La Asociación de la Prensa de Cádiz entrega el premio Agustín Merello de la Comunicación al director de la Cadena SER Andalucía, Antonio Yélamo

Antonio Yélamo

En una velada de la prensa celebrada en el Castillo de Santa Catalina y repleta de compañeros de profesión, familia y amigos, Yélamo recibió el mayor reconocimiento de la asociación gaditana, que distingue a los periodistas más destacados a nivel nacional, y que va acompañado de un diploma diseñado por Rafael Alberti y una dotación económica de 5.000 euros.

La APC le ha distinguido «por ser un maestro de periodistas». Y porque «su vida ha estado entregada al ejercicio de un periodismo honesto y riguroso. Su humanismo y una trayectoria profesional comprometida con la sociedad y con el oficio le han convertido en un referente y es un compañero imprescindible», apuntó Luis Rossi, uno de los presentadores de la gala, antes de que su compañera en la conducción de la ceremonia, Mirian Peralta, llamase al escenario al premiado y al representante de Unicaja, Javier Vela, junto al hijo de Merello, para que le hiciesen entrega del galardón.
«Estoy muy emocionado y profundamente agradecido», espetó Yélamo al inicio de su discurso para instantes después, en un gesto para hacer partícipes al resto de compañeros de profesión que espectaban a los pies del escenario, reconociese que «se lo merecía», porque no era un reconocimiento solo para él, explicó, «sino un reconocimiento al trabajo que demuestra cada día la familia periodística gaditana en la que me crié como periodista, me desarrollé profesionalmente y en la que se hace, se ha hecho y se hará siempre un buen periodismo».

Nacido en Écija, licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y siempre vinculado a la SER, inició su carrera en Radio Cádiz, a quien agradeció especialmente haber formado parte de su trayectoria. En su discurso reconoció la peculiaridad de la sociedad gaditana, esa que «vive al borde del precipicio, siempre peleando por su futuro y pensando en sus urgencias inmediatas», y quiso reconocer el trabajo que ejercen los profesionales de la comunicación que desarrollan su actividad en Cádiz, porque «están comprometidos no sólo con contar la realidad, sino también tratando de transformarla en la medida de sus posibilidades».

Capítulo aparte dedicó a Agustín Merello, amigo y compañero de profesión, que da nombre a un galardón que fue promovido por Yélamo hace casi 30 años, cuando ejercía la profesión en tierras gaditanas y formaba parte de la junta directiva de la APC. «Él si que fue un maestro para nosotros», aseveró, al tiempo que se dirigió a los familiares del periodista para mostrarles su orgullo por «la trascendencia y el peso que ha ganado el premio, que tiene un nombre mágico», y que ha reconocido a figuras de la talla de Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo, John Carlin, José Saramago o La Casa de los Periodistas de París.
Para finalizar, el recuerdo a otros colegas como Emilio López, Antonio Rivera o Inés Alba antes de agradecer a su familia, a sus amigos y a sus compañeros de profesión, para concluir, con el diploma en alto: «¡Viva Cádiz, viva su gente y vivan los periodistas gaditanos!».

56298

Puedes comentar la noticia

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*