Michael Robinson (Cadena SER): “Me entristece despedirme antes del minuto 90”



Michael Robinson

Michael Robinson, que esta semana recordó en sus redes sociales el aniversario del día en el que le diagnosticaron un cáncer incurable, pasó por Espejo Público para explicar cómo avanza su lucha contra la enfermedad y lo han contado en sportyou. El popular exfutbolista y presentador reconoció que “vivo una vida muy placentera” y rememoró uno de los momentos más emotivos del proceso, cuando le dijo a su mujer que “no tengo miedo a la muerte pero me produce un montón de tristeza el pensamiento de tener que despedirme antes del minuto 90”.

Robinson relativiza la situación al considerar que “el cáncer no me va a matar todos los días” y desvela que ha sentido una rebeldía que nunca había experimentado: “He visto que no soy un calzonazos del todo. Recuerdo los días que estuve esperando el resultado de la biopsia en estado de pánico. Había visto cómo luchó Severiano Ballesteros y al ponerme en su lugar pensaba que me pegaría un tiro”.
El locutor confesó que su enfermedad “de momento no es curable y no puedes hacer un plan ante eso” y también que no pudo contener las lágrimas por el apoyo recibido cuando dio la noticia: “Lloré leyendo los mensajes pero no por tristeza. Nunca me había planteado si era querido en España, el éxito o el fracaso, y de verdad me sentí abrumado porque tanta gente estrechó su mano en mi dirección. También lloré también contestando los mensajes, me hizo sentir muy feliz, y aquellas fueron lágrimas de felicidad”.
Sobre su lucha contra la enfermedad celebró que “me dieron muy buenas noticias el otro día” porque «el medicamento la frena, pero mi cuerpo se va a acostumbrar a él y dejará de funcionar». También admitió que “no quiero asustarme así que pregunto poco, porque a veces es doloroso” y que “la medicina va muy deprisa así que estoy pidiendo un tiempo muerto hasta que la ciencia encuentre el remedio”.
Michael Robinson compartió espacio con José María García, quien luchó contra el cáncer entre 2005 y 2008 y ambos se refirieron al aplazamiento del Clásico al 18 de diciembre. Ambos lamentaron la decisión final de posponer el partido y Robinson fue contundente: “Espero que en el mundo no nos vean tan poco civilizados como para no poder celebrar un partido de fútbol, como ocurrió con River Plate y Boca Junior en la final de la Libertadores. Me produjo mucha tristeza”.

57287