Paco Robles (COPE Sevilla), recuperado del coronavirus



Paco Robles

El periodista Paco Robles, colaborador de COPE Sevilla, ya está en casa tras casi dos meses hospitalizado por un ictus, y su primer mensaje es para sus oyentes.
Apenas habíamos empezado el confinamiento decretado con el estado de alarma cuando el destino quiso que su confinamiento fuese junto a esos ángeles de batas blancas que cuidan de nosotros en los hospitales.

Y allí ha permanecido casi el mismo periodo de tiempo que esta Sevilla nuestra y suya, a la que ama por encima de muchas cosas, ha debido estar encerrada en sus casas para ganarle la primera batalla de esta guerra al coronavirus.

Conociendo su particular carácter, humor e ironía, y dentro de las circunstancias tan especiales por las que ha atravesado, no dudéis que diga algo así como: “Total, sin Semana Santa y sin Feria, algo había que hacer…”.

Pero bromas aparte, hoy, todos los que formamos parte de esta casa, COPE Sevilla, nos sentimos tremendamente contentos, pues ya podemos anunciaros que nuestro querido y admirado compañero Paco Robles se encuentra en casa y bastante recuperado, después de ese susto que nos ha dado, y al que ha sabido darle una buena media verónica como las de Curro Romero en un Domingo de Resurrección.

Y cómo no, Paco, siempre tan directo, lo primero que ha querido hacer es enviarnos un mensaje a todos nosotros. A sus compañeros, y como él diría, sin embargo amigos, de COPE Sevilla; y a todos los oyentes y amigos de nuestra emisora, a los que ha querido agradecer, de manera muy especial, el interés y la preocupación que durante todas estas semanas de hospitalización han mostrado por su estado de salud.

Bueno, en realidad eso fue lo segundo, porque lo primero que hizo nada más abandonar el hospital fue encaminar sus pasos hacia la casa su madre, pero su madre la del cielo que vive aquí en la tierra y se llama Macarena. Allí en la Basílica, a su plantas, oró durante unos minutos para dar gracias a la Esperanza de Sevilla por la importante mejoría que experimenta día a día. Luego, como nó, se acercó a la Colegiata del Salvador para hacer lo propio frente al Padre el que es Amor y Pasión en su vida.

59704