Ondas a los informativos de SER Canarias por la cobertura en La Palma: «Trasladar sentimientos es importante»



Cadena SER Canarias

El jurado de los Premios Ondas ha reconocido la labor de los servicios informativos de la Cadena SER en Canarias por la cobertura de la erupción de La Palma. El equipo de periodistas de las emisoras del archipiélago ha informado constantemente de la situación del volcán de Cumbre Vieja desde el pasado 19 de septiembre, cuando entró en erupción.

«Mejor programación especial a los servicios informativos de la Cadena SER en Canarias que han cubierto la erupción del volcán de Cumbre Vieja en La Palma y que han acreditado talento descriptivo, conocimiento del terreno y una gran sensibilidad en el tratamiento de una catástrofe natural y humana», reza el fallo del jurado de los 68º Premios Ondas.

Eduardo Cabrera, Eric Pestano y Javier Rodríguez, periodistas de la Cadena SER en Canarias, han sido entrevistados en La Ventana en representación de los servicios informativos tras la obtención del premio. El rigor informativo ha sido en todo momento el objetivo de los periodistas, aunque también trasladar las sensaciones de lo vivido, tal como ha reconocido Pestano.

«Nos dijimos que teníamos que contar lo que podía ocurrir basándonos en datos de expertos. Siempre con la mayor exactitud posible para que la gente comprendiera la dimensión de lo ocurrido en La Palma. Ese era nuestro objetivo tanto en las crónicas de 20 segundos como en los reportajes de seis minutos. Ahora bien, también hemos creído importante trasladar los sentimientos que hemos vivido y hemos visto», ha asegurado Pestano.

Y es que los tres periodistas que han participado de la cobertura informativa de la erupción coinciden en la magnitud de la desgracia para la isla, como ha trasladado Cabrera. «Cambio este ondas, y cualquiera que pueda venir, por volver atrás en el tiempo y poder contar otras historias», ha dicho.

Sin embargo, los profesionales de los servicios informativos de Canarias han tratado en todo momento de contener las emociones y trasladar la información a la población de la manera más clara posible. «Teníamos que contarle esto a la gente para que lo entendiera. Los tres nos hemos reunido todos los días para ver cómo contar las actualizaciones de la erupción. El papel que nos toca es traducir el lenguaje científico en un lenguaje cotidiano para trasladar la información clara», ha reconocido Cabrera.

Reflejo de esa intención han sido las declaraciones de Rodríguez nada más tomar la palabra en La Ventana, al emplear su turno para dar la última hora de la erupción. «La lava ha entrado finalmente en la gasolinera de La Laguna y la ha fundido provocando una enorme columna de humo. Estamos en uno de los peores escenarios», ha informado el periodista, antes incluso de comentar el premio obtenido.

Una cobertura con «gran sensibilidad»
La cobertura informativa de los servicios informativos de la Cadena SER en Canarias no solo se ha centrado en la última hora de la explosión del volcán, sino en abarcar las consecuencias para la población, instituciones y paisaje isleño.

La cobertura especial de la erupción comenzó a mediados de septiembre. Desde entonces, la lava del volcán ha arrasado ya cerca de 2.000 edificaciones y ha cubierto alrededor de 811 hectáreas de terreno en tan solo un mes. La actividad eruptiva ha provocado la destrucción de hogares, comercios y explotaciones industriales y agrícolas, entre las que destacan las plantaciones plataneras que suponen, para el sector afectado de la isla, cerca del 80% de la producción económica.

Además de arrasar infraestructuras y del importante varapalo económico para la isla, la erupción ha supuesto la evacuación de más de 7.000 personas que residían en las zonas afectadas por la lava.

La actividad eruptiva del volcán de Cumbre Vieja ha afectado a todos los niveles a la isla canaria. Los colegios de los municipios afectados tuvieron que suspender las clases para más de 4.000 alumnos durante cerca de un mes, hasta el pasado lunes, cuando profesores y alumnos regresaron a las aulas con estrictos protocolos de prevención ante la erupción volcánica.

Pero además de los vecinos, la preocupación de la sociedad isleña se ha centrado también en la protección de los animales que han quedado atrapados o abandonados tras las evacuaciones de los vecinos. De hecho, varias empresas y vecinos, no solo de la isla sino de toda España, han colaborado en las tareas de rescate de varios animales extraviados.

66490