México cuenta con más de 170 emisoras religiosas ilegales

En México existen alrededor de 170 estaciones de radio clandestinas operadas por cristianos evangélicos que transmiten “casi con exclusividad” información religiosa, según Óscar Moha presidente de Libertad y Dignidad A.C. y columnista de Eje Central.
“Toman el micrófono como si fuera un púlpito”, dijo Moha sobre estas estaciones que llamó “piratas” y están presentes en los estados de Oaxaca, Hidalgo, Nuevo León, Sonora, Guerrero, Tabasco, Puebla, Morelos, Edomex, Veracruz y Chiapas, en este último tan sólo operan 30 frecuencias.
La entrega de una concesión de espectro para radio FM al grupo civil La Visión de Dios A.C. ha reabierto el debate para que las agrupaciones religiosas puedan o no operar directamente estaciones de radio y televisión en México.

“El gobierno federal tiene un gran trabajo para darles un formato legal o para asociarlas en algo. O permitirles que no solamente difundan ideologías religiosas sino algo social”, consideró el presidente de Libertad y Dignidad A.C. y dijo que será necesario profesionalizar a estas personas que utilizan este medio de comunicación.
Las estaciones de radio religiosas operan bajo tres modalidades distintas: aquellas iglesias que pagan un espacio en radio y televisión, otras que ya cuentan con una concesión como ‘La Visión de Dios’ y finalmente aquellas que tienen un sistema clandestino.

“El alcance de estas radios cristianas [clandestinas]: hay dos en Chiapas que tienen más rating que cualquiera de las estaciones concesionadas por el estado. Una de ellas opera desde un templo evangélico y se escucha hasta Guatemala, y del otro lado, hasta Tabasco si es que te vas por carretera”, detalló Moha.
Señaló que existe un “pacto no oficial” con los gobiernos estatales donde más abundan estas señales para que sigan operando bajo la condición de no comercializar los tiempos, no hablar mal del gobierno en turno y ceder un tiempo, aunque sea corto, para que los funcionarios expongan sus logros.
“Copian un modelo que existe en países de Centro y Sudamérica o de Estados Unidos, donde las estaciones de radio están permitidas por sus gobiernos y las manejan ministros de culto o bien asociaciones religiosas”, explicó el columnista.

Este fenómeno no es nuevo. Desde inicios de los años 90, cuando las iglesias se dieron cuenta que era barato comprar un transmisor y una antena. Además, aseguró, ha surgido el “coyotaje evangélico”, mediante el cual supuestos “gestores” cobran hasta 80 mil pesos por tramitar un permiso ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones.
El columnista dijo que en el sexenio de Peña Nieto hubo intentos de legalizar estas emisiones de radio pero finalmente no se concretó. En el sexenio de Zedillo se decomisaron 23, en el de Fox 28, en el de Calderón 41 y en el de Peña Nieto 26 de estas estaciones piratas de radio que utilizan las iglesias evangélicas, agregó.

56131