“La Cultureta” se despide de Onda Cero



Carlos Alsina

Tal como informa el blog de Gorka Zumeta, Carlos Alsina, y Onda Cero, han decidido cerrar este territorio libérrimo dedicado a la cultura, que todos los viernes abría, con nocturnidad, la cadena de radio de Atresmedia. Una tertulia aparentemente desestructurada, en el que se imponía una imagen de improvisación, perfectamente ensayada y engrasada.

Cada semana, desde hace cuatro temporadas, “La Cultureta” abría sus puertas a los oyentes, con esta introducción: “Estimados pasajeros: este vuelo dispone de cuatro salidas de emergencia, que en ningún caso deben usarse. En caso de pérdida de presión en la cabina, aumenten la ganancia de su aparato de radio. No mejora las cosas, pero distrae. Recuerden que no se permiten destripes, corrillos ni añadidos podcastianos. Y, al aterrizar, olvídelo todo, este es un vuelo clandestino. Nadie sabe”.

La Cultureta”, sí, era un programa ‘clandestino’. Un programa al que algunos bautizarían “de culto”, término que se utiliza cuando no se sabe muy bien cómo definir un programa. Y es que, de alguna manera, “La Cultureta” era un programa indefinible. Y por eso gustó al público que lo seguía: porque lo sentía suyo, porque se identificaba con algunos de los -a menudo- locos comentarios que se reunían ante el micrófono verde de Onda Cero cada noche de viernes.

Pero “La Cultureta” alcanzó una mayor proyección, y resonancia, en el universo podcast. Sus seguidores lo esperaban, lo descargaban, y se lo llevaban para degustarlo. Para disfrutar, congeniar o, abiertamente, discrepar, o insultar a sus contertulios habituales, que cambiaron a lo largo de sus historia, porque la competencia desbarató el casting inicial. Rubén Amón, Rosa Belmonte, JF León, Rodrigo Cortés, Sergio del Molino y Guillermo Altares conformaron el último equipo habitual de “La Cultureta”.

‘La Cultureta’ quiere despedirse con sus oyentes

Fotografía, cine, literatura, viajes, países, televisión, gastronomía, cualquier campo del conocimiento humano servía para enhebrar comentarios brillantes, atractivos, crípticos, sugerentes siempre. Escuchar “La Cultureta” era dejarse llevar, dejarse sorprender. En su penúltimo monólogo introductorio, Carlos Alsina, o Carlos Zúmer, guionista de libro, reconocía que “La Cultureta” era un programa elitista, al alcance de muy pocos oyentes. No abría su arco de acogida a la masa de oyentes, sino que elegía a los más cultos, los únicos que eran capaces de seguirles.

La nueva responsabilidad de Carlos Alsina a partir de septiembre, asumiendo la totalidad del magacine matinal «Más de Uno«, ha hecho que «La Cultureta» deba cerrar sus puertas.

“No sabemos qué será de nosotros en septiembre” -apunta Alsina-. Se refiere a la presunta carta de un oyente que les recrimina la pérdida progresiva de calidad. Y el periodista reconoce que esas críticas, les habían abierto los ojos: “no acertábamos a ver que nos estábamos hundiendo en el fango de la afectación”. Merece la pena escuchar el penúltimo monólogo de “La Cultureta”:

Mañana viernes (20/7) “La Cultureta” cerrará su chiringuito libérrimo. Y está pidiendo epitafios sonoros. Está pidiendo que los oyentes se manifiesten, y sean ellos los que cierren el programa, con sus comentarios, adulatorios o críticos, por qué no. El programa ha puesto a disposición de los oyentes un WhatsApp para enviar las notas de audio, el 609 83 10 34. Así terminará “La Cultureta”: con un número 4/43. «Descanse en paz», termina el tuit. Y nosotros añadimos: “Descanse en paz, de momento”. Siempre nos quedará la esperanza de recuperar el último reducto de la radio inteligente en el que la charla es la reina.

52976