Jordi Basté seguirá un año más liderando RAC 1 y renueva para el año que viene

Jordi Basté

La temporada 2018-2019, Jordi Basté volverá a estar “fatal, como siempre”. Porque el director y presentador de El món a RAC 1 volverá a dar los “Buenos días Catalunya, bienvenidos al mundo” a los oyentes durante el próximo año. “Día de EGM. Notas de final de curso. Y tengo que decir que nos hemos ganado las vacaciones”. Jordi Basté pronunciaba el miércoles estas palabras después de escucharse las señales horarias de las 8 de la mañana. Pero se quedaba corto. No sólo se ha ganado las vacaciones. También se ha ganado la renovación. Han sido días de felicitaciones y de cifras históricas de la radio en catalán y días de firma de contratos.

RAC 1 vuelve a ser la radio más escuchada de Catalunya, con 892.000 oyentes, con la mejor media de la historia, muy por encima de Catalunya Radio con 614.000 oyentes o la Cadena SER, con 328.000 oyentes. Unas cifras al alcance de pocos, pero todavía más si nos centramos en el programa que dirige y presenta Basté desde el 3 de septiembre del 2007. El món a RAC 1 es el programa más escuchado de Catalunya con 701.000 oyentes y el octavo más escuchado en toda España, mientras El mati de Catalunya Ràdio alcanza 468.000, y Hoy por hoy 203.000. Pero es que los datos directamente son demenciales durante la hora que va de 8 a 9 de la mañana: aquellos 60 minutos de los “apuntes imprescindibles para ir por el mundo” baten récords, siendo seguidos por 393.000 oyentes cada día sólo en aquella hora.

Como cada temporada que acaba, se cernía una sombra gris encima de los estudios de Diagonal. Basté es el buque insignia de la emisora y cada año que pasa, se supera a sí mismo. Pero también está la otra cara de la moneda. Cada año que pasa, hay más probabilidades de que Basté dejara de seguir despertando a Catalunya desde RAC 1, por una cuestión simplemente de paso del tiempo. Y más, con una temporada durísima que acaba de dejar atrás. “Ha sido una temporada larga, agotadora”, reconoce Basté. Una temporada que empezó el 17 de agosto con los atentados de Barcelona y Cambrils. Una temporada que siguió con el 6 y 7 de septiembre con la polémica reforma del reglamento del Parlament, con la protesta popular del 20 de septiembre delante de la conselleria de Economía, con el referéndum del 1 de octubre, con la huelga general del 3 de octubre, con el discurso del Rey de España, con los hechos del Palau de la Generalitat del 25 y 26 de octubre, con la fallida proclamación de la independencia el 27 de octubre, con el encarcelamiento y exilio de la mayoría del gobierno de la Generalitat, con la imputación de los miembros de la mesa del Parlament, con el papel del juez Llarena, con el cambio de gobierno en España con la moción de censura y la presidencia de Sánchez y un largo etcétera… “Y la noticia es que hemos aguantado de pie hasta ahora, y no nos hemos caído”.

En el delantal de agradecimiento por los datos del EGM, Basté se acordó de los oyentes, de las radios de la competencia, de los compañeros de los servicios informativos, de su equipo o de los anunciantes, para hacer bandera de emisora: “la esencia de RAC 1 es un grupo de gente asilvestrada que intenta llegar a todas partes, que gritamos ‘Todos somos 1’ y que llevamos la camiseta, y este es el orgullo de una redacción que une muchas rarezas diversas. Y que dure”. Pues durará, como mínimo, una temporada más. A pesar de que todavía quedan 15 despertadores, el periodista ha asegurado que “nos marcharemos de vacaciones y nos dejaremos en paz mutuamente durante un tiempo, para volver, si Dios quiere, con las pilas cargadas”. Pues Dios ha querido, y él y la dirección de RAC 1 también. Una dirección que sufrió un cambio repentino con la marcha de Eduard Pujol a las listas de JuntsXCat y la llegada de Ramon Rovira, tanto a la radio como a 8TV. En la tele Alfons Arús ya ha dicho adiós y marcha a La Sexta. Retener a Basté en la radio era casi cuestión de estado.

Y no estará solo. La columna vertebral que ha provocado, entre otras cosas, estos registros en el EGM, continuará, con Basté abriendo juego, los Óscars y La segona hora removiéndola a los mediodías, Toni Clapés por las tardes y rematando los fines de semana Xavi Bundó, entre otros nombres ilustres de la emisora. Suponemos que muchos de los tertulianos que hacen el cortado party con Basté también continuarán. Veremos si Rahola se las sigue teniendo con Sardà, Baños con López Alegre o Bernardos con Barberà. Pero, si continúa la “Noemí” de El Corte Inglés y le pregunta “¿Cómo estás, Jordi?” seguro que con la renovación en el zurrón, como mínimo, hoy, podrá responderle aquello que dijo un día en una tertulia: “De puta madre, estoy”.

52786