Gemma Bonet: «Pasar a primera línea en Catalunya Ràdio forma parte de este trabajo»



Gemma Bonet

Pere Mercader le ha entrevistado para naciodigital.cat: La nueva voz del informativo líder de Catalunya Ràdio ha hecho todos los papeles del auca: «Sé muy bien lo que representa para los compañeros estar en la calle trabajando».
Gemma Bonet será la próxima temporada la voz visible del Catalunya Migdía, el informativo radiofónico líder de Catalunya. La radio pública ha optado por aprovechar el «talento interno», escogiendo, tras un proceso de selección, una periodista que hace más de dos décadas trabajando en la casa. Nacida hace 43 años en Vilassar de Dalt, Bonet quiere seguir contando historias, pero las historias de los demás. Desde la modestia de quien sabe de qué habla tiene claro que su vida privada continuará escondida al público. Por ahora, no puede evitar que los gritos de sus hijos se cuelen en nuestra conversación telemática, su primera entrevista, fuera de Catalunya Ràdio, al otro lado del teléfono.
La nueva etapa del informativo, que comenzará el 30 de agosto, contará con un tridente de mujeres completado por Marta Prat, como subeditora, y Marta Carreras, a cargo de la información deportiva. El nuevo Catalunya Migdía, con una mirada continuista pero más femenina, volverá al antiguo horario, de dos a tres, para dar paso a la gran apuesta de la temporada: La Tarda de Catalunya Ràdio con Òscar Fernández y Elisenda Carod al frente.

  • ¿Cómo afrontar el hecho de liderar el informativo con más oyentes de la radio catalana?
  • Con mucho respeto porque Óscar Fernández y Carlos Baraibar, que son los periodistas que me han precedido en la edición de este informativo, dejan el listón muy alto. Tengo mucho respeto pero a la vez mucha ilusión con esta nueva etapa. Sobre todo tengo mucha confianza con los grandes profesionales de esta casa, cuento con el apoyo de toda la redacción de Catalunya Ràdio y Catalunya Informació. No me siento nada sola. Es un trabajo de equipo en el que de alguna manera yo soy la cara visible, o la voz visible, en este caso, pero me siento muy acompañada por todos.
  • Hoy en día Gemma Bonet no es un nombre conocido. ¿Le da respecto pasar a la primera línea de Catalunya Ràdio en lo personal?
  • Se me hace un poco extraño. Es una de las cuestiones que me dan respecto de este nuevo reto porque no estoy acostumbrada a que se centre en mí la tensión, sino a contar historias, la realidad que vivimos, pero todo forma parte de este trabajo y no tendré ningún inconveniente.
  • ¿Cómo ha llegado a presentar y dirigir este espacio?
  • Tenía ganas de dar un paso adelante en la edición de informativos y la ilusión de encarar un nuevo reto. Es la primera vez que me he presentado a un proceso de selección interno de la empresa. En el portal interno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales se publicó una convocatoria para que este lugar quedaba vacante y nos presentamos once candidatos que cumplíamos los requisitos. En el proceso se valora el currículum, la trayectoria y se hace una entrevista personal con la dirección de la emisora.
  • ¿Está preparando un Catalunya Migdía continuista o tiene ganas de romper ciertas rutinas?
  • Un poco de todo. De entrada somos continuistas porque el equipo de Óscar Fernández ha dejado el listón muy alto, funciona muy bien el informativo, y, además, sigue manteniendo el mismo horario. El primer reto es conseguir hacerlo tan bien como ellos lo han hecho. Pero a medida que nos vamos adaptando iremos haciendo nuestro producto, con nuestra huella personal, adaptándolo a la forma de hacer de cada realizador. Poco a poco iremos innovando e incorporando nuevos formatos. Lo que tengo claro es que el Catalunya Migdía yo no tengo que ser la protagonista.
  • Con un equipo de mujeres al frente del espacio, ¿veremos algún cambio con respecto a la perspectiva de género?
  • Seguramente el hecho de que seamos tres mujeres liderando el espacio nos dará una manera de trabajar diferente respecto a nuestros compañeros hombres y esto se acabará viendo en el producto, no como algo positivo o negativo, sino diferente, porque la mirada es diferente . Pero en todo caso, lo que nos guía es el servicio público, el rigor y la profesionalidad del contenido. Estos son los criterios con los que nosotros trabajamos.
  • Ha sido redactora especialista en educación y asuntos sociales en la cadena y responsable de prensa en la Fundación Pere Tarrés, ¿cree que esto se notará con el trato que le daréis a los temas sociales?
  • Posiblemente sí. Siempre he estado muy vinculada a estas cuestiones, pero mi trabajo es explicar toda la realidad, la parte social también, pero me interesan muchísimo otros ámbitos como la cultura o la economía, porque al final es lo que nos mueve, y en esta época de pandemia será uno de los grandes temas de los que tendremos que hablar en el Catalunya Migdía. Los temas de política e internacional también estarán muy presentes, nos dejaremos llevar por lo que nos marque la actualidad.
  • ¿Cómo ve el replanteo de la programación de tarde, apostando para separar absolutamente el informativo del mediodía de otros espacios más de entretenimiento?
  • Con esta decisión lo que se quiere es apostar muy por Óscar Fernández, que ha demostrado una solvencia contrastada haciendo lo que ha hecho hasta ahora. Es una persona que tiene muchos registros y al final no se está dividiendo entre información y entretenimiento, habrá tiempo para todo y se puede hacer una mezcla de todo. Será una apuesta muy buena.
  • ¿Cuál de sus etapas profesionales destacaría en cuanto a aprendizajes?
  • Todas, de todo se aprende, estando al caso. Hasta hoy, cada día estoy aprendiendo. Hasta hace poco estaba compartiendo los sábados y los domingos por la tarde con la gente del Tot Gira y siempre les digo que he aprendido mucho de ellos. Yo quiero aprender de todo y de todos. Empecé en 2000 haciendo el tráfico con el helicóptero que, en ese momento, tenía Catalunya Ràdio sobrevolando las carreteras. Eso sí que fue una escuela ganado, porque arriba de un helicóptero no puede apuntar casi nada en una libreta, si no te mareas. Estábamos siempre sobre la noticia. Fui también enviada especial en Roma, cuando murió Juan Pablo II, con otros compañeros. Fue increíble para aprender a moverme por una ciudad que no conocía y contar historias diferentes cada día.
  • ¿Qué otras tareas has llevado a cabo en Catalunya Ràdio?
  • También cubrí la información de educación cuando Ernest Maragall era el consejero y hice de guionista en El Matí de Catalunya Ràdio en la etapa de Manel Fuentes, debía combinar la parte de informativo estricto con la de magazine. Esto me enseñó mucho en profundidad los diversos registros de la radio. Trabajar con gente de primera línea fue una gran escuela. Hasta hace poco he estado trabajando con Neus Bonet, ex decana del Colegio de Periodistas, de ella también he aprendido muchísimo.
  • ¿Qué virtudes profesionales puede tener que hacer todos los papeles del auca en la radio por ahora dirigir el informativo líder?
  • Va muy bien haber pasado por todas partes porque sé muy bien lo que representa para los compañeros estar en la calle trabajando. He estado mucho tiempo trabajando desde el exterior y haciendo información de todo tipo, esto te permite empatizar con todos ellos y ponerte en su piel. A la hora de hacer un producto, hace que todos hablamos el mismo lenguaje. Hace el trabajo más fácil para todos. Cuando has hecho tantas cosas, sabes lo que significa cada una de estas cosas.
  • Después de tantos meses de pandemia, donde hemos estado muy pendientes de todo lo que pasaba, ¿como cree que la gente debe relacionarse con la información? ¿Estamos demasiado saturados?
  • Seguramente sí, pero yo no soy nadie para decir lo que la gente tiene que hacer. Que cada uno haga lo que le parezca. Nosotros como periodistas debemos explicar la verdad y dar informaciones rigurosas. Seguramente cada persona tiene que hacer su propia dieta informativa, porque si no, a veces, acabas agobiado con tanta información. Quizá no hay que estar tan pendiente de las noticias, pero esto cada uno lo sabe. Nuestra lucha es hacerlo bien.
  • Parece que no es muy amante de expresarse en las redes sociales. ¿Qué uso hará ahora, especialmente de Twitter?
  • Ya lo iremos viendo. No soy muy de redes sociales. Las voy consultando por trabajo, pero no me gusta exponer mi vida privada en las redes. No tengo Instagram. Es mi vida personal, que la separo de la profesional. Las redes las uso para temas profesionales o los que tengo afición como el teatro, también relacionados con el asociacionismo de mi pueblo, pero para poco más. No me encontrará poniendo cosas de mi vida personal y seguramente eso no creo que cambie mucho.
  • Hasta ahora no sabemos mucho de sus gustos personales. De la etapa adolescente, sabemos, sin embargo, que uno de los libros que más le marcó fue Como un Espejismo de Maria Mercè Roca. Para conocerte un poco más ¿nos puedes recomendar algún libro, serie o película para este verano?
  • No estoy acostumbrada a estas preguntas. La parte personal me hace más rubor porque no soy nadie famoso. Ahora estoy viendo Paquita Salas, pero es una serie ya antigua, y también estoy mirando This is Art. Ya ves que en la última de series no estoy muy, pero voy haciendo. No tiene nada que ver una serie con el otro. Una es muy loca y estridente, pero me gusta mucho, y el otro es más familiar. Tema libros, debo confesar que con los dos hijos pequeños no tengo mucho tiempo para leer. De joven era muy lectora, espero poder recuperar mi afición por los libros dentro de un tiempo, ahora se me hace francamente difícil.

65317