J.A. Abellán acusa a Giménez Barriocanal de querer hundir a Radio 4G

José Antonio Abellán

José Antonio Abellán ha vuelto a acusar al presidente de COPE Fernando Giménez Barriocanal de montar una persecución sin precedentes en su contra. El locutor ha indicado en su primera rueda de prensa desde que abandonó la emisora de los Obispos, que desde hace siete años el directivo no ha hecho más que dinamitar todas sus aventuras profesionales bajo una sola premisa: “evitar por todos los medios que volviese a coger un micrófono”. El último episodio, según ha denunciado, ha sido el truncado acuerdo comercial de Radio 4G y Mediaset que mantuvo siete meses a la emisora sin cobrar ni un euro por publicidad.

¿Puede un transatlántico comercial como Mediaset estar siete meses vendiendo la publicidad de una pequeña cadena de Radio y no ingresar ni un euro, ni una sola cuña? Parece sorprendente, pero según José Antonio Abellán, ésto es lo que hizo Publimedia (filial de Mediaset para comercializar productos externos) desde abril a octubre de 2016, el tiempo que duró el contrato entre la compañía y Radio 4G. ¿Y qué pasó? Según explica Abellán, a comienzos de 2016 el acuerdo entre las partes estaba cerrado y tras una serie de negociaciones iniciadas por Mediaset sólo faltaba la firma oficial.

Como cuenta el periodista, Mediaset prometió (aunque no por escrito) una facturación mínima anual de dos millones de euros y una serie de sinergias entre las compañías, acuerdos que pasaban entre otras cosas por un programa de Pedro Piqueras en Radio 4G o que la emisora se convirtiese en un altavoz de los informativos de
Telecinco. No obstante, todo comenzó a torcerse en febrero de 2016 cuando Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, exigió paralizar la firma del acuerdo hasta no asegurarse legalmente de que Abellán cediera el control legal y societario de Radio 4G.

Una sorprendente e inusitada exigencia a la que Abellán, según ha contado, cedió por la importancia del contrato para la emisora y por los cuantiosos beneficios económicos que había prometido Mediaset. Finalmente en mayo Abellán logra documentar que ha abandonado la propiedad de la sociedad tras comenzar extraoficialmente el contrato en abril y siempre con exclusividad absoluta y una comisión del 45%, entre primas, rappels y comisiones. Esto significaba que ni siquiera Abellán estaba en condiciones de vender cuñas para su propia emisora.

¿Y qué pasó? Siempre según cuenta Abellán pasaron seis meses y no vieron ni un euro del acuerdo. En octubre se reunió para obtener explicaciones de parte de Salvatore Chiriatti, en ese momento director general comercial de Publiespaña y ahora fuera de la compañía. El directivo le dio largas y le contó que en la compañía estaban en una reestructuración, pero que el dinero ya llegaría, aunque le reconocieron que hasta ese momento no se había vendido un euro de publicidad. Semanas después Abellán recibe otra carta en la que Publiespaña rescindía unilateralmente el contrato porque no habían “sabido comercializar una empresa como la nuestra que carecía de datos de medición”. Ello, a pesar de que a mediados de año Abellán pidió el alta en el EGM y de hecho en diciembre se arrojaron sus primeros datos. Ante esta situación Abellán envió dos burofaxes a Paolo Vasile pidiendo explicaciones. El Consejero Delegado no ha contestado hasta la fecha.

Boicot para hundir a Abellán y a su emisora, Radio 4G

José Antonio Abellán atribuye esta situación, no al mal manejo publicitario de Mediaset, sino a un boicot orquestado por Fernando Giménez Barriocanal, presidente de COPE, para hundirle a él y a su emisora, Radio 4G. De hecho, según cuenta Abellán, el propio Barriocanal reconoció en noviembre de 2016 que él había estado detrás de esta operación y que no cesaría hasta asegurarse que abandonara los micrófonos para siempre. “Retírate del micrófono y en dos años hablamos para recolocarte en un puesto ejecutivo”, son las palabras que según Abellán, le dijo Barriocanal.

De hecho, durante la rueda de prensa en que volvió a reiterar todos los episodios en los que Barriocanal había torpedeado su carrera profesional desde 2010, recordó su frustrado pasdo por La Noria en 2011. Por esas fechas Abellán fue anunciado como invitado estrella de este programa de Telecinco, pero finalmente no apareció según le explicó el propio Vasile en su despacho, porque se lo impidieron desde El Vaticano.

Frente a esto, Abellán se preguntó durante la rueda de prensa qué era lo que sabía Barriocanal de Vasile para que siempre accediese a sus vetos. Y dio alguna pista.
En El Larguero del 6 de marzo de 2005 José Ramón de la Morena cargó contra Vasile y Telecinco amenazándole de revelar secretos si es que finalmente se emitía el programa de Pecado Original con detalles sobre sus supuestos manejos urbanísticos del de Brunete. Finalmente el programa de Telecinco no se emitió y es más, Pecado Original desapareció de antena. “Fernando (Giménez Barriocanal) siempre me comentó que le encantaría tener acceso a ese supuesto material que De la Morena tenía de Vasile”, concluyó enigmático.

Abellán no quiere llevar a COPE ni a Mediaset a los tribunales.

Abellán hizo una revisión cronológica del bloqueo de Barriocanal a la posibilidad de que él pudiese trabajar. Desde la complicada negociación para su salida en la
que según indicó, Barriocanal le prometió en 2010 ser Vicepresidente de COPE con tal de que se alejara del micrófono, una exigencia que venía del propio Manolo Lama al desembarcar a COPE. Siguiendo con el veto en Telecinco, el cierre de Punto Radio tras su acuerdo de alquiler de postes de COPE, hasta la cancelación de un acuerdo de Abellán con 13TV para realizar un programa de televisión que incluso ya estaba financiado.
¿Y ahora qué? Abellán espera que tras hacer públicos todos estos documentos que acreditan sus acusaciones, cese el acoso y derribo de Barriocanal. En cualquier caso dice que no teme represalias legales ni del Presidente de la emisora ni de COPE (“no tienen cojones”), ni tampoco espera abrir causas judiciales en los tribunales (“estoy harto de los juicios”). Abellán solo quiere que le dejen trabajar tranquilo para sacar adelante Radio 4G, un proyecto que reconoce, se vio muy dañado comercialmente tras el episodio de Mediaset, pero que sigue adelante, con la misma ilusión con que fue fundada.

47616