La salida de Gemma Nierga destapa la lucha de poderes dentro de la Cadena SER

Antonio Hernández Rodicio y Vicente Jiménez

Gemma Nierga abandonará la Cadena SER a final de esta temporada después de treinta años en antena y tras encabezar tres de los proyectos más emblemáticos de la emisora. Quienes conocen la SER por dentro concuerdan en señalar que la periodista es historia viva de la cadena, primero como creadora de “Hablar por Hablar” en Radio Barcelona -y desde 1994 a nivel nacional-, luego como sustituta de Xavier Sardá en “La Ventana” en 1997 y finalmente en “Hoy por Hoy” desde 2012.

En tres décadas en la Cadena SER se convirtió en una de las figuras más reconocibles de la emisora y una verdadera embajadora de la cadena, representando muchas veces el sentir ideológico de su casa.

Todavía está en la memoria colectiva su participación en la manifestación de repulsa contra el asesinato de su contertulio y amigo Ernest Lluch por parte de ETA en noviembre de 2000. En ese momento hizo un duro alegato contra las instituciones. “Estoy convencida de que Ernest, hasta con la persona que lo mató hubiera intentado  dialogar: ustedes, que pueden, dialoguen por favor”.

Con este bagaje, dos Premios Ondas a sus espaldas y décadas de liderazgo en todas las franjas en las que compitió, es difícil entender su marcha de la SER en las circunstancias en que se ha producido. En medio de un secretismo poco habitual, con apenas unas líneas de agradecimiento público por parte de la cadena y sin seguir ligada a la cadena en otro programa.

El equipo de Nierga se enteró por la prensa
El 31 de mayo, el diario Ara publicaba su salida en su edición digital, una decisión que sorprendía al sector. La redacción de Ràdio Barcelona y su equipo en Madrid se enteraban por estas mismas informaciones, al mismo tiempo que la SER mantenía un silencio sepulcral ante la prensa y frente a sus propios trabajadores. La información de su fallida renovación se mantuvo al más alto nivel y muy pocas personas conocían de primera mano los detalles.

Pero ¿por qué no ha renovado? Las fuentes consultadas por El Español y desveladas en el artículo de Fernando Cano, indican que se han juntado una serie de factores pero que, básicamente, pasan por una lucha de poderes en el interior de la cúpula de la SER y de las redacciones de Madrid y Barcelona. Oficialmente no ha trascendido ninguna explicación, aunque quienes han vivido de cerca esta transición apuntan a que la dirección se ha escudado en las audiencias. Otras voces apuntan a supuestos problemas en la garganta de la periodista.

Las audiencias de Gemma Nierga y ‘Hoy por Hoy’

El Estudio General de Medios (EGM) refleja que Gemma Nierga ha perdido menos audiencia que Pepa Bueno en su tramo de Hoy por Hoy, a pesar de que ha mantenido históricamente muchos menos oyentes. En abril el medidor adjudicó al programa un total de 2,8 millones de oyentes, 57.000 menos que en la oleada de diciembre del año pasado. Por tramos, Pepa Bueno registró 2,4 millones de seguidores, 37.000 menos, y Gemma Nierga 1.083.000 fieles, nueve mil menos.

Si se comparan estos datos con otras radios, Nierga aumentó distancias con sus competidores, mientras que a Pepa Bueno le recortaron oyentes. No obstante, si hacemos un segundo análisis vemos que Carlos Herrera mantiene muy poca distancia -solo 147.000 oyentes- con el segundo tramo, unas distancias que se amplían hasta los 800.000 seguidores con la primeras horas de Hoy por Hoy a cargo de Pepa Bueno.

Los problemas de garganta de Gemma Nierga

En mayo de 2014 Gemma Nierga anunciaba en antena una baja de tres meses debido a una operación “muy sencilla” de cuerdas vocales a la que tenía que someterse.
Nierga explicó en antena que garganta “pedía pasar una ITV, una revisión”. La periodista ya se había sometido a una intervención de garganta doce años antes. En ese momento fue sustituida por Macarena Berlín, quien regularmente presenta “Hablar por Hablar”.

Después de su baja volvió con normalidad a su puesto de trabajo y hasta el momento no se había vuelto hablar del tema. No obstante, dentro de la cadena se ha vuelto a especular con que esta situación podría haber sido una de las causas influyentes, un ingrediente más en este explosivo cóctel que desencadenó la salida de la histórica periodista.

Lucha de poderes entre Barcelona y Madrid

La salida de Gemma Nierga también se ha interpretado como un choque de trenes entre las redacciones de Cadena SER de Madrid y Barcelona. Ràdio Barcelona nacía en 1924, el germen de Radio Madrid, y a partir de ahí las dos emisoras han funcionado en paralelo manteniendo un delgado equilibrio. Catalunya ha sido históricamentecantera de voces para Madrid como la propia Gemma Nierga y Carles Francino.

Nierga vive en Barcelona desde 2008 y hasta ahora realizaba con equipo propio la segunda parte de “Hoy por Hoy” desde Barcelona. Desde Ràdio Barcelona han indicado a El Español que jerárquicamente el programa depende exclusivamente de Madrid y que cualquier movimiento debe ser explicado y entendido como una decisión tomada en
la sede de Gran Vía

La llegada de Toni Garrido para sustituir a la periodista confirma que el programa se trasladará a Madrid y con ello se cumplen los peores temores respecto de la pérdida de peso de Barcelona en la parrilla nacional. Con la salida de Nierga se acaba el único programa que se emitía a nivel nacional desde Barcelona, lo que se interpreta como un golpe sobre la mesa de la dirección general de Madrid en manos de Vicente Jiménez desde febrero de 2015.

Disputas de los directivos en Madrid

La sucesión de Gemma Nierga también ha mantenido la tensión al interior del equipo directivo de la cadena. La principal carta para sustituirle fue Javier del Pino, director y presentador de “A Vivir“, el programa estrella del fin de semana. Del Pino ya fue tentado por la SER hace diez años para sustituir a Iñaki Gabilondo antes de que Carles Francino fuese finalmente el elegido, pero declinó aceptar la oferta por su situación familiar de ese momento.

La SER volvió a ofrecer a Del Pino “Hoy por Hoy” hace pocos días, aunque en esta oportunidad solo el segundo tramo del programa. La respuesta fue nuevamente la misma, aunque esta vez los motivos fueron diferentes: Del Pino rechazó la oferta porque él esperaba presentar la totalidad del programa y no solo la franja con menos oyentes y e inferior exposición mediática.

Antonio Hernández-Rodicio, director de Cadena SER, tenía una segunda carta sobre la mesa y pensó en Macarena Berlín. Los perfiles de Macarena Berlín y Javier del Pino estaban en la misma sintonía de lo que quería Rodicio, es decir, unos periodistas más cercanos al formato magazine y con menos vocación informativa.

Vicente Jiménez impone a su candidato

No obstante, Vicente Jiménez impuso su criterio y sus galones como director general de Prisa Radio imponiendo a Toni Garrido. Según Jiménez, Garrido tiene un perfilmás informativo y más complementario con Pepa Bueno. El director general cree que un programa más continuista con la primera hora puede mejorar las audiencias de la segunda parte del programa.

Jiménez impuso su candidato, lo que dentro de la SER se entiende como un nuevo ejemplo de la actual situación de Hernández-Rodicio dentro de la emisora. Se cree que el director de la SER no tiene la mejor de las relaciones con Jiménez y se encuentra en horas bajas, lo que pone en riesgo su continuidad en la emisora.

Con todo, el nombramiento de Toni Garrido se manejó en el más absoluto secreto. Gemma Nierga se enteró la noche del lunes del nombre de su sustituto, y su equipo lo hizo cinco minutos antes de que la cadena lo anunciase en uno de sus boletines informativos. El resto de la plantilla se enteró por el propio comunicado que colgó la SER en su página web.

¿Qué espera al nuevo ‘Hoy por Hoy’?
Toni Garrido hará el programa desde Madrid y es probable que monte un equipo propio. Para ello tiene la confianza de Vicente Jiménez y el encargo de dar más peso informativo al programa. Su hándicap es que no es un histórico de la casa y a pesar de haber debutado hace años en la emisora, no ha estado en la redacción ni en el día a día de la radio.

48879