La tertulia femenina “El Garabato” rinde homenaje a Menchu Álvarez Del Valle con motivo de su 90 cumpleaños

Menchu Álvarez Del Valle

Una gran sorpresa se llevó la riosellana Menchu Álvarez del Valle cuando, hace unos días, se encontró sin esperarlo con una fiesta de cumpleaños y, en ella, a una veintena de familiares y amigos. Sus compañeras de la tertulia “El Garabato” querían rendirle un homenaje con motivo de su 90 cumpleaños. Lo prepararon todo al detalle. Fue un acto cariñoso y emotivo, en el que la periodista se encontró con su hijo Jesús Ortiz, padre de la reina de España, doña Letizia; con su nieta Telma y con dos de sus biznietas.

Menchu Álvarez del Valle no sabía nada de la celebración. De hecho, varias compañeras de la tertulia “El Garabato” la subieron a buscar a su casa de Sardéu, en Ribadesella, el mismo día de la fiesta, minutos antes de la hora prevista para la cena. Tuvieron que insistir y engañarla diciéndole que había una tertulia importante y que su presencia era inexcusable. La abuela de la Reina, que en un primer momento se resistió a acudir, cedió finalmente.

La fiesta se celebró el sábado 13 de enero, tres días antes de su cumpleaños, en el restaurante Sibariz del hotel Villadesella, situado en la localidad de Sebreñu, a apenas cinco kilómetros de la vivienda de la periodista. Cuando Menchu Álvarez del Valle llegó al restaurante se encontró con sus allegados. Una de las asistentes destacaba ayer el excepcional estado de salud de la locutora y lo “formidablemente bien” que lleva sus 90 años.

Antes de la cena se proyectó un vídeo que habían preparado las integrantes de “el Garabato” con la complicidad de otros amigos y familiares y que incluyó fotos de diferentes momentos de su vida. Después llegó la cena, con un menú en el que cada uno de los presentes pudo elegir entre varias alternativas y que se cerró con una monumental tarta, adornada con un micrófono comestible.

A continuación llegó el brindis por la homenajeada, en el que no faltaron la sidra asturiana, el champán y los licores de Los Serranos, que se fabrican en el vecino pueblo de San Martín de Collera. Para Menchu Álvarez del Valle hubo un regalo colectivo de la tertulia “El Garabato”, un precioso broche, y varios individuales, de algunos de los presentes; entre ellos, una reproducción de dos artículos que la homenajeada publicó en La Nueva España medio siglo atrás.

La tertulia femenina “El Garabato” ofreció hace dos años y medio una fiesta sorpresa similar a otra de sus integrantes, Carmina González Pando, también con motivo de su 90 cumpleaños.

Menchu Álvarez del Valle, nacida en Santander el 16 de enero de 1928, fue una de las voces más populares de la radio asturiana. Siempre se definió a sí misma como una “radiofonista de provincias” y trabajó durante más de 40 años en emisoras como Radio Asturias, Radio Oviedo, La Voz del Principado, Radio Cadena Española y Radio Nacional de España. Residió en Oviedo desde los 16 años hasta que decidió trasladarse junto a su marido, José Luis Ortiz, fallecido en 2005, a la pequeña aldea de Sardéu, donde veraneó durante su infancia y juventud doña Letizia Ortiz. Menchu Álvarez del Valle recibió hace cuatro años el Premio Nacional de Radio, otorgado por la Academia de las Artes y las Ciencias Radiofónicas de España.

La locutora fue presidenta de la Asociación de RTV de Asturias durante el período 1974-1980 y también promotora del I Congreso Confederal de la FARTV (Federación Asturiana de Radio y TV) que se celebró en Oviedo en 1978. Entre sus muchos reconocimientos profesionales están dos premios “Antena de oro”, la copa al Mérito Radiofónico del Consejo Superior de Relaciones Públicas de España y el “Micrófono de honor” de la Asociación Profesional Española de Informadores de Prensa, Radio y Televisión.

51163