José María García: «Yo quiero mucho a España, y de volver volvería para ayudar a este país»

José Maria Garcia

Fue durante muchos años, décadas atrás, una figura imprescindible del periodismo deportivo y también un leviatán de la radio, en su segunda edad dorada, capaz de hacer temblar muchos cimientos. José María García dejó las ondas hace tiempo, padeció un cáncer del que logró salir adelante, y el propio sistema de los medios cambió mucho en los últimos años. ¿Volvería a dirigir un programa? El periodista asturiano dejó caer que quizá sí, aunque con muchos peros y si se dieran las condiciones adecuadas. Lo hizo en el programa «Oído Cocina», de Carlos Novoa, en la radio pública asturiana destacando, eso sí, que no lo haría para asumir la actualidad deportiva. «Me lo estoy replanteando como periodista de actualidad», señaló García quien insistió en que había aterrizado en el periodismo deportivo «por accidente aunque fue un accidente que duró 40 años». Lo ha recogido F. Sotomontecen La Voz de Asturias.

«No hay nadie imprescidible pero sí hay gente más necesaria. Yo quiero mucho a España, y de volver volvería para ayudar a este país», explicó García quien, en todo caso, apuntó que en sus reticencias pensan muchas cosas. Entre ellas que «mis hijos están triunfando en sus respectivas profesiones y yo ya les he complicado mucho la vida; volver es complicado por ellos». Además, refiriéndose a sí mismo en tercera persona se preguntó si «¿hay una medio un que aguante hoy la indpendencia de García».Y es que el periodista pintó un pànorama desolador de los medios de comunicación, acuciados por las deudas y en un ambiente político que juzga sistemáticamente corrupto y «mediocre».

Echando la vista atrás, García presumió de que, mientras estaba al frente de los micrófonos nadie podía saber de qué equipo de fútbol era, aunque Novoa le dijo «eras del Madrid». «Yo he sido socio del Real Madrid pero cuando he sido periodista no. Han llegado a quemar una imagen mía los Ultra Sur en el Bernabeu porque el presidente de entonces les pagó una millón de pesetas; yo no estaba pero mi hijo se fue llorando», narró el periodista quien también relató que «me declararon persona non grata en el Camp Nou, y fui con más medidas de protección que El Lute». Siguió criticando al Real Madrid contemporáneo de la era de Florentino Pérez, al señalar que sus asambleas se resuelven con aprobaciones del 90% que «son votaciones como con Franco vivo. El Real Madrid de Florentino se ha convertido en eso, en algo vergonzoso y esperpéntico. Un tipo que con dificutad diferencia un balón de una cacerola es director deportivo del Madrid».

El programa, aunque sólo se tocó al final, trata de cocina. García tuvo tiempo se señalar sus platos favoritos, al menos los asturianos: el arroz con leche, el tocinillo de cielo, el pote y la empanada. «Si voy a Asturias, como hice hace dos semanas, y aún saliendo a correr, engordo cuatro kilos».

56837