Laura Martínez (Cadena SER): “No se ve con naturalidad que una mujer dirija a un equipo de hombres”

Laura Martínez

Se puede tener todo controlado, saber que has organizado todo durante casi dos años para dedicar más de 240 horas de emisión al Mundial, pensar qué pasará si España pasa o no a una siguiente ronda y cómo reaccionará la redacción, pensar en las conexiones y la cobertura de las favoritas, pero un caos como el logrado por Lopetegui, el Real Madrid y la Federación de fútbol, no. A un día de comenzar el Mundial, la directora de Deportes de la Cadena SER, Laura Martínez (Tarragona, 1978) se muestra sorprendida, como todos, con la decisión de prescindir del seleccionador (sustituido por Fernando Hierro después de hacerse esta entrevista en El País), y orgullosa de cómo ha reaccionado el equipo de la emisora ante el bombazo informativo. “El periodista deportivo para la inmediatez está muy preparado. En el día a día nos movemos en eso, en buscar noticias, reaccionar y en hacer directos constantemente en los programas de la Cadena”.

P. Todo preparado a un día de empezar y llega el desconcierto…
R. Nadie lo esperaba. Cuando hay una gran crisis se espera una gran solución, y de primeras no la hubo. Se hizo una rueda de prensa en la que ni se dijo quién le iba a sustituir (a posteriori se anunció que Fernando Hierro iba a dirigir la selección). Lo último que se ha pensado, tanto por parte del propio Lopetegui como de la Federación como del Madrid es en la selección española. ¡A 48 horas de empezar un Mundial!

P. ¿Cómo se reacciona a algo así cuando se tiene todo preparado?
R. Cortamos la programación para preparar un especial informativo en el Hoy por hoy, que empezó a las diez de la mañana y se ha alargó hasta pasada las 13.00. Estábamos avisados desde la noche anterior de que iba a haber rueda de prensa, hablé con dirección de lo que podía pasar y ya nos preparamos para poder cambiar los contenidos y preparar un equipo en Moscú y al equipo de transmisión en Krasnodar (donde estaba concentrada la selección), con todos los editores de la SER conectados, gente con Portugal, para ver qué pasa con el rival para poder explicar minuto a minuto con todos los audios.

P. ¿Cómo cambian las expectativas respecto a la selección en el torneo?
R. Hasta el martes pensaba en España como una de las claras favoritas para avanzar en este Mundial y ni me planteaba lo que pasó en Brasil hace cuatro años ni de poder caer en la primera fase, si no de ir avanzando, con posibilidades de llegar a semifinal y final. Sinceramente, tengo ahora muy malas sensaciones, contagiadas no solo por lo que ha pasado, si no por toda la prensa internacional, y la sensación es que España ha perdido el título de favorita para este Mundial, que ha bajado un peldaño, y que ante esta gran crisis, a ver cómo reacciona el equipo.

P. Con el debut el mismo viernes…
R. Tenemos jugadores con mucha solvencia y hay que encomendarse ahora mismo al poder del equipo. La gran final España la va a jugar este viernes contra Portugal.

P. ¿Cómo se organiza en la radio el seguimiento de un evento así?
R. Se empieza casi dos años antes. Al principio lo más complicado es el tema logístico y el presupuestario. Combinar todo. Hay que trasladarse a otro país, llevar a un número grande de gente, estar pendiente de dónde se va a alojar la selección. Hay que hacer un planteamiento de la programación y de cómo crees que podría hacer el mejor Mundial la SER y todo eso requiere un trabajo que afecta a muchísimas áreas. Pasa por el director de antena, el director de la cadena, el director financiero, ir coordinándolo paso a paso para ir hilvanando todo para llegar al mes de enero de este año tranquilos diciendo, sé por dónde va este mundial e ir tomando las últimas decisiones y estar tranquilos.

P. ¿Y si España cae pronto?
R. Si pasa eso, hay una parte del equipo que se vuelve antes, porque el seguimiento decae en España. Pasó en el Mundial de Brasil, que caímos en la primera fase y la mitad del equipo se volvió a España. Si perdiera pronto, reubicaríamos las posiciones.

P. Es directora de Deportes en un ámbito de trabajo muy masculino…
R. Lo llevo con naturalidad, estoy muy acostumbrada y trabajo muy cómoda. Llevo desde el año 2000 trabajando en deportes, la mayoría de mis compañeros han sido hombres y lo son y nunca he tenido ningún problema. Sí que es verdad que desde que llegué, lo que más se me ha preguntado ha sido que cómo llevo trabajar con tantos hombres, más que a qué me dedico o cuáles son mis funciones. Eso me hace pensar que no se vive con naturalidad que una mujer dirija a un equipo de hombres, en eso es en lo que hay que seguir trabajando. Esto es un trabajo como cualquier otro en el que puede haber más hombres que mujeres, pero hay una mujer al frente y punto.

P. ¿Por qué se ven tan pocas mujeres en el periodismo deportivo?
R. Las mujeres hemos llegado más tarde a muchísimas cosas. Sí que hay muchas mujeres en el periodismo deportivo, cada vez más, pero todavía la proporción no es la misma. Hace un mes hice las pruebas de selección de becarios en la SER y de la gente que se presentó para hacer las prácticas en la sección de Deportes, el 30% eran chicas, no estaba igualado, por gustos o por lo que sea. En la radio creo que cada vez va a haber más mujeres, porque es algo que se ve. Ahora es un 30%, pero hace cinco años a las prácticas igual el porcentaje de mujeres que se presentaban era solo un 10%. La visión femenina enriquece en todos los sentidos al periodismo deportivo. Los gustos que tenemos en algunas cosas son diferentes. Por ejemplo, a mí no me gusta nada narrar, en cambio, a la mayoría de hombres les encanta. A mí me motivan más otras cosas del periodismo deportivo.

P. ¿Cuáles son esas motivaciones?
R. La sensación del directo, el poder estar en acontecimientos internacionales, en el día a día de cualquier club deportivo. He estado en otras áreas, como en informativos y disfruté menos.

P. ¿Selección favorita personal para ganar el Mundial?
R. El martes era España, el miércoles por la mañana era España, espero que el viernes siga siendo España. Según juegue el viernes. Y también Alemania.

52864