“Pasos”, la obra clave de la radio contada en un libro por Luis Rodríguez Olivares



Pasos

En leyendaviva.blogspot.com leemos: El mismo día que Juana Ginzo pasaba a la inmortalidad salía a la luz el libro de su compañero de vida, Luis Rodríguez Olivares, “Pasos 1946” (Editorial ExLibric) en el que recupera uno de los mas grandes y trascendentales guiones radiofónicos convertido en leyenda del que varias generaciones hemos hablado y pocos -casi nadie- escuchado. “Pasos” fue emitido el 12 de octubre de 1946 a las 23,30 y el guión estaba desaparecido, incluso hubo quien dijo haber visto a su autor Antonio Calderón, quemarlo. Pero por fortuna en una mudanza -cuantos secretos guardan los cambios de domicilio- en el fondo de una caja, dentro de una carpeta naranja allí estaba el texto de la leyenda, el mito, el guión de “Pasos”.

A partir de ese momento Rodríguez Olivares recorre la vida de la radio (la SER), la sociedad, las costumbres y la época posterior a la guerra civil, los años 40 del pasado siglo. Pasos 1946 profundiza en la evolución del medio, el nacimiento y formación del cuadro de actores de la Ser, los técnicos de sonido y de los ruideros como llamaba entonces a los responsables de los efectos de sonido, como Enrique Blanco quien se va a convertir junto a su hija Mae en protagonistas esenciales del descubrimiento.

Todos los nombres históricos de la radio, desde Ricardo Urgoiti, creador-fundador de Union Radio, van apareciendo a lo largo del relato de Rodríguez Olivares mas allá de aquella década de hambre, miseria y guerra mundial: Guillermo Sautier Casaseca, Luisa Alberca, la propia Juana Ginzo, Carlos González -el técnico pionero en las grabaciones del disco de acetato y las posteriores cintas, Boby Deglané, Vicente Marco, Manolo Martín Ferrand, la revista Ondas, Pedro Pablo Ayuso, Manolo Bermúdez, Eduardo Ruiz de Velasco, Luis Sanchez Pollack (Tip), Joaquín Portillo (Top) y muchos mas. A todos ellos se debe fundamentalmente la radio de hoy, pero ninguno para entender el medio en su ayer, hoy y mañana como con Antonio González Calderón, Don Antonio. Y con él su particular “Moriarti”, Robert Steiner Kieve, el americano que llegó a Madrid en 1943 de la mano de Emmet Hugues creando lo que se llegaría a denominar la “Casa Americana”.

El desembarco de Kieve en Radio Madrid y su rivalidad con Calderón son momentos que el autor desarrolla en el libro con maestría mostrando claramente las enormes diferencias entre el concepto de cada uno sobre el medio. De hecho la existencia de pasos se debe a la demostración que quiso realizar Calderón sobre la importancia de los efectos y la imaginación del oyente para crear la magia en el medio radiofónico.

El libro termina, como no podía ser de otra manera, con la publicación del guión radiofónico en versión impresa y en su versión original con las anotaciones del guionista-creador-director. Ahora, en tiempos de podcast sería fundamental la grabación del guión de la obra.

En muchas ocasiones nos hemos referido a la radio como el medio que mejor se adapta a la sociedad en cada momento. Parafraseando a Iñaki Gabilondo diríamos aquello de “dígame usted como será la sociedad del futuro y yo le diré como será la radio”; una frase imbuida del espíritu de Don Antonio Calderón. Pues bien, precisamente al final del libro Luis Rodríguez Olivares señala el espíritu de la obra de Calderón resaltando las “mutaciones que el medio es capaz de llevar a cabo según las circunstancias”.

Mencionar aquí y ahora todas y cada una de las obras de Antonio Calderón sería muy extenso, pero la creación de la redacción de informativos, la denominación de “Servicios Informativos”, programas como Matinal Ser, Hora XXV -o 25-, o el cuadro de actores, son algunas de las “aportaciones” del personaje de tal manera que la radio que existe hoy es hija y heredera de lo creado por el mas grande de los profesionales que ha dado el medio en España. La historia de la radio, de la SER no se puede contar, vivir o estudiar si Don Antonio González Calderón, Don Antonio.

Gracias Luis Rodríguez Olivares por recuperar “Pasos” como subtitulas en el libro “Una emisión legendaria de la radio española y traer al presente la radio y la sociedad de aquellos tiempos para ver como el medio y la sociedad han evolucionado de la mano, como señalaba Calderón.

Luis Rodríguez Olivares (1944) pertenece a la generación de periodistas radiofónicos nacida profesionalmente al inicio de la década de los años setenta, cuando se vivió con extraordinaria intensidad la explosión informativa surgida al final de la dictadura franquista. En la SER dirigió y presentó los principales espacios informativos de la cadena: Hora XXV, de cuyo equipo fundacional formó parte, y también Matinal, Hora 14 y otros. Dirigió programas especiales y fue enviado especial a acontecimientos destacados. Su reportaje titulado «23-F, el golpe retransmitido», basado en el golpe de Estado de 1981, recibió el Prix Italia otorgado por la RAI en la categoría de documentales. En Onda Madrid dirigió el informativo y magacín de la mañana antes de ser nombrado director de Antena de la emisora pública de la Comunidad de Madrid. En Radio Nacional (RNE) dirigió los informativos del fin de semana. Aunque fundamentalmente ha desarrollado su trabajo en la radio, también ha colaborado en prensa y televisión. Es coautor, junto con Juana Ginzo, de los libros Mis días de radio. La España de los 50 a través de las ondas y Parejas (Temas de Hoy).

65624