Giménez Barriocanal explica las cuentas de COPE y 13 TV

Carlos Herrera y Fernando Giménez Barriocanal

En la mañana del viernes 13/1, Fernando Giménez Barriocanal ha vuelto a aparecer en los medios de Comunicación explicando las cuentas de la Iglesia. Por tercera vez en lo que va de semana el Vicesecretario Económico de la Conferencia Episcopal y Presidente de 13TV y COPE ha estado esta vez en los micrófonos de la emisora valorando la transparencia de la Iglesia Católica frente a la petición de Podemos de que el Tribunal de Cuentas controle las aportaciones públicas de la institución.
Esta semana Podemos registró la petición y el PSOE y Ciudadanos han apoyando indirectamente la medida, lo que allana bastante el trámite parlamentario. Un debate que sin embargo, se ha adelantado en la prensa. El miércoles en Las Mañanas de Cuatro, el fundador de Podemos Juan Carlos Monedero llevó el tema al terreno de los medios de Comunicación de la Iglesia indicando que “los españoles están financiando esas cuevas de odio que son 13TV o la COPE. La fiscalización serviría para saber adónde van los dineros”.
Por la tarde, Barriocanal contestaba con su habitual pedagogía que la Iglesia “elabora una minuciosa Memoria que deposita anualmente en el Ministerio de Justicia y que está revisada por una firma de auditoría de prestigio internacional”. El Presidente de COPE y 13TV volvía a la carta en una entrevista en ABC publicada el jueves
en la que incidía nuevamente en la transparencia de la Iglesia y en los ahorros que el Estado realizaba asumiendo competencias en la Educación concertada.
Carlos Herrera defendió a COPE frente a Monedero
No obstante, en todas sus comparecencias Barriocanal ha dejado meridianamente claro que la actual transparencia de sus cuentas es suficiente de cara a la opinión pública y que no necesitan de la fiscalización estatal. De hecho, el Presidente de COPE ha dicho que no hay mucha base legal en el hecho de que el Tribunal de Cuentas (de partidas públicas) fiscalice a un organismo que no depende del Gobierno como es la Iglesia.
Pese a ello ha dicho que “la Iglesia está dispuesta a cumplir la legalidad”.
Esta mañana en COPE, y junto a Carlos Herrera en el mismo estudio, Barriocanal ha articulado nuevamente este mismo discurso. Ha defendido la claridad de las cuentas de la Iglesia y de los ingresos que ha recibido a través del IRPF y ha lamentado que se acuse de opacidad y se dañe la imagen de la institución asegurando que “estamos caminando en la línea de la transparencia”.
Barriocanal ha estado junto a un Herrera, que ayer ya cargó duramente contra Monedero por pedir cuentas a COPE y 13 TV llamándole “cretino y mamarracho” y advirtiéndole que “la COPE se financia gracias a sus anunciantes”. Precisamente ante las preguntas del periodista, el Presidente de COPE ha indicado que la Memoria Anual de la Iglesia está colgada en internet y que en ella se explica perfectamente que se ha hecho con los 250 millones de euros recibidos a través de la Renta y a qué se han destinado “además del impacto que tiene eso en la sociedad”.
¿Que pasaría con COPE y 13TV?
Lo que está claro es que Barriocanal ha hecho un gran esfuerzo de Comunicación para explicar en diferentes medios de Comunicación (Radio, Prensa y Televisión) la transparencia de la Iglesia.
Es sin duda un tema muy sensible para la Conferencia Episcopal, porque de la imagen que se proyecte en la opinión pública, dependen en gran medida que aumenten o disminuyan los nueve millones de contribuyentes que han marcado la X de la Iglesia en la última campaña de la Renta.
No obstante, sorprende que la Conferencia y Barriocanal se muestren contrarios a recibir una eventual fiscalización, considerando que ya realizan una labor de explicación de sus cuentas en su Memoria Anual. Y que por tanto, cualquier intervención del Tribunal de Cuentas sería simplemente una auditoría de estas ayudas.
Quienes piden que se fiscalicen los dineros de la Iglesia cifran en 1.745 millones de euros el dinero recibido por la Iglesia entre 2006 y 2014, solo por la vía de la Declaración de la Renta. A esto habría que sumarle otros 5.000 millones por conciertos de Educación y Sanidad.
En principio, las cuentas de COPE y 13TV quedarían excluidas de esta fiscalización porque son empresas privadas, a no ser que la Conferencia Episcopal haya destinado parte de este dinero público a sus medios de Comunicación, algo que en principio no pasaría en COPE ya que es autosuficiente económicamente y se financia con publicidad. En cambio, en el caso de 13TV habría dudas debido el gran desembolso económico que los Obispos han realizado de sus presupuestos en una cadena que ha perdido más de 70 millones de euros en sus seis años de vida.