La radioafición: otra manera de entender la comunicación en tiempos de «redes sociales»



Radioafición

Este eslogan sirve para recordar que cuando una catástrofe asola una zona y sus infraestructuras de comunicación quedan destruidas, es posible recuperar la comunicación gracias a las emisoras de radio y a los radioaficionados locales.
Basta con un equipo de radio, una antena y una fuente de energía que alimente esta pequeña infraestructura.

El pasado 18 de Abril se celebró el Día Mundial de la Radioafición pero este año y por segunda vez consecutiva, los radioaficionados celebraron su día en la intimidad profiláctica de las ondas, tratando de conectar personas mayores en estos tiempos de pandemia.

Diferencias entre Cibeista y Radioaficionado
En esencia, el radioaficionado y el usuario de Banda Ciudadana o Cebeista (palabro que viene de CB, Citizen Band) se parecen: ambos se sientan frente a su emisora y hablan a través del micrófono entre ruidos y abreviaturas.

Pero también hay diferencias. Una muy evidente es que el Radioaficionado debe conseguir una autorización o Licencia y el Cibeista, no.

Como sacar una licencia de radioaficionado
Según Fernando Suárez, Jefe Provincial de Telecomunicaciones en Asturias, en los últimos años ha caído la demanda de licencias y nos explica cómo se consigue esta autorización.

A cambio de aprobar un examen sobre electrónica, manejo y reglamentación, y pagar unas tasas, el radioaficionado obtiene el permiso para usar emisoras de radio que pueden transmitir prácticamente en cualquier parte del mundo, además de un indicativo que le identifica.

El Cibeista lo tiene más fácil, ya que no necesita licencia pero los aparatos que emiten en Banda Ciudadana tienen un rango de frecuencias más limitado y dependen en mayor medida de las condiciones de propagación.

La comunicación vía radio, principal herramienta de las fuerzas de seguridad y salvamento
Gustavo Rodríguez, presidente de la Unión de Radioaficionados de Asturias, destaca la función de la Red Nacional de Emergencias formada por personal civil.
Además destaca que las comunicaciones vía radio son una herramienta imprescindible para los militares, UME o equipos de salvamento.
La contaminación del espectro radioeléctrico

Jonathan González, radioaficionado asturiano, es informático de profesión y elige el Campus Universitario de Gijón libre de interferencias para explicarnos el funcionamiento de una estación de radio.

Conversar a distancia con otra persona sigue siendo un atractivo irrenunciable para los radioaficionados, incluso en tiempos de redes sociales.
La calidad de las conexiones radioeléctricas ha empeorado en los últimos años debido a la contaminación electromagnética provocada por las luminarias Led. Este tipo de alumbrado es muy ecológico, pero usan fuentes de alimentación que generan interferencias.

En algunos centros urbanos, el uso masivo de estas luminarias bloquea por completo la posibilidad de retransmisiones radiofónicas.
Charlar por radio en tiempos de WhatsApp y Skype

El perfil del radioaficionado actual es variado y está muy condicionado por el tipo de emisora que tiene. Además, a diferencia de la España de los 80, cada vez más las mujeres se incorporan a esta afición.

Ser radioaficionado en esta época es una cuestión de libertad, independencia y cierta nostalgia. Pero también de diversión, pues la Radioafición encierra un extenso abanico de actividades y retos.
Pero charlar es también un uso muy habitual y casi el uso principal de la Radioafición.

63865