La narración de Manu Carreño (SER) del Barça-Sevilla en Mediaset provoca indignación en algunos aficionados



Manu Carreño

En El Periodico de Catalunya se puede leer que: Ya se sabe que en esto del fútbol la alegría, la pasión y los colores van por barrios. Pero parece que también va por canales de televisión.

La retransmisión del emocionante y épico partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey ofrecida por Tele 5 no ha sido del agrado de todos. Al menos de los aficionados barcelonistas que han visto, o mejor oído, cierto partidismo mal disimulado en los comentarios del periodista Manu Carreño, secundado por los exfutbolistas Kiko Narváez y Fernando Morientes, ex Atlético de Madrid y ex Real Madrid, respectivamente.

El presentador de ‘El larguero’ se mostró especialmente ‘puntilloso’ en dos jugadas claves del encuentro: los penaltis.
El Sevilla tuvo su gran oportunidad en el penalti señalado a Mingueza. Si Ocampo marcaba la situación para los azulgranas se volvía complicadísima, pero aún faltaba mucho parido por jugar. Pero eso no pareció importar a un Carreño que lo tenía clarísimo: «Si Ocampos marca el Sevilla jugará la final», afirmaba de una manera un tanto temeraria. Pero tan claro lo tenía el comentarista que en otro momento del partido llegó a decir que el camino de Messi en la competición del KO había llegado a su fin:» Último partido de Messi en Copa».

Y en el posible penalti de Lenglet, no señalado por el árbitro después de que el balón le diera en la mano tras impactar en su pecho, en Tele-5 lo tenían claro: «Para nuestro árbitro de Mediaset sí es penalti» y Carreño apuntillaba, «manos son, pero como unas veces las pitan y otras no, ya no sabemos, pero manos».

En los minutos finales, y con 1-0 en el marcador. el periodista parecía tener claro que el cuadro sevillano conseguiría llegar a la final. Hasta cinco veces repitió “el Sevilla se mete en al final’ en apenas 20 minutos, para remachar en el minuto 90, a la salida de un saque de esquina, “ojo el partido podría acabar después de este córner”.

Ya en el tramo final del tiempo reglamentario, Carreño se aventuró a predecir, o tal vez era un deseo personal, sobre el imposible de una remontada épica en el último minuto: «Ante el Granada lograron remontar el partido en dos minutos, pero hoy está delante el Sevilla, y no todos los días pasan estas cosas», aseguró convencido.

Pero fue especialmente durante la prórroga cuando Carreño se dejó de manías deontológicas y empezó a repetir, como si fuera un mantra salvador, “un gol del Sevilla les mete en la final” .

Tanto fue su insistencia que al final el subconsciente le traiciono, o tal vez fue su antibarcelonismo mal disimulado, porque en el minuto 112, con 3-0 en el marcador y en una jugada por la banda con cierto peligro del cuadro hispalense el periodista volvió a soltar: “Ojo que un gol de los de Julen, nos mete en la final».

63192