que nos apeteciera”. Sinceramente dudé de aquellas palabras; pensaba en dónde nos metíamos: los obispos, los curas, la Conferencia Episcopal. Me dije “verás tú, nos van a masacrar”, pero también pensé que tratándose de Deportes igual las consignas no eran tan fuertes. A pesar de sus dudas iniciales, termina Pepe Domingo : “a mí todavía no me ha llamado nadie para decirme nada. Y mira que hemos hecho burradas en directo. Pero tenemos una libertad igual a la que teníamos en la SER. Y todo aquello que tenía en contra de la COPE se ha venido abajo. Me encuentro muy a gusto, muy feliz, no veo ningún obispo por aquí”.

Castaño se siente ahora como en casa, porque pese a que su estilo irreverente choca con las opiniones de la Conferencia Episcopal, se respeta al que ha hecho líder a ‘Tiempo de juego’ en el EGM frente a ‘Carrusel deportivo’, programa de la cadena de la que provenía.

Guerra de las ondas

El periodista junto a González, constituyen un tándem profesional que comenzaron a marcar un estilo periodístico propio durante su paso por ‘Carrusel deportivo’ de Cadena SER. Tanto es así que en la conocida como “guerra de las ondas” en el año 2010, la emisora de Unión Radio hizo público un comunicado en el que acusó a la de los obispos de querer “desmantelar” su redacción prometiendo contratos “que multiplicaban por cuatro los salarios más elevados del mercado”, al tiempo que comunicó acciones legales por “competencia desleal”. El propio Pepe Domingo lidió una batalla legal con la radio de Prisa tras ser denunciado por incumplimiento de contrato, cuyos resultados favorecieron al miembro de la COPE.

Escuchar la COPE o a Paco y a Pepe

En la batalla mediática por la audiencia deportiva que protagonizan la Cadena SER y la COPE, parece evidente que el trasvase de profesionales de un medio progresista a uno conservador, no tiene repercusión en el ámbito deportivo. Cuando los dos profesionales, junto a su equipo, se fueron a la COPE llevándose consigo a su audiencia, está claro que no era Iñaki Gabilondo el que fichaba por la cadena de la Conferencia Episcopal. En un programa de deportes, no hay ningún tipo de sesgo ideológico, es más, las opiniones personales sobre temas generales no dejan de ser algo anecdótico dentro del mundo deportivo.

Llegados a este punto la conclusión es clara, ya que con profesionales como Pepe Domingo Castaño, la gente no escucha la COPE sino probablemente a Pepe y Paco. Al tiempo que no debemos de olvidar que la cadena de los obispos, no deja de ser una empresa comercial, en la que tras invertir una importante suma de dinero en la contratación de sus profesionales, trata por todos los medios de sacar réditos al capital invertido.

52288

Puedes comentar la noticia

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*