Los profesionales de TV3 y Catalunya Ràdio rechazan la «intromisión» de la Junta Electoral



Catalunya Ràdio

«Censura», «ataque», «injerencia», «intromisión», «cruzar una línea roja» … Estas son algunos de los calificativos utilizados por los profesionales para rechazar la decisión de la Junta Electoral de prohibir a los medios de la CCMA la utilización de expresiones como presos políticos o exiliados.

Unas críticas hechas tanto desde los medios afectados (consejos profesionales y comités de empresa de TV3 y Catalunya Ràdio) como desde organismos externos (Colegio de Periodistas de Catalunya y Grupo de Periodistas Ramon Barnils).

El consejo profesional de TV3 considera la resolución de la Junta Electoral como un «acto de censura, incompatible con el respeto a la libertad de expresión y la libertad de prensa». Además, tacha los magistrados de «censores» que «en lugar de pronunciarse sobre lo que pasa, ordenan que se reescriba lo que pasa cuando no les gusta».

En la misma línea se expresa el consejo profesional de Catalunya Ràdio. «Los magistrados han sobrepasado sus competencias y se han convertido en una figura que creíamos olvidada. Vuelven el censores y tememos que la Junta Electoral quiera iniciar una caza de brujas», alerta. «Censurar palabras es censurar información», coinciden los dos órganos.

La decisión de prohibir palabras o cambiar el enfoque de las noticias «arbitrariamente», los profesionales de televisión y radio los remite al Ministerio de la Verdad que Orwell describió en 1984. «Hoy es el exilio» y «presos políticos». Mañana ya veremos qué palabras serán calificadas de indeseables por partidos políticos y, seguidamente, prohibidas por sus señorías, espeta el consejo profesional de TV3.

Sobre la resolución que obliga a los medios de la CCMA a compensar a los partidos que no participaron en la manifestación soberanista de Madrid, el consejo profesional de la radio señala que los magistrados «no deberían tener ninguna autoridad» para decidir la programación «de los medios públicos, sino que ésta debería recaer «única y exclusivamente» en sus profesionales.

Por su parte, los comités de empresa de TV3 y Catalunya Ràdio han rechazado la «restricción de libertad de información» impuesta por la Junta Electoral. «Esta injerencia judicial representa un desprecio inadmisible en el trabajo de los profesionales de la comunicación de la CCMA», señalan en un comunicado conjunto.

Los representantes laborales de las plantillas consideran que las juntas electorales «extralimitan cuando establecen criterios que no son profesionales para sancionar la programación». Por todo ello, exigen «ahora y siempre, poder informar con libertad, independencia y veracidad», y rechazan «cualquier injerencia, presión, amenaza o agresión, venga de donde venga».

La junta de gobierno del Colegio de Periodistas de Catalunya entiende que la prohibición del uso de expresiones es «una intromisión en toda regla a uno de los pilares fundamentales de la democracia, como es la libertad de información y la no injerencia política». Para la entidad, también representa «un desprecio inadmisible e intolerable en el trabajo de los periodistas, que quedan relegados y despreciados».

El Colegio ha recordado que en 2017 ya calificó de «todo inadmisible» que la Junta Electoral decidiera cómo se debía hacer la información en los medios públicos amparándose en una supuesta vulneración del principio de neutralidad. «Hoy, desgraciadamente, hay que insistir en que el verbo ‘prohibir’ y libertad de información no son conjugables», afirma.

El Grupo de Periodistas Ramon Barnils encuentra «inadmisible» esta nueva intromisión de la Junta Electoral: «Consideramos que entrar a regular el vocabulario que pueden utilizar o no es cruzar una línea roja en la libertad de prensa y el derecho a la información», dice en un comunicado.

La entidad también lamenta que los medios públicos «sean una vez más un arma arrojadiza» en el debate político. «Consideramos muy preocupante que se haya normalizado, por interés de ciertos partidos y en determinados espacios mediáticos, el ataque constante a TV3 y en Catalunya Ràdio«, señala.

En este sentido, recuerda los informes del Consejo del Audiovisual que indican que los medios públicos catalanes, además de líderes de audiencia, son los más plurales.

55292