Los 40, renovarse o morir



Los 40

Miguel Bermejo desde PR Noticias se ha planteado si a día de hoy tiene sentido mantener la lista de Los 40 Principales:
Los 40 es la cadena radiofónica musical más importante de España. Los números lo avalan: cerró la temporada sumando 2.869.000 fieles diarios, lo que supone un crecimiento del 5% con respecto al dato obtenido tres meses antes, y aventaja en casi un millón de oyentes a su inmediato competidor, Cadena Dial. Pero, más allá de los datos puros, ¿cuál es la influencia real de Los 40 en la sociedad?
Desde su creación, Los 40 ha tenido como principal leitmotiv su lista, esa que indicaba cuáles eran las canciones más destacadas del momento. Pese a que la manera en la que se conforma siempre ha estado sometida a discusión, es innegable su poder, ya que entrar en ella supuso durante muchos años un seguro de éxito (o, al menos, de supervivencia) para los artistas.

Pero todo ha cambiado en el último lustro: los consumidores tienen acceso a un catálogo infinito de canciones y artistas gracias a los avances tecnológicos y la aparición de las plataformas de streaming. Esta revolución también ha conllevado una alteración en el ecosistema mediático, ya que los medios tradicionales han perdido progresivamente su capacidad para influir en la sociedad debido a su lenta y torpe adaptación a los nuevos tiempos.
La lista de Los 40 es el mejor ejemplo de esta situación. Debido a las limitaciones tecnológicas que dificultaba conocer qué estaba sonando en otros países, la emisora logró hacer y deshacer a su antojo durante cuatro décadas aprovechándose de su poder y de su influencia. De esta manera, la radio y las principales discográficas se han venido compinchado para que Los 40 coloque en posiciones altas de la lista a grupos que, por alguna razón comercial, le interesan a estas compañías aunque la justificación de su posición sea más que dudosa.

Renovarse o morir, el gran dilema de Los 40
El problema reside en que, pese a que las tornas han cambiado, el sistema de las radios comerciales no lo ha hecho. Esta falta de adaptación al nuevo entorno provoca situaciones llamativas, como que Vuela, una canción de Bombai que ha pasado desapercibida para el gran público, haya alcanzado el primer puesto de la lista durante este verano. Otro ejemplo de la desconexión de Los 40 con el mundo real es que Rosalía estuviese durante cinco meses fuera de la lista cuando estaba arrasando en todo el mundo.
La filosofía de ignorar las tendencias reales en beneficio de ‘productos’ colocados por las discográficas le fue bien a la emisora durante muchos años pero la nueva realidad hace que la lista sea inservible, ya que los consumidores ahora pueden comprobar fácilmente que no se ajusta a lo que está sucediendo en el mundo real. Esto provoca que la audiencia, especialmente el público joven, esté dejando de sentir a la radio musical como suya por lo que, si quiere revertir esta situación y no quedar como un elemento anticuado, es necesario que Los 40 emprenda un cambio de modelo que acerque la radio a las tendencias actuales para que su lista tenga sentido en 2019.

56602