Laura Rosel (Catalunya Ràdio) desmiente una «leyenda urbana» de cuando trabajaba en RAC 1



Laura Rosel

Dario Porras publica en elnacional.cat que Laura Rosel es la gran apuesta de la radio pública catalana desde que sustituyó a Mònica Terribas al frente de El matí de Catalunya Ràdio. Duelo radiofónico matinal con Jordi Basté, a ambos lados de la Diagonal de Barcelona. Pero hubo un tiempo donde la periodista catalana se quedaba en la parte de abajo, junto a la plaza de Francesc Macià.

Porque Laura Rosel, como es sabido, estuvo muchos años trabajando en RAC 1 antes de hacer el salto primero a 8TV, después a TV3 y ahora en la radio de la competencia. En la emisora privada dejó muy buenos amigos y compañeros y dejó huella de su profesionalidad. Pero también alguna cosa más… Una leyenda urbana que ahora se ha encargado de desmentir categóricamente desde Catalunya Ràdio.

Sometida a las preguntas de su compañera de cadena, Elisenda Carod, pero no para L’apocalipsi, sino para el Està passant de TV3, esta le lanza: «En una radio muy conocida, ¿trabajabas 8 horas sin ir al lavabo por vergüenza a preguntar dónde estaban los servicios?».

Rosel ríe y coge un pañuelo que tiene a mano. Pañolada. Ella misma se explica: cuando entró a trabajar en RAC 1, «como soy muy tímida me cuesta mucho hacerme con la gente y hablar porque me da mucha vergüenza». Pero de ahí a no levantarse de la silla para hacer sus necesidades, hay un trozo.

«Alguien cogió esta información y la manipuló y se ha convertido en un running gag que me acusan de haber estado horas y horas sin ir al lavabo por vergüenza a pedirlo». Carod, astuta, le vuelve a preguntar. Y Rosel responde: «Puede ser que no lo recuerde». Quien calla, otorga, que dicen. Carod ríe socarrona: «Eso es un sí como una catedral».

Carod también le propone si algún titular que se ha escrito sobre ella es real o es un fake. Rosel alucina con un titular de Libertad digital que la tilda de golpista:
Así que ya lo saben: ni golpista, ni aguantándose las ganas de orinar. Tímida, sí. pero no hasta este punto. Así que ya lo saben: cuando Rosel vaya a RAC1 a visitar viejos amigos, lo primero que tiene que hacer, para acabar de una vez por todas con los rumores, es pregonar que se va al baño.

64159